Un hom­bre de con­fian­za del PP pa­ra con­tro­lar el vol­cán

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Ma­nuel Mar­che­na (Las Pal­mas de Gran Ca­na­ria, 59 años) em­plea­ba un sí­mil en los úl­ti­mos me­ses pa­ra re­fe­rir­se a la si­tua­ción que se vi­vía en el Tri­bu­nal Su­pre­mo, que ha aca­pa­ra­do el pro­ta­go­nis­mo­con asun­tos co­mo la in­ves­ti­ga­ción del pro­cés o el con­flic­to so­bre el im­pues­to hi­po­te­ca­rio: “Es co­mo es­tar en­ci­ma de un vol­cán, que a ve­ces es­tá tran­qui­lo pe­ro siem­pre es­tá la­ten­te y, en cual­quier mo­men­to, pue­de es­ta­llar”. Si sa­le ade­lan­te el pac­to al­can­za­do en­tre el PSOE y el PP, a Mar­che­na le to­ca­rá po­ner­se al fren­te de ese vol­cán y fre­nar, en lo po­si­ble, nue­vas erup­cio­nes.

Al­gu­nos de los es­ta­lli­dos más so­na­dos han lle­ga­do, ade­más, pro­ce­den­tes de la Sa­la de lo Pe­nal, que él di­ri­ge des­de oc­tu­bre de 2014. Los más re­cien­tes, la cau­sa por re­be­lión con­tra los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas o el re­cha­zo a in­ves­ti­gar a Pa­blo Ca­sa­do por su más­ter. Pe­ro Mar­che­na cuen­ta a su fa­vor con un co­no­ci­mien­to am­plio de la tras­tien­da de la jus­ti­cia que, se­gún al­gu­nas vo­ces con­sul­ta­das, pue­de ser­le útil pa­ra po­ner or­den en un Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial (CGPJ) y un tri­bu­nal muy des­gas­ta­dos.

Co­mo Carlos Les­mes, al que el nue­vo can­di­da­to sus­ti­tui­rá al fren­te del Con­se­jo si fruc­ti­fi­ca el pac­to, Mar­che­na es fis­cal de ca­rre­ra. Apro­bó la opo­si­ción en 1985 y se es­tre­nó en la Au­dien­cia Te­rri­to­rial de Las Pal­mas. Ya en Ma­drid, ocu­pó su pri­mer pues­to de res­pon­sa­bi­li­dad en 1992 en la Se­cre­ta­ría Téc­ni­ca de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do (prin­ci­pal ór­gano ase­sor del fis­cal je­fe) y en 2003, de la mano del con­ser­va­dor Je­sús Car­de­nal co­mo fis­cal ge­ne­ral, fue as­cen­di­do a je­fe de es­ta Se­cre­ta­ría, lo que le con­vir­tió en el fis­cal de Sa­la más jo­ven en la his­to­ria de es­ta ins­ti­tu­ción.

En 2004, tras la lle­ga­da al Go­bierno de José Luis Za­pa­te­ro, Mar­che­na se in­cor­po­ró co­mo fis­cal al Su­pre­moy en 2007 fue nom­bra­do ma­gis­tra­do de la Sa­la de lo Pe­nal. Pa­ra en­ton­ces ya era con­si­de­ra­do uno de los hom­bres de con­fian­za del PP en la cú­pu­la ju­di­cial y su nom­bre fue pro­pues­to por la for­ma­ción con­ser­va­do­ra pa­ra di­ri­gir el CGPJ y el Su­pre­mo en 2013, cuan­do Mariano Ra­joy go­ber­na­ba con ma­yo­ría ab­so­lu­ta. Pe­ro, se­gún las fuentes con­sul­ta­das, el PSOE no lo acep­tó y los po­pu­la­res cam­bia­ron su nom­bre por el de Carlos Les­mes.

Co­mo ma­gis­tra­do ra­so de la Sa­la de lo Pe­nal, Mar­che­na for­mó par­te del tri­bu­nal que con­de­nó a Bal­ta­sar Gar­zón por las es­cu­chas del ca­so Gür­tel y ar­chi­vó por pres­crip­ción (re­ba­sar el pla­zo le­gal pa­ra per­se­guir el de­li­to) la cau­sa con­tra es­te ma­gis­tra­do por el co­bro de unos cur­sos en Nue­va York.

Su nom­bra­mien­to en 2014 co­mo pre­si­den­te de es­ta sa­la es­tu­vo sal­pi­ca­do de po­lé­mi­ca. Fue una de las pri­me­ras ma­nio­bras que se le atri­bu­ye­ron a Les­mes al fren­te del Po­der Ju­di­cial pa­ra in­ten­tar con­tro­lar las sa­las más es­tra­té­gi­cas. Mar­che­na com­pi­tió pa­ra el car­go con otros dos ma­gis­tra­dos (el ex fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do Cán­di­do Con­de-Pum­pi­do y Miguel Colmenero) que con­ta­ban con más años de ex­pe­rien­cia, pe­ro se im­pu­so a ellos gra­cias al apo­yo de los vo­ca­les con­ser­va­do­res y del pro­pio Les­mes. El nue­vo pre­si­den­te con­tó ade­más en­ton­ces con otro vo­to a fa­vor que aho­ra re­sul­ta pa­ra­dó­ji­co: el de Mer­cè Pi­gem, miem­bro del Con­se­jo a pro­pues­ta de CiU. Pi­gem di­mi­tió a fi­na­les de 2014 tras ser iden­ti­fi­ca­da en­tran­do des­de An­do­rra con 9.500 eu­ros en efec­ti­vo.

Du­ran­te su eta­pa al fren­te de la Sa­la de lo Pe­nal, el Su­pre­mo im­pu­tó en el ca­so de los ERE frau­du­len­tos de An­da­lu­cía a los ex­pre­si­den­tes Ma­nuel Cha­ves y José Antonio Griñán, que tu­vie­ron que aban­do­nar la po­lí­ti­ca. Iña­ki Ur­dan­ga­rin y Ro­dri­go Ra­to aca­ba­ron en la cár­cel al re­cha­zar­se sus re­cur­sos con­tra las sen­ten­cias que les con­de­na­ron por co­rrup­ción. Co­mo pre­si­den­te ha te­ni­do una par­ti­ci­pa­ción muy ac­ti­va en las cau­sas abier­tas con­tra los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas. En fe­bre­ro de 2017 pre­si­dió el tri­bu­nal y re­dac­tó la sen­ten­cia que con­de­nó a 13 me­ses de in­ha­bi­li­ta­ción al ex­con­se­je­ro de la Pre­si­den­cia Fran­cesc Homs por la con­sul­ta in­de­pen­den­tis­ta del 9 de no­viem­bre de 2014. Y en no­viem­bre de ese mis­mo año, fir­mó el au­to que ad­mi­tió a trá­mi­te la que­re­lla por re­be­lión pre­sen­ta­da por el en­ton­ces fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do, José Ma­nuel Ma­za, con­tra los miem­bros de la Me­sa del Par­la­ment que ha­bían per­mi­ti­do tra­mi­tar las re­so­lu­cio­nes in­de­pen­den­tis­tas. Pos­te­rior­men­te, se unió a la cau­sa del al­to tri­bu­nal la que se ins­truía en la Au­dien­cia Na­cio­nal con­tra Car­les Puig­de­mont y to­do su Go­vern.

Mar­che­na no ha for­ma­do par­te de la ins­truc­ción de la cau­sa con­tra los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas por los acon­te­ci­mien­tos del 1-O, que ha co­rri­do a car­go del ma­gis­tra­do Pa­blo Lla­re­na, pe­ro tam­po­co la ha per­di­do de vis­ta. Aho­ra lo te­nía ya to­do pre­pa­ra­do pa­ra pre­si­dir a prin­ci­pios de 2019 el jui­cio con­tra 18 di­ri­gen­tes in­de­pen­den­tis­tas, pa­ra los que la fis­ca­lía pi­de pe­nas de has­ta 25 años de cár­cel. Si sa­le ade­lan­te el pac­to en­tre el PP y el PSOE, Mar­che­na ya no es­ta­rá al fren­te del tri­bu­nal en ese jui­cio, pe­ro a buen se­gu­ro, se­gún coin­ci­den va­rios ma­gis­tra­dos que han tra­ba­ja­do con él, ten­drá ba­jo con­trol lo que allí ocu­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.