El sis­te­ma de los ERE fue “to­tal­men­te opa­co”, se­gún la fis­ca­lía

El País (1ª Edición) - - PORTADA - De 741 a 680 mi­llo­nes

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción re­cri­mi­nó ayer a la an­ti­gua cú­pu­la de la Jun­ta de An­da­lu­cía pro­ce­sa­da en el jui­cio de la pie­za po­lí­ti­ca de los ERE que en el año 2000 crea­ra un sis­te­ma de ayu­das pú­bli­cas “to­tal­men­te opa­co”, al mar­gen “de los ciu­da­da­nos” y de los con­tro­les fi­ja­dos por la In­ter­ven­ción Ge­ne­ral. El ob­je­ti­vo era con­ce­der sub­ven­cio­nes sin las tra­bas ad­mi­nis­tra­ti­vas que ha­bían ra­len­ti­za­do la lle­ga­da del di­ne­ro a las em­pre­sas en cri­sis, se­gún la te­sis del mi­nis­te­rio pú­bli­co, que ayer con­ti­nuó con su in­for­me fi­nal tras ca­si un año de jui­cio. “Fue una de­ci­sión po­lí­ti­ca (...). Es­tá acre­di­ta­do que [los 21 ex­car­gos pro­ce­sa­dos] ac­tua­ron a sa­bien­das de su in­jus­ti­cia (...). La con­ti­nui­dad de­lic­ti­va que­da pro­ba­da por el me­ca­nis­mo usa­do des­de el año 2000 has­ta el 2009”, sub­ra­yó el fis­cal.

“Las an­sias de agi­li­dad y ra­pi­dez eli­mi­na­ron to­dos los me­ca­nis­mos de con­trol es­ta­ble­ci­dos” pa­ra con­ce­der sub­ven­cio­nes has­ta el año 2000, se­gún An­ti­co­rrup­ción. Pa­ra el mi­nis­te­rio pú­bli­co, la fi­na­li­dad del cam­bio de pro­ce­di­mien­to pa­ra pa­gar las an­ta­ño de­no­mi­na­das “sub­ven­cio­nes ex­cep­cio­na­les” era ace­le­rar pa­gos y evi­tar a la In­ter­ven­ción Ge­ne­ral.

Pa­ra ilus­trar el mo­dus ope­ran­di ale­ja­do del pro­ce­di­mien­to es­ta­ble­ci­do, la fis­ca­lía re­cor­dó una fra­se in­clui­da en el su­ma­rio y atri­bui­da al ex­di­rec­tor de Tra­ba­jo Juan Már­quez, en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos, en un diá­lo­go con un em­pre­sa­rio: “Pri­me­ro el di­ne­ro y lue­go los pa­pe­les”. Ayer la fis­ca­lía re­du­jo la su­pues­ta mal­ver­sa­ción a 680 mi­llo­nes tras eli­mi­nar el ejer­ci­cio del año 2010 de su ci­fra ini­cial atri­bui­da al fon­do: 741 mi­llo­nes. An­ti­co­rrup­ción con­si­de­ra que la an­ti­gua cú­pu­la de la Jun­ta di­se­ñó un sis­te­ma pa­ra con­ce­der sub­ven­cio­nes a em­pre­sas afi­nes al PSOE en­tre 2001 y 2009. Las de­fen­sas nie­gan la ma­yor y re­sal­tan que el Par­la­men­to apro­bó con trans­pa­ren­cia año tras año el fon­do pa­ra em­pre­sas en cri­sis.

An­ti­co­rrup­ción acha­có a los pro­ce­sa­dos, en­tre ellos los ex­pre­si­den­tes an­da­lu­ces Ma­nuel Cha­ves y Jo­sé An­to­nio Gri­ñán, ha­ber di­se­ña­do el sis­te­ma de pa­gos: “No exis­te la más mí­ni­ma du­da de que el me­ca­nis­mo de mo­vi­li­za­ción de fon­dos ha per­mi­ti­do que di­chos fon­dos se de­di­ca­ran a otros fi­nes ale­ja­dos del in­te­rés pú­bli­co. Y esa si­tua­ción era co­no­ci­da y bus­ca­da por los en­cau­sa­dos. No se pue­de ale­gar des­co­no­ci­mien­to”, re­pro­bó ayer el fis­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.