Las Al­cán­ta­ra co­mo es­pe­jo pa­ra las mu­je­res

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

“Eso de la igual­dad no es nin­gún ro­llo; es un de­re­cho”. Así evi­den­cia­ba Mer­ce­des Fer­nán­dez (in­ter­pre­ta­da por Ana Dua­to) su des­per­tar fe­mi­nis­ta en la úl­ti­ma tem­po­ra­da de Cuén­ta­me có­mo pasó, la se­rie de la que es protagonista. Siem­pre ha­bía pre­di­ca­do el fe­mi­nis­mo sin sa­ber­lo, pe­ro aque­lla fue la pri­me­ra vez que lo ver­ba­li­za­ba de­lan­te de su ma­ri­do An­to­nio (Ima­nol Arias), un machista del día a día que sos­te­nía que el si­tio de una­mu­jer es la co­ci­na. En el ca­pí­tu­lo de la de­ci­mo­no­ve­na tem­po­ra­da de la se­rie co­rría 1988 y co­men­za­ba una ter­ce­ra ola fe­mi­nis­ta, li­de­ra­da ma­yo­ri­ta­ria­men­te por las ge­ne­ra­cio­nes de sus hi­jas Inés (Ire­ne Vi­se­do) y Ma­ría (Car­men Cli­ment); una olea­da que su­pu­so una bom­ba tan­to pa­ra las jó­ve­nes de los no­ven­ta co­mo pa­ra las amas de ca­sa es­pa­ño­las, que em­pe­za­ron a de­man­dar una vi­da pro­pia fue­ra del ho­gar.

El per­so­na­je deMer­che, que em­pe­zó co­mo ab­ne­ga­da ama de ca­sa y ha aca­ba­do li­cen­cia­da en la uni­ver­si­dad y con­ver­ti­da en em­pre­sa­ria, ha si­do du­ran­te 17 años un es­pe­jo pa­ra las mu­je­res de una ge­ne­ra­ción jo­ven que es­ta­ban en los al­bo­res de la ado­les­cen­cia cuan­do la se­rie co­men­zó en 2001 y que ya son más que adul­tas cuan­do hoy (La 1, 22.30) se es­tre­na su vi­gé­si­ma en­trega.

“La de Mer­che es la his­to­ria de las que cre­cie­ron en el fran­quis­mo in­ten­tan­do com­pa­ti­bi­li­zar lo que la so­cie­dad les ha­bía en­se­ñan­do y lo que aho­ra po­dían ha­cer. No es un per­so­na­je que se cons­tru­ye co­mo sím­bo­lo, sino co­mo un ho­me­na­je a nues­tras ma­dres”, opi­na Con- cep­ción Cas­ca­jo­sa, pro­fe­so­ra de Co­mu­ni­ca­ción en la Uni­ver­si­dad Car­los III de Ma­drid.

La ma­triar­ca —Mer­che de Beau­voir, co­mo la lla­man en broma sus fans— ha lu­cha­do con­tra su mi­so­gi­nia in­terio­ri­za­da y pa­de­ci­do un ma­chis­mo que aún hoy cam­pa a sus an­chas. Inés, su hi­ja ma­yor, emi­gró a Londres y Ar­gen­ti­na, per­si­guió su sue­ño de ser ac­triz, pasó por la cár­cel y man­tu­vo una re­la­ción con una­mu­jer. To­do ba­jo la des­apro­ba­ción de la fa­mi­lia.

Con Ma­ría, la hi­ja pe­que­ña de los Al­cán­ta­ra, que na­ció en la sex­ta en­trega, emi­ti­da en 2004, el via­je co­bró otra di­men- sión. To­dos los ar­cos ar­gu­men­ta­les de her­man­dad re­vo­lu­cio­na­ria ce­rra­ban un círcu­lo con la re­bel­de Ma­ría, que vi­vía su épo­ca más con­vul­sa en un en­torno que sen­tía vie­jo y her­mé­ti­co. Se ma­ni­fes­tó y re­ci­bió un ba­la­zo en las re­vuel­tas es­tu­dian­ti­les de 1987, se enamo­ró per­di­da­men­te de un chi­co mu­cho ma­yor que ella y se sin­tió en­ce­rra­da en­me­dio del pro­gre­so y la mo­der­ni­dad.

Her­mi­nia, Mer­che o Inés han re­cor­da­do du­ran­te ca­si dos dé­ca­das ami­les de es­pec­ta­do­ras del pri­me ti­me que una mu­jer de­be va­ler­se por sí mis­ma, aun­que ellas no hu­bie­ran po­di­do ha­cer­lo.

“Creo que a una ge­ne­ra­ción más jo­ven Cuén­ta­me le per­mi­te en­ten­der los sa­cri­fi­cios y re­nun­cias de las mu­je­res de la fa­mi­lia, y es uno de los ele­men­tos que con­vier­ten a la se­rie en al­go tan im­pres­cin­di­ble pa­ra la cul­tu­ra au­dio­vi­sual es­pa­ño­la”, de­fien­de Cas­ca­jo­sa.

To­das las mu­je­res de San Ge­na­ro han en­car­na­do tran­ces que re­sul­tan co­mu­nes. El cán­cer de­ma­ma deMer­che, los desamo­res de Nie­ves, el apren­di­za­je al co­no­cer a una mu­jer trans por pri­me­ra vez, la unión de to­das con­tra el ma­ri­do mal­tra­ta­dor de la vecina Am­pa­ro… In­clu­so la abue­la Her­mi­nia, que ha ido aban­do­nan­do pre­jui­cios al ro­dear­se de mu­je­res que que­rían vo­lar­los, ha re­des­cu­bier­to sus ne­ce­si­da­des y se ha adap­ta­do al nue­vo mo­de­lo so­cial, aun­que sea con el ce­ño un po­co frun­ci­do, co­mo cuan­do es­cu­cha la pa­la­bra “di­vor­cio”.

Las mu­je­res de Cuén­ta­me han ido avan­zan­do mien­tras lo ha­cían las ni­ñas al otro la­do del te­le­vi­sor, im­pa­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.