El pre­si­den­te des­pier­ta la ve­na po­lí­ti­ca de Si­li­con Va­lley

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Si­li­con Va­lley ha des­cu­bier­to que pue­de hacer al­go más en las elec­cio­nes de EE UU que po­ner sus he­rra­mien­tas al ser­vi­cio del más lis­to. La vic­to­ria de Do­nal­dT­rump en 2016 mos­tró que las gran­des ideas de co­nec­tar el mun­do y dar alas a la in­for­ma­ción te­nían con­se­cuen­cias no desea­das, co­mo las no­ti­cias fal­sas o el uso fraudulento de ba­ses de da­tos pa­ra lan­zar ata­ques po­lí­ti­cos. Has­ta en­ton­ces, Si­li­con Va­lley vi­vía en una bur­bu­ja, ima­gi­nan­do el fu­tu­ro y mi­ran­do de le­jos a quie­nes no se adap­ta­ban a la nue­va eco­no­mía crea­da por ellos. Ya no.

Es di­fí­cil exa­ge­rar la bur­bu­ja en la que vi­ven los crea­do­res de las ma­ra­vi­llas que lle­va­mos en el bol­si­llo. De los cin­co có­di­gos pos- ta­les más ri­cos del país, dos es­tán en el co­ra­zón de Si­li­con Va­lley, en Ca­li­for­nia. Son el 94027 y el 94301, que com­pren­den las lo­ca­li­da­des de Pa­lo Al­to y At­her­ton. El in­gre­so me­dio de las fa­mi­lias su­pera los 300.000 dó­la­res al año. El 80% de sus ha­bi­tan­tes tie­ne es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios. Aquí vi­ven al me­nos tres mil­mi­llo­na­rios: Larry Pa­ge, de Goo­gle; Lau­re­ne Po­well Jobs, viu­da del fun­da­dor de Ap­ple, y Mark Zuc­ker­berg, con­se­je­ro de­le­ga­do de Facebook.

En el cen­tro de Pa­lo Al­to no se ven gran­des mu­ros, ni man­sio­nes, ni co­ches os­ten­to­sos. La éli­te de la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca es­ca­pa a to­dos los es­te­reo­ti­pos de mi­llo­na­rios. Se mue­ven en bi­ci, visten za­pa­ti­llas y ca­mi­se­ta, se sa­lu­dan por la ca­lle y sa­len a hacer la compra. La al­cal­de­sa, Liz Kniss,di­ce que “la gen­te de la tec­no­lo­gía es di­fe­ren­te”. “Vi­ven en cier­ta ma­ne­ra en otro­mun­do, el de la crea­ción, el fu­tu­ro y el éxi­to”, apun­ta.

Has­ta aho­ra, la mo­vi­li­za­ción po­lí­ti­ca de los ha­bi­tan­tes de es­te rin­cón del país se li­mi­ta­ba a man­te­ner su pue­blo co­mo una pos­tal. “Aquí se crea el fu­tu­ro, el pre­sen­te se ha­ce en otro si­tio”, se­ña­la An­to­nio Ji­mé­nez, un eje­cu­ti­vo es­pa­ñol de már­ke­ting que vi­ve y tra­ba­ja en el va­lle con su

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.