Una es­pa­ño­la en el cen­tro de la dis­cu­sión

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Ca­da gran trau­ma sue­le te­ner una fo­to­gra­fía icó­ni­ca. La del fin del res­ca­te a Gre­cia fue la ins­tan­tá­nea de su pri­mer mi­nis­tro, Ale­xis Tsi­pras, po­nién­do­se la cor­ba­ta co­mo ha­bía pro­me­ti­do ha­cer si la troi­ka ac­ce­día al ali­vio de la deu­da he­le­na. El Bre­xit pro­du­jo es­ta se­ma­na otra de esas imá­ge­nes des­ti­na- das a per­du­rar, con los equi­pos ne­go­cia­do­res amon­to­na­dos en torno a un or­de­na­dor. En el cen­tro de la ima­gen des­ta­ca la ca­be­lle­ra ru­bia de Cla­ra Mar­tí­nez Al­be­ro­la (Va­len­cia, 1963), la es­pa­ño­la que sin du­da ha se­gui­do más de cer­ca el pro­ce­so de sa­li­da del Reino Uni­do de la UE des­de el re­fe­rén­dum bri­tá­ni­co de 2016.

Mar­tí­nez Al­be­ro­la y el gru­po de em­ba­ja­do­res, ne­go­cia­do­res y miem­bros de la uni­dad eu­ro­pea del Bre­xit que la ro­dea­ban en esa fo­to han pa­sa­do los úl­ti­mos mil días ahor­man­do un Bre­xit tan in­do­ma­ble co­mo apa­sio­nan­te. En la no­che del jue­ves avis­ta­ron la rec­ta fi­nal, que pa­re­cen con­tem­plar des­lum­bra­dos en la pan­ta­lla del or­de­na­dor del em­ba­ja­dor bel­ga an­te la UE. Pe­ro sa­ben que to­da­vía les es­pe­ran nue­vos e im­pre­vi­si­bles co­le­ta­zos.

Mar­tí­nez Al­be­ro­la for­ma par­te del equi­po del pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Jean-Clau­de Junc­ker, des­de el pri­mer mi­nu­to. A es­ta fun­cio­na­ria eu­ro­pea le co­rres­pon­dió en 2014 di­ri­gir el equi­po de tran­si­ción des­de la pre­si­den­cia an­te­rior, de Jo­sé Ma­nuel Ba­rro­so. Tras el re­le­vo, se con­vir­tió en la nú­me­ro dos de Junc­ker y des­de mar­zo de 2018 es su je­fa de ga­bi­ne­te. “He que­ri­do nom­brar­la por­que en dos años y me­dio he ob­ser­va­do que tie­ne un co­no­ci­mien­to del asun­to co­mu­ni­ta­rio que su­pera lo or­di­na­rio”, afir­mó en­ton­ces Junc­ker. En es­te tiem­po le ha to­ca­do li­diar, ade­más, con las re­per­cu­sio­nes en Bru­se­las del pro­cés en Ca­ta­lu­ña, cu­yos lí­de­res siem­pre bus­ca­ron, sin éxi­to, el re­co­no­ci­mien­to más o me­nos tá­ci­to de la Co­mi­sión.

El Go­bierno de Ma­riano Ra­joy la con­de­co­ró en 2016 con la gran cruz de Isabel la Ca­tó­li­ca, una de las ma­yo­res dis­tin­cio­nes del Es­ta­do es­pa­ñol. Fiel a su tie­rra na­tal, su otro gran víncu­lo fa­mi­liar es con Ita­lia, país que tam­bién co­no­ce en pro­fun­di­dad. “Es es­pa­ño­la, pe­ro so­bre to­do eu­ro­pea”, la des­cri­bió Junc­ker.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.