La pre­cam­pa­ña se tras­la­da a las Cor­tes con to­dos los gru­pos con­tra Sán­chez

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Sin alia­dos

Ya no hay alia­dos. El PP y Ciu­da­da­nos, pe­ro no so­lo ellos, re­cru­de­ce­rán su ofen­si­va con­tra el Go­bierno en los pró­xi­mos días. La cam­pa­ña pa­ra las elec­cio­nes del 28 de abril ha co­men­za­do en la ca­lle pe­ro has­ta que se di­suel­van las Cor­tes, el 5 de mar­zo, se ha­rá en el Par­la­men­to. Y no habrá ex­cep­cio­nes. Es­ta se­ma­na el PP, Ciu­da­da­nos, Uni­dos Po­de­mos y ERC acu­sa­rán al Go­bierno por lo que ha he­cho, o le atri­bu­yen, y por lo que ha de­ja­do de ha­cer en Ca­ta­lu­ña. Al tiem­po, el Eje­cu­ti­vo tie­ne que reavi­var co­yun­tu­ral­men­te sus alian­zas pa­ra sa­car ade­lan­te me­dia do­ce­na de le­yes y pa­rar ini­cia­ti­vas co­mo la de cas­ti­gar con cár­cel a quien con­vo­que re­fe­ren­dos.

Si Pe­dro Sán­chez hu­bie­ra di­suel­to es­te lu­nes las Cor­tes pa­ra con­vo­car elec­cio­nes el pró­xi­mo 11 de abril se hu­bie­ra li­bra­do de los in­có­mo­dos tran­ces que va a te­ner que afron­tar en los pró­xi­mos 15 días; al me­nos dos ple­nos del Con­gre­so y del Se­na­do.

No lo ha he­cho por­que ne­ce­si­ta te­ner vi­vo el Par­la­men­to pa­ra apro­bar me­dia do­ce­na de le­yes que es­tán a fal­ta del úl­ti­mo tra­mo, en­tre Con­gre­so y Se­na­do, y sa­lir plas­ma­das en el Bo­le­tín Ofi­cial del Es­ta­do.

Pe­ro man­te­ner ac­ti­vo el Par­la­men­to su­pon­drá que des­de ma­ña­na mar­tes el pro­pio Pe­dro Sán­chez, la vi­ce­pre­si­den­ta, Car­men Cal­vo, y sus mi­nis­tros se­rán du­ra­men­te in­ter­pe­la­dos por la opo­si­ción, fun­da­men­tal­men­te so­bre su re­la­ción con el in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán.

No se­rán fáciles los pró­xi­mos días. El mo­men­to más de­li­ca­do se pro­du­ci­rá es­te mar­tes, cuan­do se so­me­ta a vo­ta­ción cas­ti­gar con pe­nas de cár­cel, de tres a cin­co años, al fun­cio­na­rio o au­to­ri­dad que con­vo­que re­fe­ren­dos, co­mo el que in­ten­tó ha­cer el Go­bierno ca­ta­lán el pa­sa­do 1 de oc­tu­bre. El Gru­po So­cia­lis­ta aún no ha de­ci­di­do el sen­ti­do de su vo­to en es­ta pro­po­si­ción de ley del PP, a la es­pe­ra de tra­tar­lo hoy con la Pre­si­den­cia del Go­bierno.

“Aún no hay una de­ci­sión to­ma­da pe­ro nues­tro or­de­na­mien­to ya tie­ne he­rra­mien­tas pa­ra pe­na­li­zar es­tos com­por­ta­mien­tos. La prue­ba evi­den­te es el jui­cio en el Su­pre­mo”, se­ña­lan fuen­tes de la di­rec­ción so­cia­lis­ta. Es­tas fuen­tes con­si­de­ran fue­ra de lu­gar una ini­cia­ti­va “que pa­re­ce pre­sen­ta­da por el abo­ga­do de Oriol Jun­que­ras: si hay que apro­bar una ley pa­ra pe­na­li­zar la con­vo­ca­to­ria de re­fe­ren­dos, se de­du­ce que no exis­te de­li­to y, por tan­to, no hay ra­zón pa­ra que sean con­de­na­dos”.

El ob­je­ti­vo del PP no es plan­tear un de­ba­te ju­rí­di­co sino so­me­ter al PSOE a la ten­sión de y con­ve­nios in­ter­na­cio­na­les. Más le­yes, más ini­cia­ti­vas, de­bía ha­ber apro­ba­do el Go­bierno co­mo le re­pro­cha­rá Uni­dos Po­de­mos, dis­pues­to a ex­pli­car al elec­to­ra­do de iz­quier­da su uti­li­dad y sus di­fe­ren­cias con el PSOE.

Por qué no ha abor­da­do la de­ro­ga­ción to­tal de la re­for­ma la­bo­ral le pre­gun­ta­rá a la mi­nis­tra de Tra­ba­jo, Mag­da­le­na Va­le­rio, la dipu­tada Yo­lan­da Díaz de En Ma­rea. El acuer­do no ha lle­ga­do an­tes de con­vo­car elec­cio­nes co­mo pre­ten­dia Va­le­rio.

Y re­pro­ches en for­ma de in­te­rro­gan­te de la dipu­tada Noe­lia Ve­ra de Uni­dos Po­de­mos a la ti­tu­lar de Jus­ti­cia, Do­lo­res Del­ga­do: “¿Qué ha he­cho el Go­bierno pa­ra acla­rar la tra­ma co­rrup­ta del BBVA y el co­mi­sa­rio Vi­lla­re­jo?”. Mien­tras de ese la­do acu­san a Sán­chez de ha­ber ce­di­do an­te el in­de­pen­den­tis­mo, el por­ta­voz de ERC, Joan Tar­dà, re­pro­cha­rá al pre­si­den­te que se ha­ya aco­bar­da­do an­te “las de­re­chas” y de­je sin afron­tar el pro­ble­ma de la Ca­ta­lu­ña que quie­re la in­de­pen­den­cia. No pue­de ni quie­re el re­pu­bli­ca­nis­mo ca­ta­lán aflo­jar su pre­sión con­tra Pe­dro Sán­chez.

En pleno jui­cio por los epi­so­dios de oto­ño pa­sa­do, la po­si­ción de ERC y el PdECAT va a ser de pre­sión, cuan­do no de de­nun­cia a la ac­tua­ción del Go­bierno cen­tral, por no ofre­cer una “so­lu­ción po­lí­ti­ca al Go­bierno de Ca­ta­lu­ña”.

En otro re­gis­tro, pe­ro tam­bién de opo­si­ción, va a si­tuar­se la por­ta­voz de Uni­dos Po­de­mos, Ire­ne Montero. En el in­ten­so pleno de es­ta se­ma­na re­pro­cha­rá a Sán­chez no ha­ber ido más le­jos en me­di­das eco­nó­mi­cas, so­cia­les y de de­re­chos; una ti­mi­dez so­lo pa­lia­da, a su jui­cio, gra­cias a las exi­gen­cias de su pro­pio gru­po, co­mo la subida del sa­la­rio mí­ni­mo a 900 eu­ros. Ar­gu­men­tos to­dos que anun­cian el aco­so po­lí­ti­co, por la de­re­cha, por la iz­quier­da, y por el in­de­pen­den­tis­mo que su­fri­rá el ca­be­za de car­tel de los so­cia­lis­tas. Has­ta el 28 de ma­yo no habrá alia­dos. To­dos son ad­ver­sa­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.