Al­re­de­dor de 250.000 ciu­da­da­nos ve­ne­zo­la­nos pidieron asi­lo en 2018

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Los nú­me­ros del éxo­do ve­ne­zo­lano, el ma­yor que ha­ya vis­to Amé­ri­ca La­ti­na, no pa­ran de cre­cer, y ca­da año lo ha­cen a una ve­lo­ci­dad ma­yor. En los úl­ti­mos cua­tro años —es de­cir, en­tre las pro­tes­tas contra el go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro de 2014 y tras su re­elec­ción en 2018—, pidieron asi­lo en el ex­tran­je­ro 414.000 ve­ne­zo­la­nos; de ellos, 248.000 lo hi­zo en 2018, se­gún los da­tos que re­ve­ló ayer la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das. Un por­cen­ta­je pe­que­ño del to­tal de emi­gra­dos del país —3,4 mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos: en di­ciem­bre eran 3,3—, pe­ro in­di­ca­ti­vo.

La or­ga­ni­za­ción ex­pli­ca es­te sú­bi­to re­pun­te mi­ran­do la eco­no­mía. La mo­ne­da ve­ne­zo­la­na se in­fla a un rit­mo de dos mi­llo­nes por cien­to al año y el sa­la­rio mí­ni­mo ha caí­do a los seis dó­la­res men­sua­les. Es­ta de­gra­da­ción ha al­te­ra­do el per­fil del ve­ne­zo­lano que de­ja su ho­gar. Ya no son ri­cos mo­les­tos por la fal­ta de cre­ci­mien­tos del país; aho­ra son los des­fa­vo­re­ci­dos, as­fi­xia­dos por la po­bre­za y la fal­ta de cam­bio en el ho­ri­zon­te. Los ri­cos de­ja­ron Ve­ne­zue­la co­mo es­tu­dian­tes o con vi­sa­dos de tra­ba­jo a paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos y Es­pa­ña.

Los que piden asi­lo sue­len ser, sin em­bar­go, aque­llos que no tie­nen di­ne­ro pa­ra afron­tar los cos­tes de emi­grar y que, vis­to có­mo es­tá el país, di­fí­cil- Alon­so Mo­lei­ro.

Esas mis­mas cen­tra­les ter­mo­eléc­tri­cas de­be­rían ope­rar a pleno ren­di­mien­to en el mo­men­to en el que —co­mo ayer y an­te­ayer— la hi­droe­léc­tri­ca fa­lla: son el úl­ti­mo re­cur­so an­tes del apa­gón. “Eso es lo que de­be­ría ha­ber ocu­rri­do, pe­ro no ha si­do así”, con­clu­ye Ve­ra. men­te lo van a re­unir. Los paí­ses a los que as­pi­ran a ir tam­bién cam­bian. Se­gún la ONU, dos ter­cios de los 414.000 han so­li­ci­ta­do que­dar­se en Amé­ri­ca La­ti­na, prin­ci­pal­men­te en Co­lom­bia —que tie­ne más de 2.000 ki­ló­me­tros con Ve­ne­zue­la— Ar­gen­ti­na o Bra­sil.

Los da­tos de la ONU al­can­zan has­ta fi­na­les de 2018. Cu­bren, por tan­to, el re­cru­de­ci­mien­to de la cri­sis po­lí­ti­ca pro­vo­ca­do por la re­elec­ción en ma­yo de Ma­du­ro co­mo pre­si­den­te. Sin em­bar­go, no al­can­zan al es­ta­lli­do que su­pu­so la pro­cla­ma­ción en enero de Juan Guai­dó co­mo pre­si­den­te in­te­ri­no ni los cin­co días de pro­tes­tas y re­pre­sión que si­guie­ron, del 21 al 25 de aquel mes, que se sal­da­ron con do­ce­nas de muer­tes y 900 de­ten­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.