May ce­de an­te el Par­la­men­to y ad­mi­te la po­si­ble pró­rro­ga del Bre­xit

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

May re­afir­mó ayer en la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes su pro­pó­si­to de so­me­ter a vo­ta­ción un nue­vo plan del Bre­xit el pró­xi­mo 12 de mar­zo. Pe­ro lle­ga­ba pre­pa­ra­da pa­ra frenar la re­vuel­ta in­ter­na en el seno de su Go­bierno, e in­cor­po­ró a su anun­cio dos nue­vos com­pro­mi­sos. Si el acuer­do re­sul­ta nue­va­men­te re­cha­za­do, di­jo, pre­sen­ta­rá al día si­guien­te una nue­va mo­ción, so­me­ti­da a vo­ta­ción vin­cu­lan­te, en la que pre­gun­ta­rá a los dipu­tados si res­pal­dan una sa­li­da de la UE el pró­xi­mo 29 de mar­zo —la fe­cha fi­ja­da de for­ma ofi­cial pa­ra el Bre­xit— sin De re­pen­te el 29 de mar­zo de­jó de ser la fe­cha má­gi­ca del Bre­xit. Bru­se­las re­ci­bió con ali­vio, no exen­to de in­quie­tud, el com­pro­mi­so de la pri­me­ra mi­nis­tra bri­tá­ni­ca, The­re­sa May, de re­tra­sar la sa­li­da del Reino Uni­do de la UE si el 14 de mar­zo aún no ha acuer­do. Y so­lo en el ca­so de que es­ta op­ción fue­ra re­cha­za­da, se in­tro­du­ci­ría una ter­ce­ra mo­ción el 14 de mar­zo por la que “el Par­la­men­to ex­pre­sa­ría su de­seo de so­li­ci­tar una ex­ten­sión bre­ve y li­mi­ta­da del ar­tícu­lo 50 [el ar­tícu­lo del Tra­ta­do de Ro­ma que Reino Uni­do in­vo­có pa­ra ac­ti­var el pro­ce­so de sa­li­da]”, ex­pli­có May.

La pri­me­ra mi­nis­tra de­mos­tró en su dis­cur­so que ce­día a re­ga­ña­dien­tes. “Per­mí­tan­me ser muy cla­ra. Yo no quie­ro una ex­ten­sión del ar­tícu­lo 50. Una ex­ten­sión no eli­mi­na la po­si­bi­li­dad de aca­bar te­nien­do una sa­li­da lo­gra­do el res­pal­do del Par­la­men­to bri­tá­ni­co pa­ra una re­ti­ra­da pac­ta­da con el res­to de so­cios co­mu­ni­ta­rios.

La Unión Eu­ro­pea es­pe­ra­ba des­de ha­ce días el anun­cio de May, que per­mi­te, en prin­ci­pio, des­car­tar una rup­tu­ra abrup­ta a fi­na­les del pró­xi­mo mes. Pe­ro sin acuer­do. Eso so­lo se lo­gra­ría con una re­vo­ca­ción del ar­tícu­lo 50, que no estoy dis­pues­ta a pedir, o al­can­zan­do un acuer­do”, ad­vir­tió.

En cual­quier ca­so, el com­pro­mi­so de May con­ven­ció a los tres mi­nis­tros que ha­bían ame­na­za­do con di­mi­tir si el Go­bierno no con­tem­pla­ba la po­si­bi­li­dad de una pró­rro­ga. Da­vid Gau­ke, mi­nis­tro de Jus­ti­cia; Am­ber Rudd, mi­nis­tra de Tra­ba­jo y Pen­sio­nes, y Greg Clark, mi­nis­tro de Ne­go­cios, se die­ron por sa­tis­fe­chos y aban­do­na­ron la po­si­bi­li­dad de rom­per la “dis­ci­pli­na co­lec­ti­va Bru­se­las man­tie­ne la cau­te­la an­te las evi­den­tes di­fi­cul­ta­des de la pri­me­ra mi­nis­tra pa­ra sa­car ade­lan­te el acuer­do de sa­li­da pac­ta­do en­tre los 27 so­cios eu­ro­peos y Reino Uni­do el pa­sa­do 25 de no­viem­bre.

Las dos par­tes man­tie­nen una ne­go­cia­ción con­tra el re­loj pa­ra in­ten­tar adap­tar el acuer­do de sa­li­da a las de­man­das del Par­la­men­to bri­tá­ni­co, que exi­ge ga­ran­tías so­bre la lla­ma­da sal­va­guar­da pa­ra evi­tar una fron­te­ra en­tre las dos par­tes de Ir­lan­da. Ayer mis­mo lle­ga­ba a Bru­se­las el abo­ga­do general bri­tá­ni­co, Geof­frey Cox, pa­ra re­unir­se de nue­vo con el ne­go­cia­dor je­fe eu­ro­peo, Mi­chel Bar­nier.

La ci­ta se in­ter­pre­ta en la capital co­mu­ni­ta­ria co­mo una se­ñal de que el acuer­do to­da­vía es po­si­ble. Pe­ro in­clu­so si se lo­gra­ra, el de Go­bierno” y for­zar una cri­sis que hu­bie­ra pues­to las co­sas muy com­pli­ca­das a May. La rup­tu­ra de esa dis­ci­pli­na te­nía el pro­pó­si­to de po­der vo­tar hoy a fa­vor de una mo­ción con­jun­ta, pre­sen­ta­da por una diputada la­bo­ris­ta (Yvet­te Coo­per) y dos con­ser­va­do­res (Nick Boles y Sir Oli­ver Let­win), que re­cla­ma­ba prác­ti­ca­men­te lo mis­mo a lo que se com­pro­me­tió la pri­me­ra mi­nis­tra. Pe­ro ha­ce ya tiem­po que en la po­lí­ti­ca bri­tá­ni­ca na­da es de­fi­ni­ti­vo ni na­die se fía de na­die, y de mo­men­to, al me­nos dos de los pro­po­nen­tes del tex­to anun- tiem­po pa­ra ra­ti­fi­car­lo an­tes del 29 de mar­zo pa­re­ce in­su­fi­cien­te, lo que obli­ga­ría a re­tra­sar, co­mo mí­ni­mo un mes o dos, la sa­li­da de­fi­ni­ti­va de Reino Uni­do.

El vi­ce­pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Val­dis Dom­brovs­kis, fue el pri­me­ro en dar ayer luz ver­de pro­vi­sio­nal a la po­si­ble pró­rro­ga, re­cla­ma­da ya el día an­tes por un am­plio nú­me­ro de lí­de­res eu­ro­peos. Dom­brovs­kis ase­gu­ró que el or­ga­nis­mo co­mu­ni­ta­rio “es­tá pre­pa­ra­do” pa­ra es­tu­diar la pe­ti­ción y “po­ten­cial­men­te apo­yar­la”, se­gún de­cla­ra­cio­nes re­co­gi­das por la agen­cia Efe.

Fuen­tes co­mu­ni­ta­rias coin­ci­den en se­ña­lar que, en prin­ci­pio, la UE es­ta­ría dis­pues­ta a acep­tar esa pro­lon­ga­ción, que de­be ser apro­ba­da por una­ni­mi­dad de los 27. Pe­ro in­sis­ten en la ne­ce­si­dad de acla­rar con pre­ci­sión el ob­je­ti- cia­ron su in­ten­ción de man­te­ner­lo, y so­me­ter­lo por tan­to a vo­ta­ción. A no ser que las ex­pli­ca­cio­nes adi­cio­na­les de al­gu­nos mi­nis­tros pre­vis­tas pa­ra hoy en se­de par­la­men­ta­ria les con­ven­zan de lo con­tra­rio. “La cues­tión pa­ra to­dos no­so­tros es la si­guien­te: ¿pue­den los dipu­tados con­fiar en ella y en to­do lo que ha pro­me­ti­do?”, ex­pli­ca­ba Boles en la red so­cial de Twit­ter.

El lí­der de la opo­si­ción la­bo­ris­ta, Je­remy Corbyn, arre­me­tió con du­re­za con­tra la nue­va ju­ga­da de May. Haciendo ga­la de sus co­no­ci­mien­tos mar­xis­tas, dio un gi­ro a la co­no­ci­da fra­se del El 18 de bru­ma­rio de Luis Bo­na­par­te: “Ya se de­jó es­cri­to que la his­to­ria se es­cri­be una pri­me­ra vez co­mo tra­ge­dia, y una se­gun­da co­mo far­sa. Y en es­te ca­so, una enési­ma vez co­mo al­go gro­tes­co y te­me­ra­rio”, di­jo Corbyn, quien exi­gió a May que en vez de per­mi­tir un re­tra­so sin sen­ti­do del Bre­xit se dis­pu­sie­ra a ne­go­ciar un nue­vo acuer­do que in­clu­ye­ra las con­di­cio­nes exi­gi­das por el la­bo­ris­mo pa­ra dar­le su apo­yo.

Los eu­ro­es­cép­ti­cos del Par­ti­do Con­ser­va­dor se afe­rra­ron a vo del apla­za­mien­to y la du­ra­ción, pa­ra no pro­lon­gar in­ne­ce­sa­ria­men­te la in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca y le­gal que ro­dea al Bre­xit des­de el re­fe­rén­dum que lo pu­so en mar­cha, en ju­nio de 2016.

La Co­mi­sión Eu­ro­pea abo­ga por no re­tra­sar el Bre­xit más allá del 25 de ma­yo, pa­ra evi­tar cual­quier in­ter­fe­ren­cia con las elec­cio­nes al Par­la­men­to Eu­ro­peo que con­clu­yen el 26 de ese mes. El or­ga­nis­mo co­mu­ni­ta­rio te­me que los ciu­da­da­nos bri­tá­ni­cos o los eu­ro­peos re­si­den­tes en te­rri­to­rio bri­tá­ni­co pue­dan cues­tio­nar la le­ga­li­dad de los co­mi­cios si no se les per­mi­te vo­tar a pe­sar de que Reino Uni­do si­ga sien­do pa­ra en­ton­ces miem­bro de la UE.

Pe­ro los go­bier­nos eu­ro­peos pa­re­cen dis­pues­tos a asu­mir ese ries­go y con­si­de­ran que se­ría fac-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.