Ma­cri arran­ca el año elec­to­ral con más ayu­das a las fa­mi­lias

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Kirch­ner, au­sen­te

Se­gún el úl­ti­mo da­to ofi­cial dis­po­ni­ble, el 27,2% de los ar­gen­ti­nos son po­bres. Las ci­fras co­rres­pon­den al pri­mer se­mes­tre del año pa­sa­do, jus­to an­tes del ini­cio de la cri­sis en la que el pe­so se de­jó la mi­tad de su va­lor, la eco­no­mía se con­tra­jo un 2,6% y for­zó al Eje­cu­ti­vo a so­li­ci­tar al Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) un res­ca­te fi­nan­cie­ro por 57.000 mi­llo­nes de dó­la­res (unos 50.100 mi­llo­nes de eu­ros). Ma­cri ad­mi­tió ayer que “la po­bre­za ba­jó dos años se­gui­dos, pe­ro ha vuel­to a los ni­ve­les de an­tes”, en re­fe­ren­cia al 32% de ar­gen­ti­nos con­si­de­ra­dos po­bres que se re­gis­tró en el pri­mer se­mes­tre de su ges­tión. No son bue­nas no­ti­cias pa­ra una cam­pa­ña elec­to­ral. De ahí que Ma­cri anun­cia­ra la de­ci­sión de uti­li­zar una cláu­su­la del acuer­do con el FMI que au­to­ri­za al Eje­cu­ti­vo a mo­de­rar la re­ba­ja del dé­fi­cit pú­bli­co si des­ti­na una par­te del res­ca­te a la ayu­da so­cial. De esa for­ma, Ar­gen­ti­na po­drá ce­rrar 2019 con un des­equi­li­brio del 0,2% del PIB, en lu­gar del 0% que se ha­bía com­pro­me­ti­do a al­can­zar, pa­ra que las fa­mi­lias más ne­ce­si­ta­das re­ci­ban 66 dó­la­res de ayu­da por ca­da hi­jo al mes. En to­tal, cua­tro mi­llo­nes de per­so­nas que ve­rán in­cre­men­ta- Ayer no ha­bía na­die fue­ra del Con­gre­so. Un enor­me ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad, for­ma­do por un do­ble cor­dón en las ca­lles ale­da­ñas, im­pi­dió que par­ti­da­rios o de­trac­to­res de Mau­ri­cio Ma­cri se acer­ca­sen has­ta la pla­za y cir­cu­la­sen por el cen­tro de la ave­ni­da de Ma­yo. In­clu­so mu­chos le­gis­la­do­res tu­vie­ron pro­ble­mas pa­ra lle­gar al re­cin­to, se­gún cri­ti­ca­ron an­te los me­dios. La ima­gen fue muy dis­tin­ta a la del 1 de mar­zo de 2015, cuan­do de­ce­nas de mi­les de mi­li­tan­tes co­pa­ron la pla­za pa­ra des­pe­dir a Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner en su úl­ti­ma aper­tu­ra del año le­gis­la­ti­vo. Un año des­pués, Ma­cri re­cién asu­mi­do, te­nía una po­pu­la­ri­dad del 60%. Hoy, con el 37%, las po­cas per­so­nas que lo­gra­ron pa­sar el pri­mer cor­dón lo abu­chea­ron a su pa­so. Cien­tos de ma­ni­fes­tan­tes se con­cen­tra­ron en el Obe­lis­co, a diez cua­dras del Con­gre­so. “Ma­cri ¿y la po­bre­za ce­ro?”, po­día leer­se en la pan­car­ta más gran­de des­ple­ga­da en la con­cen­tra­ción, en re­fe­ren­cia a la prin­ci­pal pro­me­sa in­cum­pli­da del Go­bierno ma­cris­ta. da en un 46% la ayu­da que re­ci­ben por ese con­cep­to del Es­ta­do.

En es­ta oca­sión, Ma­cri no di­jo, co­mo sí hi­zo en la aper­tu­ra de se­sio­nes del año pa­sa­do, que “lo peor ya pa­só” ni pro­me­tió que “aho­ra vie­nen los años en que va­mos a cre­cer”. Pe­ro cons­cien­te de que esas pa­la­bras son un ar­ma a mer­ced de la opo­si­ción, el pre­si­den­te ar­gen­tino se­ña­ló: “Mu­chos van a pen­sar que es­tán Por mo­men­tos, el dis­cur­so fue ten­so, con dis­pa­ros tan di­rec­tos que los le­gis­la­do­res kirch­ne­ris­tas se le­van­ta­ron en sus ban­cas. La ex­pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner, aho­ra se­na­do­ra, fal­tó otra vez a la ci­ta y de­jó en ma­nos de los su­yos la de­fen­sa de la cau­sa. Cuan­do el cru­ce de gri­tos subía de tono, Ma­cri res­pon­día con una fra­se he­cha: “Los gri­tos, los in­sul­tos, no ha­blan de mí, ha­blan de us­te­des”.

El pe­ro­nis­mo re­ci­bió a Ma­cri con car­te­les con la le­yen­da “Hay otro ca­mino”, ya en­mo­do elec­to­ral. La opo­si­ción aún bus­ca un can­di­da­to pa­ra en­fren­tar a Ma­cri, que es­tá em­pa­ta­do en los son­deos de opi­nión con Fer­nán­dez de Kirch­ner. Por eso el tono del pre­si­den­te, mu­cho más be­li­co­so y elec­to­ra­lis­ta que en otras oca­sio­nes. Y por eso el dis­cur­so pre­pa­ra­do pa­ra pro­mo­ver la con­fian­za en el fu­tu­ro, ex­pli­can­do a sus vo­tan­tes que los pro­ble­mas de hoy son los do­lo­res de un par­to, el pre­cio por aca­bar con “ci­mien­tos po­dri­dos”. “Hoy po­de­mos de­cir que Ar­gen­ti­na es­tá me­jor pa­ra­da que en 2015”, di­jo, con­ven­ci­do. Aho­ra le to­ca con­ven­cer al res­to de los ar­gen­ti­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.