Las mu­je­res dan un pa­so al fren­te en las mo­vi­li­za­cio­nes

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

La úl­ti­ma de las tres gran­des pro­tes­tas contra el pre­si­den­te ar­ge­lino, Ab­de­la­ziz Bu­te­fli­ka, coin­ci­dió con el Día In­ter­na­cio­nal de la Mu­jer y ha si­do apro­ve­cha­da pa­ra re­cla­mar la igual­dad de de­re­chos en­tre gé­ne­ros.

La abo­ga­da y es­cri­to­ra ar­ge­li­na Wassy­la Tam­za­li, de 78 años, co­men­tó por te­lé­fono: “Sin igual­dad no hay li­ber­tad. Es pre­ci­so que las jó­ve­nes re­cla­men, al mis­mo tiem­po que la democracia, el de­re­cho a la igual­dad en el di­vor­cio, a la he- ren­cia, a li­ber­tad se­xual… Mi ge­ne­ra­ción no cre­yó que era po­si­ble la igual­dad”.

Co­mo tan­ta gen­te es­tos días en Ar­ge­lia, Tam­za­li re­co­no­ce que se en­cuen­tra sor­pren­di­da por la ma­du­rez de los ciu­da­da­nos, por “el co­ra­je de los chi­cos y chi­cas”. Pe­ro no quie­re que su­ce­da lo mis­mo que ocu­rrió tras la in­de­pen­den­cia, en 1962. “Cuan­do a los re­vo­lu­cio­na­rios ar­ge­li­nos de los años se­sen­ta se les de­cía que ha­bía que ha­blar de la igual­dad de mu­je­res y hom­bres, pa­ra ellos era evi­den­te. Sin em­bar­go, des­pués no de­ja­ban nin­gu­na evi­den­cia so­bre esa igual­dad. Aho­ra que es­ta­mos vi­vien­do un mo­men­to de poesía fra­ter­nal, es di­fí­cil ima­gi­nar que en cuan­to es­ta fies­ta se aca­be ol­vi­da­re­mos a las mu­je­res co­mo se hi­zo has­ta aho­ra”.

La pe­rio­dis­ta ra­dio­fó­ni­ca Souhi­la Be­na­li, de 47 años, re­cuer­da des­de Argel que ca­da 8 de mar­zo el ré­gi­men in­ten­ta­ba ins­tru­men­ta­li­zar es­ta jor­na­da de reivindicación. “Se so­lía ren­dir ho­me­na­je a las mu­je­res en los sa­lo­nes del Gran Ho­tel Au­ras­si. Pe­ro es­te vier­nes, por pri­me­ra vez en 20 años, las mu­je­res es­tán en la ca­lle”.

La au­to­ra Wassy­la Tam­za­li se­ña­la que las ar­ge­li­nas com­ba­tie­ron en el ma­quis du­ran­te la gue­rra de la in­de­pen­den­cia. “Pe­ro ellos lle­ga­ron al po­der y se ol­vi­da­ron de ellas. Des­pués, tras la gue­rra con los is­la­mis­tas en los años no­ven­ta, los hom­bres co­gie­ron el po­der en nombre de los de­re­chos de las mu­je­res. ¿Y qué hi­cie­ron? Na­da. Ha­blan de li­ber­ta­des, pe­ro des­pués asu­men la sha­ria, la ley is­lá­mi­ca. El ar­tícu­lo pri­me­ro de la nue­va Cons­ti­tu­ción tie­ne que de­cir que to­dos los se­res hu­ma­nos so­mos igua­les en de­re­chos y li­ber­ta­des, sin nin­gu­na res­tric­ción. El is­lam de­be adap­tar­se a eso. Y no al re­vés”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.