Dos pe­rros ma­tan a sus due­ñas en un pue­blo de Ma­drid

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Dos mu­je­res, ma­dre e hi­ja, de 57 y 41 años, fue­ron ha­lla­das muer­tas ayer tras ser ata­ca­das por dos de sus pe­rros en la ur­ba­ni­za­ción Bal­cón del Ta­jo, fue­ra del nú­cleo ur­bano de Col­me­nar de Ore­ja —lo­ca­li­dad de unos 8.000 ha­bi­tan­tes en el su­r­es­te de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid—, se­gún fuentes de Emer­gen­cias Ma­drid. Con es­tas ya son cin­co las per­so­nas que a lo lar­go de 2018 han fa­lle­ci­do en Es­pa­ña por ata­ques de ca­nes.

El ma­ri­do de una de las víc­ti­mas las en­con­tró en el do­mi­ci­lio fa­mi­liar, un cha­lé en el que con­vi­vían con cua­tro pe­rros, y avi­só a emer­gen­cias. Dos de ellos, de la ra­za do­go de Bur­deos, que no fi­gu­ra en el lis­ta­do de ani­ma­les po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos, han si­do los cau­san­tes del ata­que, se­gún las pri­me­ras hi­pó­te­sis. El su­ce­so se pro­du­jo pa­sa­da la una de la tar­de, en la ca­sa si­tua­da en lo al­to de una co­li­na, muy ale­ja­da del res­to de par­ce­las y de la ma­yo­ría de los cha­lés de la ur­ba­ni­za­ción. La Guar­dia Ci­vil in­di­có que los cuer­pos pre­sen­ta­ban mul­ti­tud de mor­de­du­ras.

Los ve­ci­nos de las fa­lle­ci­das no se ex­pli­ca­ban lo su­ce­di­do. “Nos han di­cho que la hi­ja ve­nía a re­co­ger a su ma­dre pa­ra ir al tra­ba­jo, no le co­gía el te­lé­fono y cuan­do ha en­tra­do ha vis­to que le ha­bían ata­ca­do los pe­rros y a con­ti­nua­ción la han agre­di­do a ella”, se­ña­ló Raquel, una ami­ga de la fa­mi­lia que se acer­có a la zo­na en co­che. “Los pe­rros los han cria­do ellos”, aña­dió in­cré­du­la.

El pre­si­den­te de la co­mu­ni­dad de ve­ci­nos, Fran­cis­co García, tam­bién­mos­tró su sor­pre­sa. “Nos he­mos que­da­do alu­ci­na­dos, aquí hay pe­rros pe­li­gro­sos que si te­me­tes te pue­den ata­car. Pe­ro es­tos vi­ven con la fa­mi­lia, es ra­rí­si­mo”, Se­gún su ver­sión, la fa­mi­lia afec­ta­da te­nía va­rios ca­nes: “Hay mu­chos pe­rros y no to­do el mun­do los cui­da bien, ya sa­bes lo que pa­sa con los ani­ma­les si eso ocu­rre”.

La Con­se­je­ría de Me­dio Am­bien­te de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, a re­que­ri­mien­to de la Guar­dia Ci­vil, se in­cau­tó de los dos do­gos y de los otros dos pe­rros y, tras se­dar­los, los tras­la­dó al Cen­tro de Aco­gi­da de Ani­ma­les de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Per­ma­ne­ce­rán en esas ins­ta­la­cio­nes, a la es­pe­ra de las pró­xi­mas di­li­gen­cias que or­de­ne el ins­ti­tu­to ar­ma­do, que aho­ra es el com­pe­ten­te en la cus­to­dia de los ca­nes.

Aun­que la ra­za do­go de Bur­deos no fi­gu­ra en la lis­ta de Pe­rros Po­ten­cial­men­te Pe­li­gro­sos del real de­cre­to de 2002, al­gu­nas co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas o in­clu­so mu­ni­ci­pios sí lo in­clu­yen en sus nor­mas es­pe­cí­fi­cas, in­for­ma Efe. Ha­ce un año, una mu­jer en Ga­li­cia per­dió las dos pier­nas tras un ata­que de un perro de es­ta ra­za.

Los ma­chos de es­ta ra­za so­bre­pa­san los 50 ki­los de pe­so, tie­nen una al­tu­ra de en­tre 60 y 68 cen­tí­me­tros y se in­clu­yen en el gru­po de “ra­zas gran­des”. De ho­ci­co fuer­te y grue­so aun­que cor­to y con el cue­llo muy an­cho, son muy muscu­losos y se tra­ta de una de las ra­zas­más an­ti­guas de Fran­cia. Rea­li­zan la­bo­res de vi­gi­lan­cia y son po­co so­cia­bles con sus con­gé­ne­res, aun­que no son agre­si­vos. Ade­más de guar­dia­nes, son tam­bién pe­rros de com­pa­ñía. La ra­za no de­be con­fun­dir­se con la de los do­gos ar­gen­ti­nos, usa­dos co­mo pe­rros de ca­za ma­yor en­tre otros co­me­ti­dos, y que han pro­ta­go­ni­za­do va­rios ata­ques a per­so­nas en las úl­ti­mas dé­ca­das.

Los ata­ques de ca­nes han pro­vo­ca­do en 2018 la muer­te en ene­ro de un ve­cino de 70 años de Vall d’Ui­xó (Cas­te­llón) que fue agre­di­do en su fin­ca agrí­co­la por un gru­po de en­tre tres y cua­tro pe­rros. En julio, ha­lla­ron el ca­dá­ver de un hom­bre en es­ta­do de des­com­po­si­ción par­cial­men­te de­vo­ra­do por sus pe­rros en una vi­vien­da del mu­ni­ci­pio de Nu­les (Cas­te­llón). Por úl­ti­mo, en ese mis­mo mes fa­lle­ció un hom­bre de 87 años en Sie­ro (As­tu­rias) al ser ata­ca­do por seis pe­rros pro­pie­dad de un ve­cino al que fue a vi­si­tar. Un cálcu­lo he­cho por la agen­cia Efe ele­va a 18 los muer­tos por es­te ti­po de ata­ques des­de 2010.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.