“El go­teo de las de­ser­cio­nes mi­li­ta­res es­tá ero­sio­nan­do la ro­ca”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Ro­cío San Mi­guel (Ca­ra­cas, 52 años) es una es­tu­dio­sa del sec­tor mi­li­tar en Ve­ne­zue­la. Es abo­ga­da, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la ONG Con­trol Ciu­da­dano y una re­fe­ren­cia cuan­do se tra­ta de des­ci­frar a la her­mé­ti­ca Fuer­za Ar­ma­da Na­cio­nal Bo­li­va­ria­na (FANB). Se­gún la ex­per­ta, en el país su­da­me­ri­cano se con­so­li­da una al­ter­na­ti­va real de po­der no vis­ta des­de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2013, en­car­na­da por el ex­can­di­da- to pre­si­den­cial Hen­ri­que Ca­pri­les, y con im­pac­to en los cuar­te­les. “Es una op­ción cla­ra, diá­fa­na, ca­paz de aglu­ti­nar al li­de­raz­go opo­si­tor tras de sí. Eso no exis­tía des­de ha­ce seis años, eso es muy im­por­tan­te pa­ra los mi­li­ta­res. Te­ne­mos­ma­ni­fes­ta­cio­nes y una ma­sa crí­ti­ca en la ca­lle, mu­chas ve­ces des­co­mu­nal y, en mu­chos ca­sos, la FANB ha de­mos­tra­do la vo­lun­tad de no re­pri­mir”.

Pre­gun­ta. ¿Es po­si­ble una in­su­rrec­ción con­tra Ni­co­lás Ma­du­ro?

Res­pues­ta. La in­su­rrec­ción clá­si­ca es com­pli­ca­da. Creo que hay tres gru­pos de po­der im­por­tan­tes en la FANB. Bá­si­ca­men­te, los al­tos man­dos mi­li­ta­res es­tán com­pro­me­ti­dos con los in­cen­ti­vos de leal­tad que ha re­par­ti­do la re­vo­lu­ción. Na­die lle­ga a esos pues­tos sin com­pro­me­ter­se. El otro gru­po de po­der, que se iden­ti­fi­ca con el 90% de los ve­ne­zo­la­nos, re­cha­za la si­tua­ción del país y no for­ma par­te de la cú­pu­la. Y una ter­ce­ra frac­ción, que es in­te- re­san­te, es­tá re­pre­sen­ta­da por ofi­cia­les re­ti­ra­dos del Ejér­ci­to. Los po­de­mos de­no­mi­nar co­mo el cha­vis­mo mi­li­tar que, cla­ra­men­te, ya es­tá aban­do­nan­do a Ma­du­ro. Ese cha­vis­mo mi­li­tar no tie­ne có­mo re­sol­ver la to­ma de po­der por­que Es­ta­dos Uni­dos ce­rró el jue­go pa­ra ellos. EE UU no ad­mi­te una tran­si­ción sin Juan Guai­dó. En­ton­ces, ¿có­mo ha­cer una in­sur­gen­cia? ¿Có­mo asu­mir el po­der sin apo­yo in­ter­na­cio­nal? Es muy com­pli­ca­do. No es­toy ha­blan­do del bien y el mal, sino en tér­mi­nos ana­lí­ti­cos. Es­ta­mos, prác­ti­ca­men­te, con una vi­sa in­ter­na­cio­nal que apo­ya a la in­sur­gen­cia siem­pre y cuan­do sea a fa­vor del lí­der opo­si­tor.

P. ¿Ma­du­ro es­tá con­di­cio­na­do por la cú­pu­la mi­li­tar o por Cu­ba?

R. Eso es un acer­ti­jo. Mu­chos di­cen que son los mi­li­ta­res, pe­ro yo no lo creo. Es po­si­ble que esa ru­ta del pun­to de no re­torno es­té con­di­cio­na­da por Cu­ba. Eso su­pon­dría que Ma­du­ro no pue­de caer an­tes del re­fe­ren­do cons­ti­tu-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.