“El su­sa­nis­mo es in­com­pa­ti­ble con el so­cia­lis­mo”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El “te­rri­to­rio” de Te­re­sa Ro­drí­guez (Ro­ta, Cá­diz, 37 años) en el Par­la­men­to an­da­luz es un to­rreón al que se ac­ce­de por un ten­de­de­ro/ins­ta­la­ción en el que cuel­ga una “en­ci­clo­pe­dia” de ca­mi­se­tas reivin­di­ca­ti­vas. Allí ha di­se­ña­do una cam­pa­ña de iz­quier­da y an­da­lu­cis­mo que po­ne en­tre sus ma­nos las lla­ves de la go­ber­na­bi­li­dad, aun­que la can­di­da­ta de Ade­lan­te An­da­lu­cía, cá­li­da y cul­ta en la con­ver­sa­ción, atri­bu­ye la res­pon­sa­bi­li­dad del des­blo­queo a la con­cien­cia de la pre­si­den­ta de la Jun­ta. No se ha­blan, pe­ro es­tán abo­ca­das a en­ten­der­se.

Pre­gun­ta. ¿Qué es el su­sa­nis­mo?

Res­pues­ta. Un PSOE de se­gun­da ge­ne­ra­ción aco­mo­da­do que no ha co­no­ci­do la lu­cha sin­di­cal ni el fran­quis­mo, ale­ja­do de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, sin ideo­lo­gía, que ha abier­to de par en par las puer­tas a la de­re­cha y que habla un len­gua­je que no­so­tros no so­mos ca­pa­ces de en­ten­der. El su­sa­nis­mo es in­com­pa­ti­ble con el so­cia­lis­mo.

P. ¿Ex­clu­ye ese pun­to de vis­ta un acuer­do de in­ves­ti­du­ra y de pro­gra­ma con el PSOE?

R. El acuer­do so­lo puede pro­du­cir­se en la con­ver­gen­cia de las pro­pues­tas y de los pro­gra­mas. De­pen­de­rá de dón­de quie­re el PSOE si­tuar la po­lí­ti­ca so­cial, la edu­ca­ción, el em­pleo. Po­de­mos en­ten­der­nos con los so­cia­lis­tas si an­te­po­nen la agen­da so­cial y las ver­da­de­ras ne­ce­si­da­des de los an­da­lu­ces a su pro­pia su­per­vi­ven­cia. En es­tos tres años y me­dio he­mos es­ta­do en la opo­si­ción por­que el su­sa­nis­mo se pa­re­ce al so­cia­lis­mo lo que un hue­vo a una cas­ta­ña.

P. ¿Es ve­ro­sí­mil que us­te­des con­di­cio­nen el apo­yo al PSOE al sa­cri­fi­cio de Su­sa­na Díaz?

R. Da­ría igual. El su­sa­nis­mo so­bre­vi­ve a la pro­pia Su­sa­na Díaz por­que es con­cep­tual, ge­ne­ra­cio­nal. Es co­mo un jue­go de ma­trios­kas. Si la qui­tas a ella, apa­re­ce una co­pia más pe­que­ña, sea cual sea su sus­ti­tu­to. El su­sa­nis­mo se ha ol­vi­da­do de los tra­ba­ja­do­res, del an­da­lu­cis­mo. El su­sa­nis­mo es un PSOE pro­fe­sio­na­li­za­do, ur­ba­ni­ta, que con­fun­de sis­té­mi­ca y sis­te­má­ti­ca­men­te las ba­rre­ras en­tre el Go­bierno, el par­ti­do y la Ad­mi­nis­tra­ción.

P. No pa­re­ce el es­ce­na­rio pro­pi­cio pa­ra un acuer­do.

R. Es el PSOE el que tie­ne que dar un gi­ro a sus po­lí­ti­cas. El PSOE con­tem­po­rá­neo se ha de­re­chi­za­do. Se ha pues­to al dic­ta­do de Ciu­da­da­nos. Por­que su úni­co mo­tor es la su­per­vi­ven­cia. Y ese mo­de­lo es in­com­pa­ti­ble no ya con no­so­tros sino con las re­cla­ma­cio­nes de los an­da­lu­ces. Su­sa­na Díaz sa­be que el PP es el ad­ver­sa­rio y que no­so­tros so­mos el enemi­go. El bi­par­ti­dis­mo era una so­lu­ción per­fec­ta, pe­ro no­so­tros re­pre­sen­ta­mos una ame­na­za al es­pa­cio con­for­ta­ble que el PSOE creía ga­ran­ti­za­do en la iz­quier­da. Por eso ella tam­bién re­ce­la de no­so­tros.

P. ¿Ten­dría que rec­ti­fi­car en­ton­ces las me­di­das que ya ha apro­ba­do Su­sa­na Díaz con Ciu­da­da­nos? Des­de la su­pre­sión del im­pues­to de su­ce­sio­nes has­ta la po­lí­ti­ca fis­cal.

R. Cla­ro que hay que rec­ti­fi­car la po­lí­ti­ca so­cial y la po­lí­ti­ca fis­cal. No es su­bir los im­pues­tos, sino ha­cer­los re­caer en las ren­tas más ele­va­das. El es­que­ma ac­tual es in­jus­to e in­so­li­da­rio. Te­ne­mos exi­gen­cias muy con­cre­tas. Una de ellas es que el 5% del PIB an­da­luz tie­ne que de­di­car­se a la edu­ca­ción. Ha­brá acuer­do si hay con­sen­so en es­tas me­di­das. R.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.