Por qué Fran­co te­nía mie­do a los tre­nes

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

ten­cia. En 2011, en Bur­gos, los téc­ni­cos de Aran­za­di abrie­ron una fo­sa con 59 cuer­pos. El ofi­cio de las víc­ti­mas hi­zo que se co­no­cie­ra co­mo “la fo­sa de los fe­rro­via­rios”.

La dic­ta­du­ra lle­gó a crear una po­li­cía es­pe­cí­fi­ca pa­ra ha­cer in­for­mes de los em­plea­dos del sec­tor fe­rro­via­rio y de­tec­tar así po­si­bles opo­si­to­res. “Se in­fil­tra­ban en las plan­ti­llas pa­ra es­piar­les, con­tro­lar sus amis­ta­des y mo­vi­mien­tos y ela­bo­ra­ron ex­ce­den­cia for­zo­sa. So­lo po­dían vol­ver si el ma­ri­do mo­ría, que­da­ba in­ca­pa­ci­ta­do o ha­bía una se­pa­ra­ción de la que ellas no fue­ran las cul­pa­bles”, ex­pli­có su hi­ja, Gabriela Ca­ñas. En 1983, Ma­ri­na Pi­ta de la Ve­ga re­cu­pe­ró su pla­za. “Fue la de­mo­cra­cia, y ese ré­gi­men del 78 tan va­pu­lea­do aho­ra el que lo­gró que re­cu­pe­ra­ra su pues­to y los de­re­chos per­di­dos du­ran­te el fran­quis­mo. Esos úl­ti­mos cin­co años que mi ma­dre pu­do tra­ba­jar en Ren­fe fue muy fe­liz”.

El ho­me­na­je que­dó in­mor­ta­li­za­do con una es­cul­tu­ra que des­de ayer re­cuer­da en la es­ta­ción de Ato­cha a los fe­rro­via­rios re­pre­sa­lia­dos por el fran­quis­mo. De­lan­te de la fi­gu­ra, que si­mu­la las vías del tren, Juan Ma­chu­ca qui­so acor­dar­se so­bre to­do de dos mu­je­res: su ma­dre, a la que sus sie­te hi­jos ayu­da­ban tra­tan-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.