A la es­pe­ra de la ayu­da del otro la­do de la fron­te­ra

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

San An­to­nio del Tá­chi­ra ha vis­to pa­sar por sus ca­lles a de­ce­nas de mi­les de ve­ne­zo­la­nos car­ga­dos con ma­le­tas. Un éxo­do que ha lle­ga­do a co­lap­sar los puen­tes que con­du­cen a la po­bla­ción co­lom­bia­na de Cú­cu­ta. En los úl­ti­mos días, sin em­bar­go, am­bas ciu­da­des se han con­ver­ti­do tam­bién en el epi­cen­tro del pul­so po­lí­ti­co en torno a la en­tra­da de ayu­da hu­ma­ni­ta­ria. Mien­tras del la­do co­lom­biano se al­ma­ce­nan ali­men­tos y me­di­ci­nas, en San An­to­nio mar­chan ve­ne­zo­la­nos que re­cla­man que el ré­gi­men de Ma­du­ro per­mi­ta la re­cep­ción de esos pro­duc­tos.

“Aho­ra es fun­da­men­tal sa­lir en la fron­te­ra, por­que es­ta­mos res­pal­dan­do una ayu­da hu­ma­ni­ta­ria in­ter­na­cio­nal, el mun­do es­tá con Ve­ne­zue­la y to­do el que in­ter­fie­ra es­tá in­cu­rrien­do en un de­li­to de le­sa hu­ma­ni­dad”, afir­ma ro­tun­do Joel Rangel, es­tu­dian­te de 20 años, en la mar­cha que el mar­tes apo­yó en San An­to­nio del Tá­chi­ra la exi­gen­cia de Juan Guai­dó, pre­si­den­te in­te­ri­no nom­bra­do por la Asam­blea Na­cio­nal, de que el ré­gi­men de Ni­co­lás Ma­du­ro dé pa­so a los pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad.

Mien­tras Guai­dó po­nía fe­cha a esa en­tra­da —el 23 de fe­bre­ro— en la mar­cha de Ca­ra­cas, Ma­rio To­rres, trau­ma­tó­lo­go, des­cri­bía en la fron­te­ra el des­plo­me de un sis­te­ma sa­ni­ta­rio que ya so­lo pue­de aten­der ca­sos de ur­gen­cia. “Es el mo­men­to de que las Fuer­zas Ar­ma­das se pon­gan del la­do del pue­blo y que se den cuen­ta de que no so­lo mue­re Juan, Pe­dro…, tam­bién sus hi­jos, her­ma­nos, pri­mos. No es so­lo por no­so­tros, por los pa­cien­tes, tam­bién es por ellos”, co­men­ta To­rres, que du­ran­te el fin de se­ma­na par­ti­ci­pó en otra ac­ción de pro­tes­ta de mé­di­cos ve­ne­zo­la­nos de am­bos la­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.