Ope­ra­cio­nes es­pe­cia­les con es­pa­da

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

o le pi­llé el pun­to en su mo­men­to a Sa­piens, de Yu­val Noah Ha­ra­ri, pe­ro en cam­bio aho­ra he dis­fru­ta­do mu­chí­si­mo su Ope­ra­cio­nes es­pe­cia­les en la Edad de la ca­ba­lle­ría, que aca­ba de pu­bli­car Edaf. Me atra­jo el tí­tu­lo, cla­ro, y tam­bién el cas­co de la por­ta­da, del ti­po de­no­mi­na­do gran yelmo, heau­me y yelmo ba­rril, igua­li­to a uno que ten­go en ca­sa.

Ha­ra­ri nos sor­pren­de con su li­bro pos­tu­lan­do la exis­ten­cia de ope­ra­cio­nes es­pe­cia­les en el me­dioe­vo, afir­man­do que no son un fe­nó­meno mo­derno y ase­gu­ran­do que ese ti­po de mi­sio­nes fue­ron par­te cen­tral de la gue­rra me­die­val y, pe­se a que po­drían verse pa­ra­dó­ji­ca­men­te co­mo po­co ca­ba­lle­res­cas, dis­fru­ta­ron de una po­pu­la­ri­dad si­mi­lar a la que go­zan en nues­tro tiem­po.

El li­bro es­tá lleno de ejem­plos, desa­rro­lla con gran eru­di­ción y ame­ni­dad el te­ma y da mu­cho que pen­sar. Po­de­mos ima­gi­nar a los tem­pla­rios en Acre pe­lean­do de­ci­si­va­men­te en un pun­to cru­cial de la­mu­ra­lla co­mo los Navy Seals en la Se­gun­da Ba­ta­lla de Fa­llu­jah o los Ran­gers y la Del­ta For­ce en Mogadiscio. En reali­dad, no so­lo los de las ór­de­nes mi­li­ta­res sino ca­da ca­ba­lle­ro me­die­val, que re­pre­sen­ta­ban úni­ca­men­te un pe­que­ño tan­to por cien­to de los ejér­ci­tos de la épo­ca, era una fuer­za es­pe­cial por sí mis­mo: de­di­ca­ba to­da su­vi­daaen­tre­nar­se, con­ta­ba con el­me­jor ar­ma­men­to (in­clui­dos lan­za, es­pa­da, y ar­ma­du­ra), po­seía una gran­mo­vi­li­dad (ca­ba­llo) y es­ta­ba al­ta­men­te­mo­ti­va­do. Po­dría­mos ver a Ivan­hoe co­mo un pro­to­ti­po de com­ba­tien­te de ope­ra­cio­nes es­pe­cia­les. Y a Bois Guil­bert co­mo un ator­men­ta­do Ram­bo del Tem­ple. Es ten­ta­dor en es­ta lí­nea, com­pa­rar a Ro­bin Hood con el as fran­co­ti­ra­dor Ch­ris Ky­le.

To­do es­to son elu­cu­bra­cio­nes mías, cla­ro, por­que lo que ha­ce Ha­ra­ri es mu­cho más se­rio. Des­cri­be nu­me­ro­sos au­da­ces gol­pes de­mano eje­cu­ta­dos por fuer­zas me­die­va­les y apun­ta que se di­ri­gían so­bre to­do a apre­sar enemi­gos, li­be­rar ami­gos (in­clui­das prin­ce­sas), cap­tu­rar for­ta­le­zas o des­truir ins­ta­la­cio­nes del ad­ver­sa­rio.

Ha­ra­ri se de­tie­ne en la ope­ra­ción en­cu­bier­ta pa­ra sal­var al rey Bal­duino cau­ti­vo en el cas­ti­llo de Khart­pert. El gru­po in­fil­tra­do con­si­guió su ob­je­ti­vo, aun­que lue­go no pu­do ser ex­traí­do (por la irri­tan­te ca­ren­cia de he­li­cóp­te­ros en el si­glo XII).

No me cons­ta que Yu­val Noah Ha­ra­ri sea pa­rien­te del le­gen­da­rio Mi­ke Ha­ra­ri, el al­to man­do del Mos­sad que man­dó la uni­dad de re­van­cha con­tra Sep­tiem­bre Ne­gro. Vis­to su li­bro, no me ex­tra­ña­ría na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.