En pe­li­gro de ex­tin­ción.

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Yo era ju­ga­dor y es­ta­ba en Bo­go­tá con­cen­tra­do con la se­lec­ción ar­gen­ti­na. En el lobby del ho­tel ha­bla­ba ani­ma­da­men­te con un ami­go que, de pron­to, en­mu­de­ció con la vis­ta cla­va­da en una es­ca­le­ra. “Mi­rá a Da­niel”, me di­jo, “na­die ba­ja las es­ca­le­ras co­mo él”. Ca­pi­tán de la pri­me­ra se­lec­ción ar­gen­ti­na cam­peo­na del mun­do, Da­niel Pas­sa­re­lla ex­pi­ra­ba una au­to­ri­dad de ca­po ma­fio­so. Que­dan muy po­cos de es­ta es­pe­cie, nin­guno co­mo Ser­gio Ra­mos. Los gran­des lí­de­res tie­nen una se­gu­ri­dad que, de un mo­do que des­co­noz­co, la men­te le trans­mi­te al cuer­po. Ser­gio en­tra al vestuario co­mo si el Real Ma­drid le per­te­ne­cie­ra y al cam­po co­mo si hu­bie­ra in­ven­ta­do el fút­bol. El club le acu­sa de man­dar en ex­ce­so y los ri­va­les de pe­gar en ex­ce­so. Pe­ro cuan­do los nor­ma­les se es­con­den, él desafía al mun­do con un Pa­nen­ka. Su ma­ne­ra de de­cir­nos que el lí­der, ese ideal re­mo­to co­mo un ani­mal mi­to­ló­gi­co, aún exis­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.