La evo­lu­ción del ca­so de La Ma­na­da.

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

La me­tá­fo­ra es elo­cuen­te. Sa­bri­na Car­ta­bia, abo­ga­da y fe­mi­nis­ta ar­gen­ti­na, com­pa­ra el cre­ci­mien­to del mo­vi­mien­to de las mu­je­res con el del bam­bú ja­po­nés. La se­mi­lla re­quie­re un lar­go pe­rio­do de cui­da­do an­tes de cre­cer. “Un jar­di­ne­ro inex­per­to po­dría creer que no va a dar bro­tes por­que tar­da sie­te años en echar raí­ces. Pe­ro des­pués, en ape­nas seis me­ses la plan­ta cre­ce ha­cia arri­ba más de 30 me­tros”, se­ña­la. La com­pa­ra­ción, que usa pa­ra ex­pli­car la ex­plo­sión del fe­mi­nis­mo en Ar­gen­ti­na, sir­ve tam­bién pa­ra el gran pun­tal de la lu­cha fe­mi­nis­ta al otro la­do del Atlán­ti­co: Es­pa­ña.

Por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo, las ca­lles se lle­na­ron es­te 8 de mar­zo de cien­tos de mi­les de mu­je­res. Las ci­fras ofi­cia­les atri­bu­yen has­ta 375.000 ma­ni­fes­tan­tes en Ma­drid —se­gún De­le­ga­ción del Go­bierno, el do­ble que el año an­te­rior—, más de 200.000 per­so­nas en Bar­ce­lo­na o 50.000 en ca­pi­ta­les co­mo Bil­bao o Se­vi­lla, en­tre otras ciu­da­des.

¿Es Es­pa­ña el país más fe­mi­nis­ta del mun­do? ¿De dón­de vie­ne to­do es­to? ¿Qué ha pa­sa­do pa­ra que en 2019 la pro­tes­ta re­pi­ta aún con más fuer­za?

Esas raí­ces fuer­tes que abo­na­ron las abue­las y aho­ra cui­dan las nie­tas, se han abo­na­do tam­bién co­mo reac­ción a la irrup­ción en el ta­ble­ro po­lí­ti­co del par­ti­do ul­tra­de­re­chis­ta Vox, que pi­de de­ro­gar le­yes que pro­te­gen e impulsan a las mu­je­res, co­mo las de Vio­len­cia de Gé­ne­ro o Igual­dad. En es­te úl­ti­mo año, tras una mo­ción de cen­su­ra, lle­gó el Eje­cu­ti­vo con más mu­je­res de Eu­ro­pa. Y sus­mi­nis­tras si­tua­ron en el cen­tro del de­ba­te la agen­da fe­mi­nis­ta po­nien­do en mar­cha al­gu­nos cam­bios en ocho me­ses de Go­bierno, aun­que no to­dos los que que­rían ni los que anun­cia­ron.

El fe­mi­nis­mo ha es­ta­do en las con­ver­sa­cio­nes. “Con­se­gui­mos lle­var­lo a las ca­sas, que se ha­bla­ra en las ce­nas de Na­vi­dad”, di­ce Jus­ta Mon­te­ro, fe­mi­nis­ta de 63 años, in­te­gran­te de la Co­mi­sión 8 de Mar­zo. “Hay quien cree que es un bro­te por un día, que se lla­ma a la gen­te y la gen­te va. No es así. Du­ran­te to­do un año, nos he­mos or­ga­ni­za­do en to­dos los ám­bi­tos: uni­ver­si­da­des, em­pre­sas, ba­rrios, pue­blos... Las fe­mi­nis­tas es­ta­mos por to­dos la­dos con un fe­mi­nis­mo ca­pi­lar que per­mea to­dos los es­pa­cios”.

Aho­ra ni un so­lo par­ti­do con re­pre­sen­ta­ción en el Con­gre­so se ma­ni­fies­ta con­tra­rio al fe­mi­nis­mo. To­dos in­ten­tan su­mar­se a la mo­vi­li­za­ción que, un año más, em­pu­ja­ron so­bre to­do las más jó­ve­nes, gran­des pro­ta­go­nis­tas de las ma­ni­fes­ta­cio­nes. Tam­bién hu­bo más hom­bres. Es­tas son al­gu­nas cla­ves que ex­pli­can por qué Es­pa­ña si­gue en el cen­tro del hu­ra­cán fe­mi­nis­ta.

La Fis­ca­lía del Tri­bu­nal Su­pre­mo pi­dió el 7 de mar­zo una con­de­na de 18 años de cár­cel pa­ra los cin­co hom­bres que abu­sa­ron de una chi­ca de 18 años en un por­tal de Pamplona du­ran­te los san­fer­mi­nes de 2016. Es el do­ble de los que se les ha im­pues­to por abu­so se­xual con pre­va­li­mien­to a los cin­co se­vi­lla­nos, que es­tán en li­ber­tad a la es­pe­ra de sen­ten­cia fir­me. El ca­so fue un aci­ca­te pa­ra la pri- me­ra gran huel­ga fe­mi­nis­ta y vol­vió a pe­sar es­te año, tras el vo­to par­ti­cu­lar de un ma­gis­tra­do, Ri­car­do Gon­zá­lez, que des­cri­bió los ví­deos apor­ta­dos a la cau­sa co­mo es­ce­nas de se­xo “en un am­bien­te de jol­go­rio”. “Es­tos he­chos no han de­ja­do de arras­trar a la so­cie­dad”, se­gún Lu­cía Avi­lés, ma­gis­tra­da y por­ta­voz de la Aso­cia­ción de Mu­je­res Jue­zas de Es­pa­ña. “Cen­tró la agen­da fe­mi­nis­ta en vi­si­bi­li­zar la nor­ma­li­za­ción de la cul­tu­ra de la vio­la- ción ba­sa­da en la he­ge­mo­nía mas­cu­li­na, una de­fi­cien­te o nu­la edu­ca­ción afec­ti­vo-se­xual y una por­no­gra­fía abier­ta, y la jus­ti­cia pa­triar­cal”. Y ge­ne­ró una “re­vo­lu­ción vio­le­ta” en la jus­ti­cia: “No so­lo en có­mo se prac­ti­ca sino en la edu­ca­ción es­pe­cia­li­za­da ne­ce­sa­ria o la pro­pia es­truc­tu­ra”, se­gún Avi­lés. En el úl­ti­mo año, se trans­for­mó el gru­po de ex­per­tos en­car­ga­dos de re­vi­sar los de­li­tos se­xua­les en el Có­di­go Pe­nal, ini­cial­men­te for­ma­do so­lo por hom-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.