Sin­ga­pur, el la­bo­ra­to­rio del ta­xi vo­la­dor

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

dad de Avia­ción Ci­vil de Sin­ga­pur pa­ra lle­var a ca­bo sus pla­nes. Su di­rec­tor, Ho Yuen Sang, ase­gu­ró que los Vo­lo­cop­ter tie­nen el po­ten­cial de trans­for­mar la­mo­vi­li­dad y la lo­gís­ti­ca de la ciu­dad. “Es­ta­mos en­can­ta­dos de tra­ba­jar con ellos pa­ra ana­li­zar sus ca­pa­ci­da­des téc­ni­cas y ver has­ta dón­de pue­den lle­gar”, pu­bli­ca el dia­rio is­le­ño The Straits Ti­mes.

Y es que, de­mo­men­to, se tra­ta com­pro­me­ti­do con la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca y atrae de pa­so a em­pre­sas pun­te­ras, ba­se de su mo­de­lo eco­nó­mi­co des­de ha­ce dé­ca­das. De he­cho, la fir­ma ale­ma­na ha di­cho que crea­rá un equi­po de in­ge­nie­ros que ope­ren des­de la is­la y ha ase­gu­ra­do que bus­ca­rá alianzas con pro­mo­to­res in­mo­bi­lia­rios pa­ra desa­rro­llar in­fra­es­truc­tu­ra de apo­yo a las prue­bas. Y se­gun­do por­que, de fun­cio­nar, la cir­cu­la­ción de ta­xis aé­reos en la ciu­dad-Es­ta­do va en lí­nea con el ob­je­ti­vo de Sin­ga­pur de con­tro­lar el trá­fi­co. El país se ha­mar­ca­do co­mo ob­je­ti­vo pre­ser­var el me­dio am­bien­te y vi­gi­lar los atas­cos y la con­ta­mi­na­ción, al­go que has­ta aho­ra ha lo­gra­do con éxi­to, so­bre to­do en con­tras­te con los fre­cuen­tes em­bo­te­lla­mien­tos que pa­de­cen las ca­pi­ta­les de al­gu­nos paí­ses ve­ci­nos, co­mo Ma­ni­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.