Día gran­de en un co­le­gio com­pro­me­ti­do

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Lla­mar­se aso­cia­ción de pa­dres de alum­nos, APA, les so­na­ba vie­juno. Era una for­ma de si­len­ciar a las ma­dres, a pe­sar de que eran ma­yo­ría en las reunio­nes. Aña­die­ron unaMal acró­ni­mo, así que pa­sa­ron a lla­mar­se AMPA. El tér­mino tam­bién ca­yó pron­to en des­gra­cia. La reali­dad social les ha­bía atro­pe­lla­do co­mo un tren. Op­ta­ron fi­nal­men­te por una de­no­mi­na­ción más ge­né­ri­ca, aso­cia­ción de fa­mi­lias del alum­na­do. Una vez con­cre­ta­do un nombre que los igua­la­ra a to­dos, to­ca­ba dar pa­so a la ac­ción.

Lle­var y re­co­ger a los ni­ños del co­le­gio público Nues­tra Se­ño­ra de la Pa­lo­ma, un gru­po es­co­lar si­tua­do en un es­qui­na­zo del ba­rrio de La La­ti­na, en el cen­tro de Ma­drid, fue ayer, 8 de mar­zo, una ta­rea ex­clu­si­va de los hom­bres. Los pa­dres se or­ga­ni­za­ron en sus gru­pos de What­sApp pa­ra so­lu­cio­nar el pro­ble­ma de ma­ne­ra co­lec­ti­va cua­dran­do las ru­tas, los ho­ra­rios y las par­ti­cu­la­ri­da­des de ca­da ca­so. Hu­bo al­gu­na ex­cep- ción, pe­ro las ma­dres en ge­ne­ral se to­ma­ron a ra­ja­ta­bla la huel­ga de cui­da­dos.

Fue la se­gun­da vez que las fa­mi­lias de es­te co­le­gio, en el que his­tó­ri­ca­men­te los pa­dres han es­ta­do muy im­pli­ca­dos en la edu­ca­ción de sus hi­jos, se su­ma­ron a la huel­ga fe­mi­nis­ta. El año pa­sa­do re­ci­bie­ron una char­la in­for­ma­ti­va de los or­ga­ni­za­do­res y, tras tres in­ten­sos de­ba­tes en los que par­ti­ci­pó me­dio cen­te­nar de pa­dres, de­ci­die­ron su­mar­se.

A par­tir de ese mo­men­to se creó una co­mi­sión es­pe­cial del 8-M, que si­gue ac­ti­va a lo lar­go de to­do el año. Con la au­to­ri­za­ción de la di­rec­ción del co­le­gio, los pa­dres im­par­ten talleres de fe­mi­nis­mo, adap­ta­do a ca­da cur­so. Se fo­men­tan los re­creos in­clu­si­vos, don­de las ni­ñas y los ni­ños com­par­tie­ran jue­gos en vez de di­vi­dir­se por sexos. La ilus­tra­do­ra Pau­la Li­li, una ma­dre, ha di­bu­ja­do un có­mic en el que ex­pli­ca­ba la igual­dad, y se im­par­ten char­las con tí­tu­los co­mo “Des­mon­tan­do al ro­sa”, don­de se ex­pli­ca que la iden­ti­fi­ca­ción de lo fe­me­nino con ese co­lor fue una in­ven­ción de la in­dus­tria tex­til.

El co­lo­fón de to­das esas ac­ti­vi­da­des era ir jun­tos a la ma­ni­fes­ta­ción. Se ci­ta­ron a las cin­co de la tar­de en una pla­za fren­te al co­le­gio. Los alum­nos lle­va­ban ca­mi­se­tas y pan­car­tas que ellos mis­mos ha­bían di­se­ña­do en un ta­ller dos días an­tes. “Las prin­ce­sas se sal­van so­las”, de­cía una. “Ni­ños y ni­ñas te­ne­mos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.