La ju­ven­tud per­di­da en el tea­tro de la I Gue­rra Mun­dial

El País (1ª Edición) - - PORTADA - De­gra­da­ción mo­ral

“Al fi­nal, las gue­rras so­lo las ha­ce­mos los jó­ve­nes. Las per­de­mos no­so­tros pa­ra que las pue­dan ga­nar ellos”. El la­men­to par­te de un chi­co fran­cés, pe­ro igual po­día ha­ber sa­li­do de la bo­ca de al­gún ale­mán. En un ban­do y en otro, en el ba­rro de las trin­che­ras, los sen­ti­mien­tos se com­par­ten. El in­fierno de hie­lo y muer­te que su­frie­ron mi­les de jó­ve­nes eu­ro­peos en los pri­me­ros años del si­glo XX revive en Ba­rro, el nue­vo es­pec­tácu­lo de La Jo­ven Com­pa­ñía, que se es­tre­na es­ta no­che en los Tea­tros del Ca­nal de Ma­drid.

Pri­me­ra obra de la te­tra­lo­gía Ma­pa de las rui­nas de Eu­ro­pa, es­cri­ta a cua­tro ma­nos por Gui­llem Clua y Nando Ló­pez y di­ri­gi­da por Jo­sé Luis Are­llano, Ba­rro se su­mer­ge en el fren­te de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial pa­ra re­la­tar los in­ter­mi­na­bles me­ses de do­lor y odio de cin­co jó­ve­nes, dos ale­ma­nes y tres fran­ce­ses, en una con­tien­da­ma­si­va en la que dis­pa­ra­ban sin ver al enemi­go. La con- tun­den­cia y frial­dad de la es­ce­no­gra­fía, cin­co gran­des ven­ti­la­do­res me­tá­li­cos y un pa­nel de alu­mi­nio, a mo­do de ma­pa de Eu­ro­pa, con­tras­ta con la hu­ma­ni­dad y el rea­lis­mo de los per­so­na­jes, que van des­gra­nan­do fren­te al pú­bli­co sus ilu­sio­nes ini­cia­les, tam­bién sus du­das, y el des­alien­to atroz al que la vi­da en el fren­te les fue lle­van­do. Un mis­mo es­ce­na­rio com­par­ti­do pa­ra el ba­rro de las trin­che­ras, el hos­pi­tal de cam­pa­ña, los amo­res ocul­tos, la no­che lu­mi­no­sa o las des­ga­rra­do­ras con­fe­sio­nes de esos sol­da­dos en las car­tas en­via­das a sus pa­dres o abue­los. El mar­tes, tras un en­sa­yo, Are­llano ex­pli­ca­ba que Ba­rro sur­ge de la re­fle­xión ins­ta­la­da en La Jo­ven Com­pa­ñía, que con es­ta obra fir­ma su de­ci­mo­ter­ce­ra pro­duc­ción en seis tem­po­ra­das, so­bre quié­nes so­mos, de dón­de pro­ce­den nues­tros mie­dos y las ideo­lo­gías im­pe­ran­tes en Eu­ro­pa. “En es­ta pri­me­ra pie­za de la te­tra­lo­gía que- ría­mos ha­blar, a tra­vés de la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, de la de­gra­da­ción de la mo­ra­li­dad de los in­di­vi­duos y la crea­ción de las co­rrien­tes de pen­sa­mien­to, del na­ci­mien­to del na­zis­mo, el au­ge de los na­cio­na­lis­mos, los po­pu­lis­mos o los ra­di­ca­lis­mos”, di­ce Are­llano. “Una so­cie­dad in­te­lec­tual, crea­do­ra de ideas, pe­ro tam­bién de odios, en la que se ha vi­vi­do el dra­ma de dos gue­rras mun­dia­les pe­ro tam­bién la abo­li­ción de las fron­te­ras, aun­que to­do es­to pa­re­ce tam­ba­lear­se con el Bre­xit y el au­ge de los na­cio­na­lis­mos”, se la­men­ta el di­rec­tor de es­ce­na.

Nando Ló­pez y Gui­llem Clua, dos dra­ma­tur­gos muy vin­cu­la­dos a La Jo­ven Com­pa­ñía, se pro­pu­sie­ron na­rrar có­mo la ju­ven­tud fue la pri­me­ra víc­ti­ma del con­flic­to. “Que­ría­mos una fun­ción in­ti­mis­ta, ale­ja­dos del gran he­cho his­tó­ri­co y cen­trán­do­nos en la vi­ven­cia de los per­so­na­jes, con­tar có­mo sus ideas evo­lu­cio­nan ame­di­da que evo­lu­cio­na el con­flic­to”, apun­ta Ló­pez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.