De los cla­nes es­co­ce­ses a la tri­bu che­ro­kee

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Po­cos días an­tes de la vi­si­ta de EL PAÍS al ro­da­je de la cuar­ta tem­po­ra­da de Outlan­der el pa­sa­do mar­zo, Glas­gow ha­bía que­da­do in­co­mu­ni­ca­da por una gran tor­men­ta de nie­ve y aún que­da­ba ras­tro de sus efec­tos en las ca­lles. A pe­sar del frío he­la­dor en el ex­te­rior y en los pa­si­llos de los es­tu­dios, en el sa­lón de Lally­broch el am­bien­te es­tá tem­pla­do. “Es­te es uno de los me­jo­res sets, de los más ca­len­ti­tos, in­clu­so de­ma­sia­do, por­que en­cien­den un fue­go, lue­go los fo­cos... y ter­mi­nas co­cién­do­te”, cuen­ta Sam Heug­han, el pro­ta­go­nis­ta de la se­rie, sen­ta­do en el de­co­ra­do don­de tie­nen lu­gar par­te de las en­tre­vis­tas de es­ta vi­si­ta a la que acu­de EL PAÍS, in­vi­ta­do por Mo­vis­tar +.

La cuar­ta en­tre­ga de la pro­duc­ción ba­sa­da en las no­ve­las de Dia­na Ga­bal­don que na­rran la his­to­ria de amor —via­jes en el tiem­po me­dian­te— de una en­fer­me­ra in­gle­sa del si­glo XX y un gue­rre­ro es­co­cés del si­glo XVIII arran­ca ma­ña­na en Mo­vis­tar Se­ries. Aven­tu­ras y he­chos his­tó­ri­cos se mez­clan en una tra­ma que lle­va a sus pro­ta­go­nis­tas a la Amé­ri­ca de las co­lo­nias in­gle­sas, con Clai­re y Ja­mie Fra­ser en la Ca­ro­li­na del Nor­te de 1767, po­cos años an­tes de que es­ta­lle la gue­rra de In­de­pen­den­cia (1775-1783).

La pa­re­ja dis­fru­ta aho­ra de un tiem­po de des­can­so que apro­ve­cha­rá pa­ra bus­car un lu­gar don­de es­ta­ble­cer­se. “Es­ta tem­po­ra­da se cen­tra en lo que sig­ni­fi­ca el ho­gar y la familia”, cuen­ta el guio­nis­ta y pro­duc­tor Matt­hew B. Ro­berts. “Ve­re­mos mo­men­tos de tran­qui­li­dad do­més­ti­ca, una si­tua­ción en la que no he­mos vis­to nun­ca a Ja­mie y Clai­re. Ha si­do ge­nial in­ter­pre­tar esa par­te de la pa­re­ja, es­pe­cial­men­te aho­ra que son más ma­du­ros”, di­ce la ac­triz Cai­trio­na Bal­fe.

La Ca­ro­li­na del Nor­te en la que los pro­ta­go­nis­tas for­man su ho­gar en reali­dad se ha gra­ba­do en tie­rras es­co­ce­sas. “Re­co­rrí Ca­ro­li­na del Nor­te en co­che. Y he vi­vi­do ca­si seis años en Es­co­cia. Y lo creas o no, po­de­mos re­crear Ca­ro­li­na del Nor­te en Es­co­cia muy bien”, ex­pli­ca Ro­berts.

Fo­tos de na­ti­vos ame­ri­ca­nos y de Cai­trio­na Bal­fe ves­ti­da con pie­les de­co­ran las pa­re­des del de­par­ta­men­to de ves­tua­rio. Por- que los pro­ta­go­nis­tas co­no­ce­rán aho­ra a las tri­bus­mohawk y che­ro­kee. “Cuan­do es­tu­ve en Ca­ro­li­na del Nor­te, me en­con­tré con el je­fe de la ban­da orien­tal de in­dios che­ro­kee y con ex­per­tos en la tri­bu, y a al­gu­nos los con­tra­ta­mos co­mo ase­so­res. Tra­ta­mos de ser to­do lo fie­les po­si­ble a esa cul­tu­ra, y lo mis­mo con los mohawks. Holly­wood no siem­pre ha mos­tra­do la cul­tu­ra de los na­ti­vos ame­ri­ca­nos de for­ma sen­si­ble”, di­ce Ro­berts.

En el li­bro Tam­bo­res de oto­ño, el cuarto de la sa­ga Fo­ras­te­ra y cu­ya tra­ma re­co­ge es­ta tem­po­ra­da, Ja­mie Fra­ser des­ta­ca los pa­re­ci­dos en­tre los na­ti­vos ame­ri­ca­nos y los cla­nes es­co­ce­ses, al­go que tam­bién se­ña­la su in­tér­pre­te, Sam Heug­han: “Los va­lo­res que tie­nen son si­mi­la­res, la co­ne­xión con la tie­rra, con las es­ta­cio­nes... Son gen­te gue­rre­ra que se sien­ten des­pla­za­dos. De he­cho, pa­re­ce que en la reali­dad ha­bla­ron mu­cho en­tre sí, tu­vie­ron tra­tos y lle­ga­ron a in­te­grar­se. Hay res­pe­to en­tre ellos”.

La bue­na res­pues­ta de la se­rie le ha per­mi­ti­do re­no­var por dos tem­po­ra­das­más an­tes in­clu­so de es­tre­nar la cuar­ta. ¿Dón­de ra­di­ca el se­cre­to de su éxi­to? “En el co­ra­zón de la se­rie es­tá esa bo­ni­ta his­to­ria as­pi­ra­cio­nal de amor con la que cual­quie­ra pue­de co­nec­tar; es al­go con lo que se sue­ña, se ha ex­pe­ri­men­ta­do, se ha per­di­do... Ade­más es­tá la ac­ción, el dra­ma his­tó­ri­co... Per­mi­te al­go de es­ca­pis­mo, al­go que mu­cha gen­te ne­ce­si­ta hoy. La gen­te es­tá des­co­nec­ta­da unos de otros, la idea de co­mu­ni­dad se es­tá des­mo­ro­nan­do y las se­ries que tie­nen en el cen­tro esa idea de co­ne­xión, la familia y la co­mu­ni­dad, fun­cio­nan por­que es al­go que la gen­te an­he­la”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.