Re­du­cir las lis­tas de es­pe­ra, la ci­ru­gía más com­ple­ja

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Pis­ci­na por la ma­ña­na, ca­mi­na­ta de cin­co ki­ló­me­tros por la tar­de, via­jar mu­cho, en­car­gar­se de la ca­sa. A María, de 69 años, no la de­te­nía ni la os­teo­po­ro­sis ni la es­pal­da to­ca­da tras el cáncer de ma­ma. Pero eso cam­bió cuando se ca­yó en Lon­dres en sep­tiem­bre de 2017. Hoy su mun­do se re­du­ce a la te­le, las bol­sas de hie­lo pa­ra la ro­di­lla, más ki­los, re­cla­mar y es­pe­rar. “No pue­do ni dar la vuel­ta a la man­za­na y ten­go al ma­ri­do ha­cien­do la com­pra”.

María vi­ve en Bar­ce­lo­na, ha en­tris­te­ci­do, se ha en­cor­va­do y no quie­re dar su nom­bre real “por si no me ope­ran”, di­ce. Ca­da uno de los 584.018 es­pa­ño­les en lis­ta de es­pe­ra pa­ra en­trar en el qui­ró­fano, se­gún los úl­ti­mos da­tos ofi­cia­les de 2018, su­fre do­lor o li­mi­ta­cio­nes a pe­sar de que lo que le ocu­rra no se con­si­de­re ur­gen­te. Aguar­dan 93 días de me- dia. El gru­po más abul­ta­do se ope­ra­rá de ca­de­ra o ro­di­lla, co­moe­lla. Trau­ma­to­lo­gía es la es­pe­cia­li­dad con más pa­cien­tes ins­cri­tos (157.419), que es­pe­ran 111 días. María ya va por el año, y des­pués de que el diag­nós­ti­co, por re­tra­sos en la re­so­nan­cia y la ci­ta con el es­pe­cia­lis­ta, se de­mo­ra­se seis me­ses.

Tu mé­di­co pi­de una endoscopia pa­ra sa­ber la cau­sa de un ar­dor de es­tó­ma­go que te re­sul­ta in­so­por­ta­ble. “¡Y me han ci­ta­do pa­ra den­tro de un año!”, se in­dig­na Víc­tor García, un ge­ta­fen­se de 55 años. El Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad so­lo difunde que por ca­da 1.000 ciu­da­da­nos hay 43 es­pe­ran­do que les vea un es­pe­cia­lis­ta. Al­re­de­dor de un mi­llón y me­dio de per­so­nas con un in­te­rro­gan­te en la ca­be­za. Cua­tro de ca­da 10 son ci­ta­dos más allá de los dos me­ses.

Las lis­tas de es­pe­ra son el gran fo­co del des­con­ten­to de los ciu­da- da­nos. Esos me­ses aguar­dan­do la ci­ta re­pre­sen­tan la ma­yor que­ja. El úl­ti­mo Ba­ró­me­tro Sa­ni­ta­rio, de 2018, re­ve­la que el 47,7% de en­cues­ta­dos con­si­de­ra que los tiem­pos de es­pe­ra no han me­jo­ra­do. Y uno de ca­da cua­tro (24,3%) cree que em­peo­ra­ron. España no es una ex­cep­ción. Es más, se si­túa por de­ba­jo de la me­dia eu­ro­pea en es­pe­ra. Paí­ses del en­torno es­tán en una si­tua­ción si­mi­lar o peor. Uno de ca­da cin­co ciu­da­da­nos de la UE ma­yo­res de 15 años res­pon­dió que no po­día ac­ce­der a con­sul­tas mé­di­cas o tra­ta­mien­tos por el tiem­po de de­mo­ra, se­gún los úl­ti­mos da­tos de Eu­ros­tat, de 2014. Ca­be pre­gun­tar si ese em­bu­do cau­san­te de tan­tos des­ve­los tie­ne arre­glo.

Por­que en los sis­te­mas de sa­ni­dad pú­bli­cos en los que to­dos los ciu­da­da­nos es­tán pro­te­gi­dos es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble con­ci­liar ofer­ta (los mé­di­cos que atien­den y los qui­ró­fa­nos que hay) y de­man­da (los afli­gi­dos que re­quie­ren aten­ción), di­cen los es­pe­cia­lis­tas con­sul­ta­dos. Se ac­ce­de en fun­ción de la ne­ce­si­dad, no del pa­go. Jo­sé Ra­món Re­pu­llo, je­fe de Pla­ni­fi­ca­ción y Eco­no­mía de la Sa­lud de la Es­cue­la Na­cio­nal de Sa­ni­dad, ob­ser­va: “La gen­te en­fer­ma cuando en­fer­ma. No es al­go pre­vi­si­ble”. Las ur­gen­cias se tra­tan in­me­dia­ta­men­te y pa­to­lo­gías gra­ves co­mo el cáncer, con prio­ri­dad. Así, las ci­ru­gías pro­gra­ma­das de me­nor se­ve­ri­dad se re­tra­sa­rán y las agen­das de los mé­di­cos se mo­di­fi­ca­rán. El pro­fe­sor de la Lon­don School of Eco­no­mics Joan Cos­ta-Font, que ana­li­zó las lis­tas de es­pe­ra qui­rúr­gi­cas es­pa­ño­las pa­ra la OCDE, ase­gu­ra: “Los tiem­pos de de­mo­ra son el re­sul­ta­do de de­ci­sio­nes de prio­ri­za­ción”. Juan de Llano-Se­ño­rís, di­rec­tor de la Fun­da­ción Gas­par Casal, adu­ce: “Es­to no es una fá­bri­ca de co­ches, que se pue­de pla­ni­fi­car cuán­tos se van a en­sam­blar”. El es­ta­do de sa­lud de la po­bla­ción, el en­ve­je­ci­mien­to y las tec­no­lo­gías que hacen más fá­ci­les, se­gu­ras y sin hos­pi­ta­li­za­ción de­ter­mi­na­das ci­ru­gías (ca­ta­ra­tas, ar­tros­co­pias...) in­flu­yen en que en­gor­de la bol­sa de pa­cien­tes, se­ña­la el do­cu­men­to de la OCDE. Teó­ri­ca­men­te, sí, sos­tie­nen los es­pe­cia­lis­tas. “Se po­drían prác­ti­ca­men­te eli­mi­nar con más re­cur­sos, pero im­pli­ca­ría ine­fi­cien­cias (ca­mas va­cías...) pa­ra ase­gu­rar la dis­po­ni­bi­li­dad en to­do­mo­men­to”, ase­gu­ra Cos­ta-Font. Lui­gi Si­ci­lia­ni, in­ves­ti­ga­dor en Eco­no­mía de la Sa­lud y coeditor de la ex­ten­sa re­vi­sión so­bre lis­tas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.