La gue­rra de las eti­que­tas

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Sis­te­ma pa­ra­li­za­do

¿Qué une a una ce­rra­du­ra, los co­lo­res de un se­má­fo­ro y unos oc­tá­go­nos ne­gros? A pri­me­ra vis­ta, na­da. Pe­ro, si apa­re­cen di­bu­ja­dos en la par­te fron­tal del en­va­se de un ali­men­to, to­do cam­bia. En un mun­do don­de la ta­sa de obe­si­dad se ha tri­pli­ca­do des­de 1975 y las en­fer­me­da­des re­la­cio­na­das con ella ma­tan a mi­llo­nes de per­so­nas ca­da año, se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), es­tos sím­bo­los —el se­má­fo­ro, la ce­rra­du­ra y los oc­tó­go­nos— quie­ren con­ver­tir­se en un im­por­tan­te alia­do del con­su­mi­dor a la ho­ra de ha­cer la com­pra. Tan im­por­tan­te que en Es­pa­ña han si­do ob­je­to de una ve­la­da con­tien­da en­tre la Ad­mi­nis­tra­ción y una par­te de la in­dus­tria, mien­tras que Eu­ro­pa ha re­to­ma­do el de­ba­te so­bre la im­plan­ta­ción de es­te sis­te­ma de se­má­fo­ros nu­tri­cio­na­les.

La dis­cu­sión acer­ca de có­mo de­be ser el eti­que­ta­do fron­tal o FoP (del in­glés Front-of-Pack), que re­su­me la in­for­ma­ción nu­tri­cio­nal de los ali­men­tos pro­ce­sa­dos pa­ra que se pue­dan com­pa­rar de un vis­ta­zo, lle­va tiem­po en dis­cu­sión. La UE acor­dó ha­ce ocho años in­ser­tar en los en­va­ses, de ma­ne­ra obli­ga­to­ria, el va­lor ener­gé­ti­co y las can­ti­da­des de gra­sas, gra­sas sa­tu­ra­das, hi­dra­tos de car­bono, azú­ca­res, pro­teí­nas y sal de los ali­men­tos en­va­sa­dos (por ca­da 100 gra­mos o mi­li­li­tros). Pe­ro de­jó la op­ción a ca­da Es­ta­do, y has­ta a la in­dus­tria, de desa­rro­llar un es­que­ma pro­pio, vo­lun­ta­rio pa­ra los fa­bri- can­tes, pa­ra sin­te­ti­zar es­tos da­tos a mo­do de ad­ver­ten­cia en la par­te de­lan­te­ra del en­va­se.

El re­sul­ta­do: mu­chos mo­de­los, nin­guno per­fec­to. “Lo esen­cial es que cual­quier sis­te­ma es­té desa­rro­lla­do ba­jo cri­te­rios es­tric­tos y so­por­ta­dos cien­tí­fi­ca­men­te”, di­ce Em­ma Cal­vet, res­pon­sa­ble de po­lí­ti­ca ali­men­ta­ria en la or­ga­ni­za­ción eu­ro­pea de con­su­mi­do­res Beuc. En su opi­nión, la UE de­be­ría de adop­tar un es­que­ma obli­ga­to­rio si quie­re que sus ciu­da­da­nos “to­men de­ci­sio­nes más sa­nas de un vis­ta­zo”.

Pe­ro la in­dus­tria no siem­pre pien­sa igual. El lobby eu­ro­peo Food Drink Eu­ro­pe ve ne­ce­sa­ria una ma­yor coor­di­na­ción en­tre Es­ta­dos, aun­que abo­ga por que el sis­te­ma si­ga sien­do vo­lun­ta­rio. “Es desea­ble un es­que­ma ar­mo­ni­za­do pa­ra no con­fun­dir al con­su­mi­dor ni crear ba­rre­ras al co­mer­cio”, abun­da En­ri­co Fra­bet­ti, di­rec­tor de po­lí­ti­cas alimentarias de la pa­tro­nal es­pa­ño­la de fa­bri­can­tes FIAB. “Aun­que no creo que va­ya a ser un fac­tor de­ci­si­vo con­tra la obe­si­dad”, zan­ja.

En la ac­tua­li­dad, dis­tin­tos sis­te­mas pro­li­fe­ran den­tro y fue­ra de la UE. Fran­cia ha ela­bo­ra­do el Nu­tris­co­re, un có­di­go de co­lo­res aso­cia­do a le­tras que va del cho­co­la­te. “Los con­su­mi­do­res ya co­no­cían los per­jui­cios de las go­lo­si­nas, pe­ro creían que el zu­mo y los ce­rea­les eran más sa­nos”, con­clu­ye Ga­lli so­bre aquel ex­pe­ri­men­to.

La in­ves­ti­ga­do­ra tam­bién aler­ta de que al­gu­nos gru­pos de con­su­mi­do­res po­drían lle­gar a es­ta­ble­cer una equi­va­len­cia en­tre la luz ver­de del Nu­tris­co­re, que siem­pre se re­fie­re a pro­duc­tos pro­ce­sa­dos, y los frescos. “Es un ries­go y es un pro­ble­ma, por­que es muy fá­cil crear aso­cia­cio­nes y muy di­fí­cil que­brar­las”.

El sec­tor agroa­li­men­ta­rio y el mun­do de la sa­lud es­tán ex­pec­tan­tes an­te el in­for­me de la Co­mi­sión que ana­li­za­rá los di­fe­ren­tes mo­de­los que se han usa­do has­ta aho­ra den­tro la UE. Tam­bién seis mul­ti­na­cio­na­les di­se­ña­ron su sis­te­ma, el eti­que­ta­do nu­tri­cio­nal evo­lu­cio­na­do, y es­tu­vie­ron a pun­to de lan­zar­lo en va­rios paí­ses eu­ro­peos. Nu­tri­cio­nis­tas y aso­cia­cio­nes de con­su­mi­do­res lo con­si­de­ra­ban inade­cua­do por­que en lu­gar que ba­sar­se en ra­cio­nes de 100 gra­mos se re­fe­ría a por­cio­nes es­tán­dar, de­fi­ni­das por la mis­ma in­dus­tria. Anun­cia­ron su mar­cha atrás el pa­sa­do no­viem­bre, po­cos días des­pués de que el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad es­pa­ñol hi­cie­ra pú­bli­ca su in­ten­ción de im­ple­men­tar el Nu­tris­co­re.

Se­gún la So­cie­dad Es­pa­ño­la de En­do­cri­nó­lo­gos y Nu­tri­cio­nis­tas, tam­po­co es­te sis­te­ma de le­tras y co­lo­res es una pa­na­cea. “Per­mi­te com­pa­rar ali­men­tos del mis­mo gru­po pa­ra ele­gir la op­ción más sa­lu­da­ble, pe­ro no sir­ve pa­ra ha­cer un lis­ta­do ge­ne­ral de ali­men­tos en los que to­dos los que ob­ten­gan la mis­ma le­tra sean com­pa­ra­bles por su ca­li­dad nu­tri­cio­nal”, ad­vier­te es­ta aso­cia­ción.

Jo­sé Ma­ría Fe­rrer, res­pon­sa­ble del de­par­ta­men­to ju­rí­di­co de la Aso­cia­ción de In­ves­ti­ga­ción de la In­dus­tria Agroa­li­men­ta­ria (Ai­nia), ad­vier­te de que los se­má­fo­ros nu­tri­cio­na­les pue­den, en cier­tos ca­sos, ge­ne­rar dis­tor­sio­nes. “Por ejem­plo, pue­de que al acei­te de oli­va se le asig­ne un ro­jo por la al­ta can­ti­dad de gra­sa y que un con­su­mi­dor pen­sa­ra que es ma­lí­si­mo, cuan­do es to­do lo con­tra­rio”, ex­pli­ca. El acei­te de oli­va ha si­do re­cien­te­men­te ob­je­to de un bu­lo en Lon­dres, se­gún el cual la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca ha­bía prohi­bi­do pu­bli­ci­tar­lo en el me­tro y en lu­ga­res pú­bli­cos co­mo par­te de su es­tra­te­gia con­tra la obe­si­dad in­fan­til.

El Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad es­pa­ñol ya en no­viem­bre pa­ró las po­lé­mi­cas ase­gu­ran­do que no apli­ca­rá el nue­vo eti­que­ta­do a es­te pro­duc­to. Vic­to­rio Te­ruel, de la Agen­cia Es­pa­ño­la de Se­gu­ri­dad Ali­men­ta­ria y Nu­tri­ción, con­fir­mó en fe­bre­ro en un con­gre­so de Ae­coc que la Ad­mi­nis­tra­ción es­tá ne­go­cian­do con Fran­cia (el Nu­tris­co­re es una mar­ca re­gis­tra­da) có­mo adap­tar el sis­te­ma a la die­ta me­di­te­rrá­nea. Asi­mis­mo, de­fen­dió que el eti­que­ta­do fron­tal de­be­ría ser obli­ga­to­rio y ar­mo­ni­za­do en la UE. El pro­ble­ma es que, de mo­men­to, no hay una­ni­mi­dad en­tre Es­ta­dos miem­bros. “Por eso tam­bién es­ta­mos a la es­pe­ra del in­for­me de la Co­mi­sión”, di­jo Te­ruel, quien ase­gu­ró que en bre­ve se abri­rá la con­sul­ta pu­bli­ca so­bre el bo­rra­dor del pro­yec­to de la nor­ma que es­ta­ba pre­pa­ran­do la Ad­mi­nis­tra­ción es­pa­ño­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.