Hän­sel llo­ra, y no Gretel, en las au­las de Na­va­rra

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Blan­ca­nie­ves no te­nía la obli­ga­ción de lim­piar la ca­sa de los enani­tos. Pu­do se­rHän­sel y no Gretel quien llo­ró al ver­se per­di­do en el bos­que. O, qui­zá, la Si­re­ni­ta no ne­ce­si­ta­ba es­tar enamo­ra­da pa­ra que­rer sa­lir del mar y ser in­de­pen­dien­te. Es­tas son al­gu­nas de las ideas que a las 15 alum­nas —so­lo hay dos chi­cos—, de la Es­cue­la de Edu­ca­do­res de Pam­plo­na se les han ocu­rri­do pa­ra ver­sio­nar los cuen­tos clá­si­cos y ha­cer de ellos na­rra­cio­nes más in­clu­si­vas.

Es­te mó­du­lo de FP, don­de se pre­pa­ra a los fu­tu­ros edu­ca­do­res, si­gue las di­rec­tri­ces del Plan de Coedu­ca­ción (2017-21) pa­ra los cen­tros y co­mu­ni­da­des edu­ca­ti­vas de Na­va­rra, más co­no­ci­do co­mo Sko­lae. El pro­gra­ma lo apro­bó el año pa­sa­do el Go­bierno de la co­mu­ni­dad (Ge­roa Bai, EH Bil­du, Po­de­mos e Iz­quier­da-Ez­ke­rra), con el ob­je­ti­vo, di­cen, de edu­car en igual­dad, y ha sus­ci­ta­do nu­me­ro­sas crí­ti­cas por par­te de la opo­si­ción, li­de­ra­da por Unión del Pue­blo Na­va­rro (UPN), el PP, y de la Con­ca­pa (con­fe­de­ra­ción ca­tó­li­ca de pa­dres de alum­nos). Ja­vier Esparza, por­ta­voz de UPN en el Par­la­men­to de Na­va­rra, in­sis­te en que des­de su par­ti­do es­tán a fa­vor de una educación igua­li­ta­ria, pe­ro no de una que fo­men­te “un pen­sa­mien­to úni­co y no sea con­sen- sua­da co­mo la que pro­mue­ve el Go­bierno”. Con­ca­pa tam­bién pre­sen­tó un re­cur­so en oc­tu­bre pa­ra que Sko­lae no fue­se obli­ga­to­rio.

El pun­to más cri­ti­ca­do por UPN y PP es el que alu­de a la “cu­rio­si­dad se­xual y jue­gos eró­ti­cos in­fan­ti­les”. En es­te ca­so, la je­fa de Igual­dad de­fien­de que es im­por­tan­te que los ni­ños ha­blen y co­noz­can una par­te de su desa­rro­llo. “El pro­gra­ma gi­ra al­re­de­dor de los jue­gos eró­ti­cos o se­xua­les, pe­ro no co­mo los con­ce­bi­mos las per­so­nas adul­tas. Se ha­bla de lo que se pue­de ha­cer o no en pú­bli­co, y ayu­da a per­ci­bir con­duc­tas inapro­pia­das pa­ra evi­tar abu­sos. Los ni­ños se to­can, co­mo los adul­tos, pe­ro el pro­gra­ma no in­ci­de en eso, sino en co­no­cer es­ta par­te del desa­rro­llo. Sin cen­su­ra”, sos­tie­ne Ma­yo.

Pa­ra que los ni­ños crez­can sin es­tos ro­les de gé­ne­ro, la Es­cue­la In­fan­til Ama­lur, en Vi­lla­va, por ejem­plo, tie­ne en cla­se dis­fra­ces y jue­gos que los alum­nos usan sin im­por­tar­les si, en teo­ría, son de ni­ño o de ni­ña. Los alum­nos del IES Itu­rra­ma ana­li­zan anun­cios se­xis­tas y em­plean en los pro­ble­mas de ma­te­má­ti­cas es­ta­dís­ti­cas que mues­tran la de­sigual­dad que exis­te en el re­par­to de las ta­reas do­més­ti­cas en ca­sa. Oen la Es­cue­la In­fan­til San­ta Te­re­sa de­co­ran la cla­se con fo­to­gra­fías de pa­dres en­car­gán­do­se del cui­da­do de sus hi­jos pa­ra rom­per con el es­te­reo­ti­po de que el cui­da­do so­lo de­pen­de de la ma­dre.

La úl­ti­ma am­po­lla que el pro­gra­ma ha le­van­ta­do en la opo­si­ción ha­ce re­fe­ren­cia al aná­li­sis en el au­la de can­cio­nes de di­fe­ren­tes gru­pos por con­si­de­rar­las ma­chis­tas. Pi­lar Ma­yo, je­fa de Igual­dad y Con­vi­ven­cia de la co­mu­ni­dad, ex­pli­ca: “El pro­gra­ma pro­po­ne una se­rie de ma­te­rial que los pro­fe­so­res pue­den uti­li­zar o no, pe­ro no se ha prohi­bi­do na­da, co­mo di­cen. No se tra­ta de cen­su­rar es­tas can­cio­nes, sino de ana­li­zar­las y en­ten­der lo que di­cen sus le­tras”. La fi­cha, ti­tu­la­da No­me can­tes vio­len­cias pro­po­nía el aná­li­sis de le­tras que “pro­mue­ven se­xis­mo”, se­gún el tex­to, co­mo: Sin ti no soy Na­da, de Ama­ral, Con­ti­go, del Can­to del lo­co, To­da de Ma­lú y En la ca­ma, de Daddy Yan­kee.

Ma­yo, que fue una de las ex­per­tas que par­ti­ci­pó en la ela­bo­ra­ción del pro­gra­ma, in­sis­te en que otras co­mu­ni­da­des, co­mo Ca­na­rias, ya ha­bían desa­rro­lla­do pro­pues­tas pa­re­ci­das y se­ña­la que las crí­ti­cas pue­den es­tar mo­ti­va­das por el in­te­rés po­lí­ti­co de la opo­si­ción an­te las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas de ma­yo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.