El PP libra a Bo­rrell de ser re­pro­ba­do por el Se­na­do

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Sen­ti­do de Es­ta­do

El gru­po po­pu­lar li­bró ayer al mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res, Jo­sep Bo­rrell, de con­ver­tir­se en el se­gun­do miem­bro del Go­bierno de Pe­dro Sán­chez re­pro­ba­do por el Par­la­men­to, des­pués de que lo fue­ra a pri­me­ros de oc­tu­bre la ti­tu­lar de Jus­ti­cia, Do­lo­res Del­ga­do. El PP, con ma­yo­ría ab­so­lu­ta en el Se­na­do, se opu­so a la mo­ción del Par­tit De­mò­cra­ta de Ca­ta­lun­ya (PDeCAT) que pedía la di­mi­sión de Bo­rrell o su des­ti­tu­ción por la ven­ta de ac­cio­nes de Aben­goa.

La mo­ción con­tó con el apo­yo de los se­na­do­res na­cio­na­lis­tas ca­ta­la­nes y vas­cos (PNV y ERC, ade­más del PDeCAT), lo que lle­vó al por­ta­voz so­cia­lis­ta, el ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na Jo­sé Mon­ti­lla, a con­cluir que el pro­ble­ma no era la ges­tión em­pre­sa­rial del mi­nis­tro ni tam­po­co su po­lí­ti­ca ex­te­rior, sino el he­cho de que de­fien­da la uni­dad de Es­pa­ña sien­do ca­ta­lán. “A us­te­des el mi­nis­tro no les gus­ta por­que les re­cuer­da que no re­pre­sen­tan al pue­blo de Ca­ta­lu­ña sino so­lo a una par­te, una par­te muy im­por­tan­te, pe­ro una par­te”, afir­mó.

La por­ta­voz del PDeCAT, Mar­ta Pas­cal, ase­gu­ró que la pe­ti­ción de ce­se era una cues­tión de “éti­ca y no de ideo­lo­gía” y la ba­só en la san­ción que le ha im­pues­to la Co­mi­sión Na­cio­nal del Mer­ca­do de Va­lo­res (CNMV) por ven­der un pa­que­te de ac­cio­nes de Aben­goa va­lo­ra­do en 9.030 eu­ros en no­viem­bre de 2015, po­cos días an­tes de que la com­pa­ñía, de cu­yo Con­se­jo de Ad­mi­nis­tra­ción for­ma­ba par­te, pre­sen­ta­ra un pre­con­cur­so de acree­do­res. Sin em­bar­go, el por­ta­voz de ERC, Jor­di Mar­tí, re­cri­mi­nó a Bo­rrell su ac­ti­vis­mo en con­tra del in­de­pen­den­tis­mo, des­de su par­ti­ci­pa­ción en la ma­ni­fes­ta­ción de So­cie­tat Ci­vil Ca­ta­la­na en Bar­ce­lo­na en oc­tu­bre del año pa­sa­do has­ta la re­ti­ra­da del es­ta­tu­to diplomático al de­le­ga­do de Flan­des. “Nun­ca ten­dría que ha­ber si­do nom­bra­do mi­nis­tro de Ex­te­rio­res”, con­clu­yó. El por­ta­voz del PP en el Se­na­do, Ig­na­cio Co­si­dó, ade­lan­tó que su gru­po vo­ta­ría en con­tra de la re­pro­ba­ción del mi­nis­tro por “sen­ti­do de Es­ta­do” y por “man­te­ner la uni­dad de las fuer­zas cons­ti­tu­cio­na­lis­tas”, a pe­sar de que te­nía, ase­gu­ró, “mu­chos mo­ti­vos pa­ra cri­ti­car­le” y le pi­dió “ma­yor con­tun­den­cia, firmeza y de­ter­mi­na­ción” pa­ra de­fen­der a Es­pa­ña fren­te al desafío so­be­ra­nis­ta en el ex­te­rior.

Fi­nal­men­te, la mo­ción fue de­rro­ta­da por 23 vo­tos a fa­vor (PDeCAT, ERC, EH Bil­du y PNV), 206 en con­tra (PP, PSOE y Ciu­da­da­nos) y 20 abs­ten­cio­nes de Po­de­mos y Com­pro­mís.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.