“Es­ta­mos ma­tan­do la cien­cia en la Uni­ver­si­dad y el CSIC”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El bio­quí­mi­co Luis Se­rrano (Ma­drid, 1959) quie­re en­ten­der to­dos los pro­ce­sos que con­for­man un ser vi­vo, en es­te ca­so una bac­te­ria pa­tó­ge­na del pul­món. Es­to le per­mi­ti­rá mo­di­fi­car­la pa­ra que, en lu­gar de in­fec­tar a per­so­nas, se­gre­gue­mo­lé­cu­las te­ra­péu­ti­cas. El pro­yec­to ha si­do fi­nan­cia­do con dos ayu­das del Con­se­jo Eu­ro­peo de In­ves­ti­ga­ción, las más com­pe­ti­ti­vas de la UE, y es un ejem­plo de la cien­cia que ha­cen los 25 cen­tros Se­ve­ro Ochoa y 23 uni­da­des Ma­ría de Maez­tu, agru­pa­dos des­de 2017 en la alian­za Som­ma, que pre­si­de Se­rrano.

Ca­da cen­tro ha si­do se­lec­cio­na­do por un pa­nel de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les y re­ci­be una fi­nan­cia­ción es­ta­tal de cua­tro mi­llo­nes de eu­ros du­ran­te cua­tro años, des­pués de los cua­les de­ben re­no­var su can­di­da­tu­ra. Jun­tos son el lobby de la cien­cia pú­bli­ca de ma­yor ca­li­dad. Es­te pro­gra­ma fue crea­do en 2011 por el Eje­cu­ti­vo de Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, con­ti­nuó con el de Ma­riano Ra­joy, que lo am­plió a las uni­da­des Ma­ría deMaez­tu, y per­sis­te con Pe­dro Sán­chez y su mi­nis­tro de Cien­cia, Pe­dro Du­que. Se­rrano, que di­ri­ge el Cen­tro de Re­gu­la­ción Ge­nó­mi­ca (CRG) de Bar­ce­lo­na, la­men­ta la fal­ta de co­mu­ni­ca­ción con el Eje­cu­ti­vo y cri­ti­ca que el Go­bierno aún no ha­ya apro­ba­do el pa­que­te de­me­di­das ur­gen­tes pa­ra la cien­cia que Du­que pro­me­tió pa­ra fi­na­les de 2018 en una en­tre­vis­ta con EL PAÍS a co­mien­zos de no­viem­bre.

Pre­gun­ta. ¿Cuál es el prin­ci­pal pro­ble­ma que afron­tan los cen­tros que re­pre­sen­ta?

Res­pues­ta. Hay un pro­ble­ma de fi­nan­cia­ción, pe­ro tam­bién otro ma­yor: ni si­quie­ra po­de­mos gas­tar bien el di­ne­ro que te­ne­mos. En al­gu­nos ca­sos es­ta­mos ti­ran­do el di­ne­ro a la ba­su­ra. El ejem­plo más im­por­tan­te, que so­lo ocu­rre en Es­pa­ña, son los pla­nes de in­ves­ti­ga­ción. La ma­yor par­te de los gru­pos del país de­pen­de de los pla­nes na­cio­na­les, que se su­po­ne que se otor­gan ca­da año y apor­tan fi­nan­cia­ción pa­ra tres años. Eso per­mi­te con­tra­tar a gen­te, ha­cer in­ves­ti­ga­ción y, si es el ca­so, pa­ten­tar in­no­va­cio­nes. Lle­va­mos sie­te años en los que el plan na­cio­nal se con­vo­ca alea­to­ria­men­te, con di­fe­ren­cias de sie­te u ocho me­ses, in­clu­so hay años que no sa­le has­ta el si­guien­te. Es­to des­ba­ra­ta los pla­nes. Cuan­do vas a pe­dir el si­guien­te, no hay; hay que des­pe­dir al per­so­nal du­ran­te un año, me­dio ce­rrar el la­bo­ra­to­rio y lue­go vol­ver a em­pe­zar. Así ti­ra­mos los tres años de di­ne­ro que se ha­bía da­do. El mi­nis­tro Pe­dro Du­que pa­sa­ría a la his­to­ria si con­si­guie­ra que los pla­nes sal­gan siem­pre el mis­mo día del año. La idea era que es­to lo hi­cie­ra la Agen­cia Es­ta­tal de In­ves­ti­ga­ción, pe­ro si­gue sin te­ner un pre­su­pues­to plu­ri­anual que per­mi­ta ha­cer­lo. Si no se aprue­ban los Pre­su­pues­tos de 2019 se­gui­re­mos otro año igual. Ha­bría que ha­blar con los par­ti­dos po­lí­ti­cos y bus­car otra so­lu­ción.

P. ¿Es­tá ga­ran­ti­za­da la via­bi­li­dad de los cen­tros de in­ves­ti­ga­ción?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.