Sán­chez ame­na­za con vo­tar con­tra el acuer­do por Gi­bral­tar

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El ma­les­tar es­pa­ñol con el acuer­do del Bre­xit sube de ran­go. El pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sán­chez, ama­gó ayer con vo­tar en con­tra de es­te pac­to, cla­ve pa­ra el fu­tu­ro de la Unión Eu­ro­pea, si no se re­suel­ven las ob­je­cio­nes es­pa­ño­las res­pec­to a Gi­bral­tar. “Si el domingo [el día de la cum­bre ex­tra­or­di­na­ria con­vo­ca­da en Bru­se­las pa­ra apro­bar el di­vor­cio con Reino Uni­do] va el acuer­do de re­ti­ra­da y la de­cla- ra­ción po­lí­ti­ca de fu­tu­ro en los tér­mi­nos que es­tá aho­ra mis­mo, Es­pa­ña vo­ta­rá que no”, anun­ció Sán­chez en un ac­to or­ga­ni­za­do en Ma­drid por la re­vis­ta The Eco­no­mist.

Es la pri­me­ra vez que las au­to­ri­da­des es­pa­ño­las, po­co da­das a man­te­ner pos­tu­ras de bloqueo en la UE, ex­pre­san abier­ta­men­te es­ta po­si­bi­li­dad res­pec­to al Bre­xit. El Go­bierno de Pe­dro Sán­chez se sien­te trai­cio­na­do por un ar­tícu­lo en apa­rien­cia ino­cuo —pe­ro con re­per­cu­sio­nes ju­rí­di­cas pa­ra el en­ca­je eu­ro­peo de Gi­bral­tar— in­tro­du­ci­do a úl­ti­ma ho­ra en la pro­pues­ta de tex­to de re­ti­ra­da que de­be­rían ra­ti­fi­car es­te domingo los je­fes de Es­ta­do y de Go­bierno de la UE. El po­lé­mi­co tex­to alu­de a la re­la­ción fu­tu­ra que de­be­rán pac­tar Bru­se­las y Lon­dres una vez con­clu­ya el pe­rio­do de tran­si­ción tras el Bre­xit y que de­be­rá ne­go­ciar­se “con pleno res­pe­to a los res­pec­ti­vos ór­de­nes legales”. Es­pa- ña in­ter­pre­ta que es­ta ex­pre­sión per­mi­te a Reino Uni­do apli­car cual­quier víncu­lo fu­tu­ro en­tre la UE y Lon­dres a to­dos los te­rri­to­rios in­clui­dos en su or­den constitucional, en­tre ellos Gi­bral­tar. Es­pa­ña re­cha­za que la co­lo­nia for­me par­te de Reino Uni­do.

Con ese es­pí­ri­tu, el Eje­cu­ti­vo re­cha­za cual­quier au­to­ma­tis­mo y exi­ge te­ner la úl­ti­ma pa­la­bra so­bre si Gi­bral­tar se be­ne­fi­cia o no del mar­co ge­ne­ral fu­tu­ro que per­fi­len los so­cios co­mu­ni­ta­rios y sus ex­com­pa­ñe­ros bri­tá­ni­cos. “Los pri­me­ros sor­pren­di­dos so­mos no­so­tros”, en­fa­ti­zó Sán­chez, que es­gri­mió la ac­ti­tud “cons­truc­ti­va y proeu­ro­pea” de­mos­tra­da por Es­pa­ña pa­ra pe­dir com­pren­sión en Bru­se­las.

Po­co des­pués de esas de­cla­ra­cio­nes, el pre­si­den­te ha­bló por te­lé­fono pri­me­ro con el pre­si- den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-Clau­de Junc­ker, y des­pués con el del Con­se­jo, Do­nald Tusk, pa­ra tra­tar de re­con­du­cir la si­tua­ción. Por­que, aun­que téc­ni­ca­men­te so­lo ha­ce fal­ta ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da de los so­cios co­mu­ni­ta­rios pa­ra ra­ti­fi­car el acuer­do, las ins­ti­tu­cio­nes de la UE tan so­lo con­tem­plan el con­sen­so en un asun­to tan crucial. Fuentes de Mon­cloa ase­gu­ran que la dis­cu­sión re­sul­tó po­si­ti­va, pe­ro que aún no se ha ha­lla­do la fór­mu­la pa­ra sor­tear es­te es­co­llo. Sán­chez tam­bién tra­tó de po­ner­se en con­tac­to con la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May.

Más allá de la su­til re­dac­ción de ese ar­tícu­lo del tra­ta­do de re­ti­ra­da bri­tá­ni­ca, a Es­pa­ña le in­co­mo­da el bo­rra­dor so­bre el tex­to de la re­la­ción fu­tu­ra, que acom­pa­ña­rá el acuer­do de re­ti-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.