Un ba­rrio si­len­cia­do.

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El apa­gón más lar­go de la his­to­ria re­cien­te de Ve­ne­zue­la em­pe­zó en la prin­ci­pal ave­ni­da de Ca­ri­cuao, un ba­rrio po­pu­lar al oes­te de Ca­ra­cas. El vier­nes so­lo tu­vie­ron luz dos ho­ras, des­pués de pa­sar 30 sin ella. Y cuan­do se apa­gó de nue­vo, ya ayer de ma­dru­ga­da, los ve­ci­nos sa­lie­ron a la ca­lle a pro­tes­tar y fue­ron re­pri­mi­dos por la po­li­cía. De esa re­frie­ga, ayer por la ma­ña­na, so­lo que­da­ba si­len­cio, ras­tro de vi­drios ro­tos, neu­má­ti­cos in­cen­dia­dos y pa­los dis­per­sos en las ca­lles. “La gen­te ya es­tá ex­te­nua­da por un día sin elec­tri­ci­dad”, di­ce un ve­cino que pre­fie­re man- te­ner el ano­ni­ma­to. Del en­fren­ta­mien­to con la po­li­cía no se ha­bla en el ba­rrio, con los agen­tes to­da­vía ron­dan­do por la zo­na. “No se pue­de de­cir na­da ni dar el nom­bre”, se jus­ti­fi­ca un co­mer­cian­te. “Te­ne­mos mie­do a que nos su­ce­da al­go”. Hay te­mor a la po­li­cía. Los in­ci­den­tes se pro­du­je­ron a po­cos me­tros de un co­man­do de la Fuer­za de Ac­cio­nes Es­pe­cia­les (FAES) de la Po­li­cía Na­cio­nal, de­nun­cia­da por su re­pre­sión, que ha cos­ta­do vi­das en al­gu­nas oca­sio­nes. “To­da la zo­na es­ta­ba to­ma­da,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.