El pri­mer jue­go de or­de­na­dor de la his­to­ria

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

me­mo­ra, el ma­te­má­ti­co es­ta­dou­ni­den­se Nor­ber­tWie­ner se pre­gun­tó en su pio­ne­ro li­bro Ci­ber­né­ti­ca si se­ría po­si­ble cons­truir una má­qui­na que ju­ga­se al aje­drez. “¡To­rres Que­ve­do la ha­bía cons­trui­do más de 30 años an­tes!”, pro­cla­ma el his­to­ria­dor es­pa­ñol.

“Es­te es el pri­mer au­tó­ma­ta de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad”, afir­ma el in­ge­nie­ro Ma­nuel Ro­ma­na se­ña­lan­do a una mis­te­rio­sa má­qui­na lle­na de ca­bles en el Mu­seo To­rres Que­ve­do. Es el pri­mer pro­to­ti­po ex­pe­ri­men­tal de El Aje­dre­cis­ta, cons­trui­do en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. Cuan­do To­rres Que­ve­do co­men­za­ba a ju­gar al aje­drez con­tra sus má­qui­nas en su la­bo­ra­to­rio de Ma­drid, Tu­ring era so­lo un be­bé.

Ma­nuel Ro­ma­na es des­de 2005 el res­pon­sa­ble del pe­que­ño mu­seo de la Es­cue­la de In­ge­nie­ros de Ca­mi­nos. Ha­ce lo que pue­de. “El mu­seo no tie­ne asig­na­do pre­su­pues­to”, la­men­ta. Se­gún sus ci­fras, ape­nas unas 1.000 per­so­nas, in­clu­yen­do gru­pos de ju­bi­la­dos, vi­si­ta­ron la sa­la el año pa­sa­do, pe­se a que la en­tra­da es gra­tui­ta.

“La cien­cia en Es­pa­ña lle­va el nom­bre de San­tia­go Ra­món y Ca­jal y la tec­no­lo­gía lle­va el de Leo­nar­do To­rres Que­ve­do. Los dos for­man la pri­me­ra di­vi­sión y por de­ba­jo es­tán, a una dis­tan­cia abis­mal, to­dos los de­más. Y los dos de­be­rían es­tar en una se­de del Mu­seo Na­cio­nal de Cien­cia y Tec­no­lo­gía”, sos­tie­ne Gon­zá­lez. El le­ga­do de Ra­món y Ca­jal lle­va des­de 1989 me­ti­do en ca­jas en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.