La in­cer­ti­dum­bre del Bre­xit hunde al Reino Uni­do en una cri­sis po­lí­ti­ca y cons­ti­tu­cio­nal

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

La pri­me­ra mi­nis­tra, se­gún han con­ta­do los pre­sen­tes, qui­so de­vol­ver el gol­pe a Ber­cow y ex­pli­có a su Ga­bi­ne­te có­mo el Par­la­men­to se ha­bía con­ver­ti­do “en el haz­me­rreír de los ciu­da­da­nos”. May se li­mi­tó a ad­ver­tir­les de que “si no son ca­pa­ces de cum­plir con el Bre­xit, la gen­te nun­ca se lo per­do­na­ría”, pe­ro fue in­ca­paz de ofre­cer pis­tas so­bre la ru­ta que pen­sa­ba abor­dar a diez días del 29 de mar­zo, la fe­cha fi­ja­da oficialmen­te pa­ra la sa­li­da del Reino Uni­do de la UE.

Los miem­bros de su Go­bier- La cum­bre eu­ro­pea de ma­ña­na es­tu­dia­rá el apla­za­mien­to del Bre­xit, pre­vis­to pa­ra el pró­xi­mo 29 de mar­zo. A 10 días de que se cum­pla el pla­zo, el Par­la­men­to bri­tá­ni­co si­gue sin apro­bar el acuer­do pa­ra una sa­li­da del Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea pac­ta­da con el res­to de los so­cios co­mu­ni­ta­rios, por lo que la pró­rro­ga re­sul­ta inevi­ta­ble si se no se en­zar­za­ron en una dis­cu­sión, en apa­rien­cia so­bre la es­tra­te­gia a se­guir, pe­ro que al ir su­bien­do de tono hi­zo aflo­rar las pro­fun­das di­vi­sio­nes in­ter­nas del Ga­bi­ne­te. Mien­tras al­gu­nos de­fen­dían que la ame­na­za de un Bre­xit sin acuer­do a par­tir del 30 de ju­nio —has­ta ahí lle­ga­ría la pró­rro­ga de tres me­ses que May se com­pro­me­tió a pe­dir a la UE— bas­ta­ría pa­ra con­ven­cer a los in­de­ci­sos, otros eran par­ti­da­rios de una pró­rro­ga más lar­ga que pu­sie­ra ner­vio­sos a los eu­ro­es­cép­ti­cos. “Es­te quie­re sor­tear el abis­mo de una rup­tu­ra bru­tal. Pe­ro las con­di­cio­nes y du­ra­ción de ese apla­za­mien­to au­gu­ran una ten­sa ne­go­cia­ción. Los 27 so­cios de la Unión, por una­ni­mi­dad, se­gún el ar­tícu­lo 50 del Tra­ta­do de la UE, que mar­ca las pau­tas del pro­ce­di­mien­to pa­ra aban­do­nar el club. era el Go­bierno que iba a lo­grar el Bre­xit, y por lo que oi­go, ya no lo pa­re­ce”, re­pro­chó a sus co­le­gas An­drea Lead­som, la lí­der con­ser­va­do­ra de la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes.

El Eje­cu­ti­vo de May hi­zo su­yas las pa­la­bras del pro­cu­ra­dor ge­ne­ral del Es­ta­do, Ro­bert Buc­kland, quien des­pués de co­no­cer la de­ci­sión del pre­si­den­te del Par­la­men­to afir­mó que el Reino Uni­do es­ta­ba “en me­dio de una gran cri­sis cons­ti­tu­cio­nal, una cri­sis po­lí­ti­ca que es­ta­mos obli­ga­dos a re­sol­ver por el bien del

“Po­de­mos apro­bar­la has­ta una ho­ra an­tes de la me­dia­no­che del 29 de mar­zo”, ase­gu­ran fuen­tes co­mu­ni­ta­rias. Aun­que pre­fe­ri­rían to­mar la de­ci­sión con más tiem­po. La pri­me­ra re­so­lu­ción po­lí­ti­ca, se­gún fuen­tes di­plo­má­ti­cas, po­dría adop­tar­se en la cum­bre de ma­ña­na. Pe­ro su plas­ma­ción le­gal, si hay acuer­do, se com­ple­ta­rá la pró­xi­ma semana, qui­zá in­clu­so en la mis­ma jor­na­da del Bre­xit (pre­vis­to a las 23.00 del día 29, ho­ra de Lon­dres, y a las 24.00, ho­ra de Bru­se­las).

Pue­de te­ner tres ob­je­ti­vos. Ga­nar tiem­po pa­ra amor­ti­guar el im­pac­to de un Bre­xit bru­tal si fi­nal­men­te no hay acuer­do con Lon­dres. Dar tiem­po a la ra­ti­fi­ca­ción del país”. Sin em­bar­go, el Go­bierno ha su­ge­ri­do en las úl­ti­mas ho­ras que exis­ten vías pa­ra sor­tear la de­ci­sión del spea­ker, y que su in­ten­ción si­gue sien­do so­me­ter el plan de May a una ter­ce­ra vo­ta­ción. “Es el úni­co plan que hay so­bre la me­sa. La UE lo ha de­ja­do cla­ro. Las em­pre­sas ne­ce­si­tan la cer­ti­dum­bre que ofre­ce”, de­fen­día ayer Step­hen Bar­clay, el mi­nis­tro pa­ra el Bre­xit.

Los 27 so­cios de la UE ana­li­za­ron ayer en Bru­se­las los pre­pa­ra­ti­vos pa­ra una po­si­ble pró­rro­ga del Bre­xit, aun­que sin de­ta­lles to­da­vía so­bre la pe­ti­ción de Lon­dres. El ne­go­cia­dor eu­ro­peo, Mi­chel Bar­nier, re­co­men­dó a los miem­bros de la UE que so­pe­sen con mu­cho cui­da­do la idea. “Una pró­rro­ga es tam­bién una pró­rro­ga de la in­cer­ti­dum­bre. Y es al­go que pue­de te­ner mu­chí­si­mas con­se­cuen­cias”, ad­vir­tió.

El men­sa­je se tras­la­da­rá a la cum­bre eu­ro­pea de ma­ña­na y el vier­nes en Bru­se­las, en la que los 27 es­pe­ra­ban pro­nun­ciar­se so­bre el po­si­ble apla­za­mien­to del Bre­xit. Sin em­bar­go, la de­ci­sión del pre­si­den­te del Par­la­men­to bri­tá­ni­co de im­pe­dir un ter­cer vo­to del acuer­do de sa­li­da pue­de tras­to­car los pla­nes de la Unión Eu­ro­pea. Bru­se­las es­pe­ra- pac­to de sa­li­da si el Par­la­men­to bri­tá­ni­co aca­ba acep­tán­do­lo. O pa­rar el re­loj del Bre­xit du­ran­te una lar­ga tem­po­ra­da a la es­pe­ra de que el es­ce­na­rio po­lí­ti­co del Reino Uni­do se re­com­pon­ga­me­dian­te un cam­bio de Go­bierno, unas elec­cio­nes ge­ne­ra­les o, in­clu­so, un se­gun­do re­fe­rén­dum.

La reunión de re­pre­sen­tan­tes per­ma­nen­tes del 15 de mar­zo mos­tró que Fran­cia, Es­pa­ña, Bél­gi­ca e Ir­lan­da fi­gu­ran en­tre los par­ti­da­rios de con­ce­der un pla­zo mí­ni­mo a Lon­dres y de su­pe­di­tar­lo a un plan con­cre­to pa­ra re­ma­tar el Bre­xit. Fran­cia in­clu­so abo­gó por pre­ci­pi­tar la sa­li­da sin acuer­do el 29 de mar­zo si no se per­ci­be po­si­bi­li­dad de des­blo­queo en la si­tua­ción po­lí­ti­ca en Lon­dres. El mi­nis­tro de Sa­ni­dad del Reino Uni­do, Step­hen Ha­mond, anun­ció ayer un fon­do de unos 580 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra pa­gar los tra­ta­mien­tos mé­di­cos de los bri­tá­ni­cos re­si­den­tes en otros paí­ses de la UE, si se pro­du­ce un Bre­xit sin acuer­do. Unos 180.000 ju­bi­la­dos, prin­ci­pal­men­te en Fran­cia o Es­pa­ña, dis­fru­tan aho­ra del acuer­do re­cí­pro­co del Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud (NHS, en sus si­glas en in­glés) bri­tá­ni­co con los sis­te­mas sa­ni­ta­rios ho­mó­lo­gos. Lon­dres se com­pro­me­te aho­ra a fi­nan­ciar, has­ta un pla­zo de 12 me­ses des­pués de un hi­po­té­ti­co Bre­xit sal­va­je, to­dos aque­llos tra­ta­mien­tos que co­men­za­ron a re­ci­bir sus na­cio­na­les an­tes de la fe­cha de sa­li­da de la UE. ba que el Go­bierno de The­re­sa May cur­sa­se es­ta semana una pe­ti­ción de apla­za­mien­to del Bre­xit, al me­nos has­ta ju­nio, pa­ra com­ple­tar la tra­mi­ta­ción del acuer­do. Y el vis­to bueno a esa pró­rro­ga po­dría ha­ber lle­ga­do en la cum­bre. Pe­ro el nue­vo tro­pie­zo de May enWest­mins­ter de­ja to­do el ca­len­da­rio en el ai­re y la apro­ba­ción de­fi­ni­ti­va de la pró­rro­ga (o su im­pro­ba­ble re­cha­zo) po­dría no lle­gar has­ta la semana que vie­ne, a so­lo unas ho­ras de que ex­pi­re el pla­zo pa­ra el Bre­xit. “Po­de­mos apro­bar­la has­ta una ho­ra an­tes de la me­dia­no­che del 29 de mar­zo”, se­ña­ló una fuen­te co­mu­ni­ta­ria, en re­fe­ren­cia a la fe­cha pre­vis­ta pa­ra con­su­mar la sa­li­da del Reino Uni­do de la Unión.

Bru­se­las no des­car­ta que, tras la cum­bre eu­ro­pea, May vuel­va a in­ten­tar la apro­ba­ción del acuer­do la pró­xi­ma semana. Si lo­gra­ra sa­car ade­lan­te el tex­to, la pró­rro­ga po­dría ser so­lo de tres me­ses. Pe­ro si fra­ca­sa de nue­vo, la UE po­dría plan­tear­se un apla­za­mien­to del Bre­xit has­ta 2020. Va­rios paí­ses, con Fran­cia y Es­pa­ña a la ca­be­za, son muy rea­cios a pro­lon­gar la in­cer­ti­dum­bre du­ran­te tan­to tiem­po.

El in­ven­ta­rio di­plo­má­ti­co de la mis­ma reunión si­túa en el bando más com­pren­si­vo a paí­ses co­mo Ale­ma­nia, Ho­lan­da o Por­tu­gal, que pre­fie­ren man­te­ner­se abier­tos a cual­quier hi­pó­te­sis a la es­pe­ra de la evo­lu­ción de los acon­te­ci­mien­tos en Lon­dres.

La de­ci­sión fi­nal, si lle­ga, co­rres­pon­de­rá a la cum­bre eu­ro­pea de ma­ña­na. La fór­mu­la pre­fe­ri­da por la ma­yo­ría de los paí­ses, in­clui­da Es­pa­ña, es una pró­rro­ga cor­ta, de dos o tres me­ses, pa­ra dar tiem­po a que el Par­la­men­to bri­tá­ni­co ra­ti­fi­que el acuer­do de sa­li­da pac­ta­do el 25 de no­viem­bre. Pe­ro West­mins­ter ya ha re­cha­za­do dos ve­ces ese tex­to. Y de mo­men­to, el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.