“Du­ran­te de­ma­sia­do tiem­po Eu­ro­pa pen­só en tér­mi­nos de mer­ca­do úni­co”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Olaf Scholz ha­bla ba­ji­to y pau­sa­do. La pru­den­cia de es­te po­lí­ti­co so­cial­de­mó­cra­ta ale­mán (SPD) sin­to­ni­za con el es­pí­ri­tu del mi­nis­te­rio que di­ri­ge, el de Fi­nan­zas, y el de un país que re­ve­ren­cia las cuen­tas sa­nea­das y abo­rre­ce la deu­da. Scholz (60 años, Os­na­brück) es el nú­me­ro dos del Eje­cu­ti­vo de gran coa­li­ción —con­ser­va­do­res y SPD— que go­bier­na en Ber­lín y que pro­yec­ta su alar­ga­da som­bra de po­der fác­ti­co en to­da Eu­ro­pa. El pro­yec­to eu­ro­peo y el mul­ti­la­te­ra­lis­mo son, se­gún Scholz, la prio­ri­dad pa­ra un país que por su aper­tu­ra co­mer­cial de­pen­de co­mo po­cos de la sa­lud eco­nó­mi­ca glo­bal.

An­te los nu­ba­rro­nes po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos, Scholz ase­gu­ra que Ale­ma­nia va bien y de­fien­de el gi­ro a la iz­quier­da de su par­ti­do, el SPD, en tiem­pos de an­sie­dad ciu­da­da­na y opor­tu­nis­mo po­pu­lis­ta. “Creo que una for­ma de abor­dar el sen­ti­mien­to de in­se­gu­ri­dad es ga­ran­ti­zar las pen­sio­nes y los sa­la­rios dig­nos, así co­mo una bue­na edu­ca­ción”, ase­gu­ra el má­xi­mo re­pre­sen­tan­te so­cial­de­mó­cra­ta, del Eje­cu­ti­vo de coa­li­ción, en una en­tre­vis­ta con es­te dia­rio y el por­tu­gués Ex­pres­so, pre­via a la vi­si­ta que ini­cia hoy a am­bos paí­ses.

Pre­gun­ta. Si mi­ra­mos a la UE y a las pró­xi­mas elec­cio­nes eu­ro­peas, ve­mos una con­si­de­ra­ble dis­tan­cia en­tre los ciu­da­da­nos y las ins­ti­tu­cio­nes co­mu­ni­ta­rias. ¿Has­ta qué pun­to las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas de los úl­ti­mos años han con­tri­bui­do a esa desafec­ción que cris­ta­li­za en el apo­yo a par­ti­dos po­pu­lis­tas?

Res­pues­ta. La con­fian­za pú­bli­ca es­tá dis­mi­nu­yen­do en las so­cie­da­des mo­der­nas a pe­sar de los bue­nos in­di­ca­do­res eco­nó­mi­cos, es­pe­cial­men­te en los paí­ses que un día lla­ma­mos el Oc­ci­den­te in­dus­tria­li­za­do. Es­to ha da­do lu­gar a la elec­ción de Do­nald Trump, al Bre­xit y, en cier­ta me­di­da, a es­ta­dos de áni­mo pe­si­mis­tas en otros paí­ses. La gen­te se es­tá can­san­do de la pro­me­sa de que si tra­ba­jas du­ro y si­gues las re­glas, tú y tus hi­jos ten­dréis éxi­to y re­ci­bi­réis vues­tra par­te. El pro­gre­so tec­no­ló­gi­co y la ve­lo­ci­dad del cam­bio en la eco­no­mía po­nen en pe­li­gro es­ta pro­me­sa, pe­ro la gen­te ne­ce­si­ta es­pe­ran­za. Res­tau­rar es­ta con­fian­za es el pro­yec­to so­cial­de­mó­cra­ta. La cues­tión prin­ci­pal es có­mo da­mos for­ma a la di­gi­ta­li­za­ción y a la glo­ba­li­za­ción de mo­do que to­do el mun­do se be­ne­fi­cie. Creo que una for­ma de abor­dar el sen­ti­mien­to de in­se­gu­ri­dad es ga­ran­ti­zar las pen­sio­nes y los sa­la­rios dig­nos, así co­mo una bue­na edu­ca­ción.

P. Es­ta agen­da so­cial, ¿no es con­tra­ria a la po­lí­ti­ca de­fen­di­da des­de Eu­ro­pa y des­de Ber­lín en los úl­ti­mos años, con po­lí­ti­cas de aus­te­ri­dad y re­cor­tes?

R. No, es la otra ca­ra de la mo­ne­da. Lo pru­den­te es man­te­ner las fi­nan­zas en bue­na for­ma pa­ra no de­pen­der de­ma­sia­do de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros. Por eso acor­da­mos re­glas co­mu­nes pa­ra la zo­na eu­ro. To­dos te­ne­mos que ga­ran­ti­zar unas fi­nan­zas pú­bli­cas sa­nea­das y una ma­yor cohe­ren­cia so­cial. Por ejem­plo, cuan­do la cri­sis fi­nan­cie­ra gol­peó a Ale­ma­nia en 2008-2009, gas­ta­mos gran­des su­mas de di­ne­ro pa­ra es­ta­bi­li­zar nues­tra eco­no­mía y ele­va­mos la deu­da al 80% del PIB. Aho­ra vol­ve­mos al 60%, lo cual es im­por­tan­te por­que nos da un im­pul­so si sur­ge una nue­va cri­sis. Es­to no so­lo ayu­da­rá a Ale­ma­nia, sino a to­da la zo­na eu­ro. Y co­mo par­te del pro­ce­so de cohe­sión, ne­ce­si­ta­mos un ins­tru­men­to de apo­yo pa­ra las ayu­das al des­em­pleo de los di­fe­ren­tes paí­ses. Es­ta­dos Uni­dos tie­ne un sis­te­ma así des­de ha­ce mu­cho tiem­po. P. ¿Por qué no lo te­ne­mos? R. Bueno, pu­se una pro­pues­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.