La UE y Mé­xi­co bus­can sa­li­das al dra­má­ti­co laberinto ve­ne­zo­lano

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Ga­nar tiem­po

Es­ta­ba pre­vis­to crear el Gru­po In­ter­na­cio­nal de Con­tac­to so­bre Ve­ne­zue­la en las pró­xi­mas se­ma­nas. Pe­ro la pro­cla­ma­ción de Guai­dó co­mo pre­si­den­te el 23 de enero, ape­lan­do a la su­pues­ta ile­gi­ti­mi­dad de la pre­si­den­cia de Ni­co­lás Ma­du­ro, y su rá­pi­do re­co­no­ci­mien­to por Es­ta­dos Uni­dos y mu­chos otros paí­ses de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa han pre­ci­pi­ta­do los acon­te­ci­mien­tos. La reunión de Mon­te­vi­deo, im­pro­vi­sa­da a to­da pri­sa, de­be­ría con­gre­gar a re­pre­sen­tan­tes de Es­pa­ña, Fran­cia, Rei- no Uni­do, Ale­ma­nia, Ho­lan­da y Sue­cia, por par­te eu­ro­pea, y Uru­guay, Ecua­dor, Bo­li­via, Mé­xi­co y Cos­ta Ri­ca, por par­te ame­ri­ca­na.

Mé­xi­co y Uru­guay man­tie­nen una po­si­ción par­ti­cu­lar. Pro­po­nen el lla­ma­do Me­ca­nis­mo de Mon­te­vi­deo, con el que, “en aten­ción al lla­ma­do del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de las Na­cio­nes Uni­das, An­tó­nio Gu­te­rres”, coin­ci­den en que “la úni­ca vía pa­ra abor­dar la com­ple­ja si­tua­ción que pre­va­le­ce en Ve­ne­zue­la es el diá­lo­go pa­ra la ne­go­cia­ción, des­de una pers­pec­ti- va de res­pe­to al de­re­cho in­ter­na­cio­nal y a los de­re­chos hu­ma­nos”, se­gún un co­mu­ni­ca­do emi­ti­do en vís­pe­ras de la reunión. Am­bos paí­ses pro­po­nen “una ne­go­cia­ción in­me­dia­ta” en­tre cha­vis­mo y opo­si­ción. “El gra­do de com­ple­ji­dad de las cir­cuns­tan­cias no es ra­zón pa­ra des­es­ti­mar las vías di­plo­má­ti­cas”, di­cen, des­mar­cán­do­se de la re­cien­te de­cla­ra­ción de­lG­ru­po de Li­ma (13 paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, en­tre ellos Bra­sil y Ar­gen­ti­na, y Ca­na­dá), que re­cla­mó una in­me­dia­ta re­nun­cia de Ma­du­ro.

En la reunión de Mon­te­vi­deo se in­ten­ta­rá adop­tar una po­si­ción con­jun­ta pa­ra dia­lo­gar con las dos par­tes en con­flic­to (se in­sis­te en que no se tra­ta­ría en nin­gún ca­so de una mediación) con el fin de con­se­guir la li­be­ra­ción de los pre­sos po­lí­ti­cos, do­tar al Con­se­jo Elec­to­ral Na­cio­nal de una “com­po­si­ción equi­li­bra­da” y pre­pa­rar unas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en las que to­dos los can­di­da­tos pue­dan con­cu­rrir en igual­dad de con­di­cio­nes. Pa­ra Ma­du­ro, el Gru­po de Con­tac­to abre la op­ción de Una di­fi­cul­tad aña­di­da pa­ra el Gru­po de Con­tac­to ra­di­ca en las di­ver­gen­cias den­tro de la UE. En el club co­mu­ni­ta­rio, Ita­lia, Chi­pre, Gre­cia, Es­lo­va­quia, Ru­ma­nia e Ir­lan­da no han re­co­no­ci­do a Guai­dó, pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, co­mo man­da­ta­rio de la Re­pú­bli­ca en­car­ga­do de con­vo­car elec­cio­nes. Sí es­tán a fa­vor de que se ce­le­bren elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Son di­fe­ren­cias de ma­tiz, se­gún Mog­he­ri­ni, ale­ja­das del ro­tun­do res­pal­do a Ma­du­ro ex­pre­sa­do por Chi­na, Ru­sia, Cu­ba, Ni­ca­ra­gua, Bo­li­via, Bie­lo­rru­sia, Tur­quía e Irán.

En prin­ci­pio, la po­si­ción de par­ti­da del Gru­po de Con­tac­to no es muy dis­tin­ta a la que adop­tó tres días atrás en Ot­ta­wa el Gru­po de Li­ma. Am­bos gru­pos rechazan to­do ti­po de in­ter­ven­ción mi­li­tar, al­go que EE UUno des­car­ta, y pi­den al Ejér­ci­to de Ve­ne­zue­la que de­je de res­pal­dar a Ma­du­ro. Pe­ro el Gru­po de Li­ma mi­ra con cier­ta des­con­fian­za al Gru­po de Con­tac­to im­pul­sa­do por la UE, por­que con­si­de­ra que sus ini­cia­ti­vas pue­den de­ri­var en ma­nio­bras di­la­to­rias que ayu­den a Ma­du­ro a man­te­ner­se en el po­der. La je­fa de la di­plo­ma­cia eu­ro­pea des­car­ta esa sos­pe­cha: ase­gu­ra que el pro­ce­so a ini­ciar en Mon­te­vi­deo du­ra­rá tres me­ses, ni un día más, y si a prin­ci­pios de ma­yo no se han lo­gra­do re­sul­ta­dos, el gru­po se di­sol­ve­rá. “Que­re­mos diá­lo­go, evi­tar la vio­len­cia in­ter­na y las in­je­ren­cias in­ter­nas, no ga­nar tiem­po”, ha afir­ma­do Mog­he­ri­ni.

El Gru­po de Li­ma aplau­dió el plan es­ta­dou­ni­den­se de en­viar a Ve­ne­zue­la ali­men­tos y me­di­ci­nas por unos 20 mi­llo­nes de dó­la­res (17,5 mi­llo­nes de eu­ros). Ca­na­dá anun­ció otro en­vío por 40 mi­llo­nes de dó­la­res. La idea es si­tuar la ayu­da en zo­nas fron­te­ri­zas de Colombia y Bra­sil y con­se­guir que en­tre con el con­sen­ti­mien­to del Ejér­ci­to ve­ne­zo­lano. Los mi­li­ta­res blo­quea­ron ayer un puen­te en el lí­mi­te con Colombia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.