De Ata­puer­ca al ‘pro­cés’, un país no tan di­fe­ren­te

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Tí­tu­los pro­vo­ca­ti­vos

La his­to­ria de Es­pa­ña co­mo cru­ce de ca­mi­nos con el mun­do. Acon­te­ci­mien­tos ocu­rri­dos en la Pe­nín­su­la que han in­flui­do fue­ra o he­chos in­ter­na­cio­na­les que tu­vie­ron aquí su ré­pli­ca. Ese es el es­pí­ri­tu que pre­si­de la pu­bli­ca­ción de His­to­ria mun­dial de Es­pa­ña (Edi­to­rial Des­tino), pre­sen­ta­da ayer por el di­rec­tor de es­ta obra, Xo­séM. Nú­ñez Sei­xas, ca­te­drá­ti­co de His­to­ria Con­tem­po­rá­nea en la Uni­ver­si­dad de San­tia­go de Com­pos­te­la. Sei­xas, ayu­da­do por cin­co coor­di­na­do­res, en­car­gó a 111 his­to­ria­do­res, una quin­ce­na ex­tran­je­ros, que, a par­tir de una fe­cha re­le­van­te, ex­pli­ca­sen en 127 bre­ves epi­so­dios, de unas 1.600 pa­la­bras cada uno, la evo­lu­ción de los ha­bi­tan­tes de la Pe­nín­su­la. Des­de la man­dí­bu­la de 1,2 mi­llo­nes de años ha­lla­da en el ya­ci­mien­to ar­queo­ló­gi­co de Ata­puer­ca, has­ta las úl­ti­mas elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas en Ca­ta­lu­ña del 21 de di­ciem­bre de 2017.

Ese ca­pí­tu­lo, es­cri­to por el fi­ló­so­fo Jo­sep Ra­mo­ne­da, tie­ne el bec­ket­tiano tí­tu­lo de Es­pe­ran­do a Eu­ro­pa: el úl­ti­mo ci­clo del in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán. En él cuen­ta que la si­tua­ción “es­tá en em­pa­te”, se­ña­la Sei­xas. “Ni el Es­ta­do se ha im­pues­to con la ley ni los in­de­pen­den­tis­tas han lo­gra­do su ob­je­ti­vo, en­tre otras ra­zo­nes, por­que no hay po­ten­cias in­ter­na­cio­na­les que los apo­yen”. Otros au­to­res son Isa­bel Bur­diel, José Ál­va­rez Jun­co, San­tos Ju­liá o Isa­bel Sanz Ayán.

Echan­do la vis­ta atrás, Sei­xas ase­gu­ra que el tí­tu­lo más apro­pia­do pa­ra la obra ha­bría si­do His­to­ria de las Es­pa­ñas, por­que “pri­me­ro sur­ge co­mo con­cep­to geo­grá­fi­co, es una pro­vin­cia ro­ma­na, y más ade­lan­te es una de­fi­ni­ción eté­rea, ya que es muy plu­ral”. Pre­gun­ta­do por si del pa­sa­do hay que co­le­gir una his­to­ria de­sa­for­tu­na­da o glo­rio­sa, co­mo pro­cla­ma­ba el fran­quis­mo, el di­rec­tor pre­fie­re no ir­se a los ex­tre­mos. “Te­ne­mos­mo­ti­vos pa­ra am­bas vi­sio­nes, co­mo to­dos los paí­ses. Es­pa­ña no ha si­do tan di­fe­ren­te de los de­más, co­mo se di­jo en su mo­men­to”. El li­bro re­co­rre la his­to­ria con ca­pí­tu­los ti­tu­la­dos, en oca­sio­nes, co­mo una “in­ten­cio­na­da pro­vo­ca­ción”, co­mo Vi­ria­to y el le­jano oes­te ro­mano: de la co­li­sión a la in­te­gra­ción o El día que Mo­ra­tín vio el mar por pri­me­ra vez. “Siem­pre se ex­pli­ca el por­qué”. En es­te úl­ti­mo ca­so, el dra­ma­tur­go, de vi­si­ta en la Fran­cia pre­rre­vo­lu­cio­na­ria, “uti­li­zó la me­tá­fo­ra del mar en una car­ta a su her­mano” pa­ra des­cri­bir el am­bien­te que es­ta­ba vi­vien­do, tan le­jos de lo que ocu­rría con los in­te­lec­tua­les es­pa­ño­les.

Tam­bién hay pa­sa­jes que pue­den re­sul­tar cho­can­tes, co­mo el de las pe­ri­pe­cias de Faus­tino Cha­cón El In­com­bus­ti­ble, un pí­ca­ro que se jac­ta­ba de ser in­vul­ne­ra­ble al fue­go, co­mo ates­ti­gua- ban sus com­pin­ches, lo que le lle­vó a ser es­tu­dia­do en Fran­cia, en 1803, has­ta que la cien­cia des­cu­brió que era un em­bus­te­ro. Una anéc­do­ta pa­ra, ti­ran­do del hi­lo, con­tar lo que su­pu­so el Si­glo de las Lu­ces y el amor por el mé­to­do cien­tí­fi­co y ra­cio­nal. “Se tra­ta de­mi­rar gran­des acon­te­ci­mien­tos con otra pers­pec­ti­va”. Al pro­pio Sei­xas le sor­pren­die­ron al­gu­nas pro­pues­tas de sus coor­di­na­do­res: 1622. El gran año de los san­tos es­pa­ño­les. “Cua­tro ca­no­ni­za­cio­nes en 12 me­ses eran en­ton­ces co­mo las es­tre­llas Mi­che­lin pa­ra los res­tau­ran­tes”.

Sei­xas es cons­cien­te de que fal­tan fe­chas cla­ve que pue­den le­van­tar sus­pi­ca­cias. “No es­tá 1931 [la pro­cla­ma­ción de la Se­gun­da Re­pú­bli­ca] por­que es es­pe­cí­fi­ca­men­te un he­cho es­pa­ñol”, pe­ro sí 1932, con El di­vor­cio lle­ga a Es­pa­ña, por lo ade­lan­ta­do de es­ta ley en to­do el mun­do. “No es­tá 1936 [el año del gol­pe y el co­mien­zo de la Gue­rra Ci­vil], pe­ro se ve el con­flic­to des­de el Guer­ni­ca, pin­ta­do en 1937 y que se con­vir­tió en sím­bo­lo uni­ver­sal”.

De 1955 se des­ta­ca la bo­da del to­re­ro Luis Mi­guel Do­min­guín y la es­tre­lla del ci­ne ita­liano Lu­cía Bo­sé. Él era el dies­tro más fa­mo­so del mo­men­to, ami­go de gran­des es­cri­to­res y ar­tis­tas in­ter­na­cio­na­les, con lo que ello im­pli­ca­ba de es­ca­pa­ra­te pa­ra el ré­gi­men de Fran­co. Por úl­ti­mo, hay es­pa­cio pa­ra el gran éxi­to de­por­ti­vo es­pa­ñol, la vic­to­ria en el Mun­dial de fút­bol de 2010, en Su­dá­fri­ca. El triun­fo de la Ro­ja dio lu­gar a “una exal­ta­ción pa­trió­ti­ca es­pa­ño­la sin pre­ce­den­tes en un país tra­di­cio­nal­men­te ca­rac­te­ri­za­do por su com­ple­ja re­la­ción con las iden­ti­da­des na­cio­na­les”, es­cri­be el pro­fe­sor Ale­jan­dro Qui­ro­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.