El Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal aler­ta del re­pun­te de la xe­no­fo­bia en Es­pa­ña

El País (1ª Edición) - - PORTADA - El ries­go po­pu­lis­ta

El in­for­me re­cal­ca que “el trá­fi­co ilí­ci­to de in­mi­gran­tes es una de las ma­yo­res ame­na­zas a la se­gu­ri­dad na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal” y cons­ta­ta que, du­ran­te el año 2018, se ha re­du­ci­do drás­ti­ca­men­te el flu­jo de lle­ga­das a las cos­tas ita­lia­nas, mien­tras que la ru­ta del Es­tre­cho de Gi­bral­tar se ha con­ver­ti­do en la prin­ci­pal puer­ta de en­tra­da a Eu­ro­pa, con un au­men­to del 161,7% de las lle­ga­das: el año pa­sa­do en­tra­ron 64.421 in­mi­gran­tes irre­gu­la­res a Es­pa­ña y, “aun­que se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra re­ver­tir es­ta ten­den­cia as­cen­den­te (...) to­do apun­ta a que en 2019 las ci­fras se­rán su­pe­rio­res”, ad­mi­te el es­tu­dio.

Pa­ra fre­nar es­te au­men­to, el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal con­si­de­ra ne­ce­sa­rio con­tar con la co­la­bo­ra­ción de Ma­rrue­cos y Argelia, ade­más de “man­te­ner ce­rra­da la ru­ta atlán­ti­ca [con] la coo­pe­ra­ción de Mau­ri­ta­nia y Se­ne­gal”. Y abo­ga por apo­yar a las fuer­zas de se­gu­ri­dad de esos paí­ses pa­ra que pue­dan con­tro­lar sus fron­te­ras y fa­ci­li­tar la lle­ga­da de fon­dos de la UE.

Se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio del In­te­rior re­co­gi­dos en el in­for­me, la ma­yo­ría de los in­mi­gran­tes irre­gu­la­res lle­ga­dos en 2018 eran ma­rro­quíes (13.041), se­gui­dos de gui­nea­nos (6.113), ma­lien­ses (5.762) y ar­ge­li­nos (4.693). El nú­me­ro de in­mi­gran­tes pro­ce­den­tes de Ma­lí, úni­co país del Áfri­ca sub­saha­ria­na vi­si­ta­do por Pe­dro Sánchez co­mo pre­si­den­te, se mul­ti­pli­có ca­si por nue­ve en­tre 2017 y 2018.

Tam­bién ha cre­ci­do la lle­ga­da de me­no­res no acom­pa­ña­dos, con un au­men­to del 126% en 2018 y una ci­fra to­tal de 13.796, con­cen­tra­dos es­pe­cial­men­te en An­da­lu­cía, Ca­ta­lu­ña y Me­li­lla. En 2017, el 97% de esos me­no­res lle­ga­dos a Es­pa­ña fue­ron de se­xo mas­cu­lino; más de la mi­tad eran ma­rro­quíes. Las so­li­ci­tu­des de pro­tec­ción in­ter­na­cio­nal (asi­lo y fór­mu­las si­mi­la­res) lle­ga­ron en 2018 a 55.668, con un au- men­to del 75%. Por na­cio­na­li­da­des, los más nu­me­ro­sos fue­ron los ve­ne­zo­la­nos, que pasaron de 10.629 a 20.015 en un año.

El in­for­me sub­ra­ya la ne­ce­si­dad de po­ner en mar­cha una es­tra­te­gia de in­te­gra­ción de los in­mi­gran­tes, con la im­pli­ca­ción de ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das, así co­mo la re­cu­pe­ra­ción del fon­do es­ta­tal con es­te fin. Ade­más, abo­ga por re­vi­sar la es­tra­te­gia in­te­gral de lu­cha con­tra el ra­cis­mo, la dis­cri­mi­na­ción ra­cial, la xe­no­fo­bia y otras for­mas de in­to­le­ran­cia, ac­tual­men­te en vi­gor, y por ac­tua­li­zar la en­cues­ta que mi­de la ac­ti­tud de la po­bla­ción es­pa­ño­la an­te los in­mi­gran­tes, que ha re­gis­tra­do un re­pun­te de las po­si­cio­nes de re­cha­zo al ex­tran­je­ro.

“Ha­brá que po­ner en mar­cha pro­gra­mas y ac­cio­nes es­tra­té­gi­cas es­pe­cí­fi­cas pa­ra sen­si­bi­li­zar a la so­cie­dad acer­ca de los efec­tos po­si­ti­vos de la in­mi­gra­ción y del va­lor po­si­ti­vo de la di­ver­si­dad, así co­mo pa­ra evi­tar y con­tra­rres­tar dis­cur­sos xe­nó­fo­bos”, sos­tie­ne el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal. Es­tos pro­gra­mas de­be­rían in­cluir ac­cio­nes di­ri­gi­das a los pro­fe­sio­na­les de los me­dios de co­mu­ni­ción “pa­ra pro­pi­ciar que ad­quie­ran un co­no­ci­mien­to de la in­mi­gra­ción y de sus aspectos po­si­ti­vos y desa­rro­llen una ac­ti­tud res­pe­tuo­sa y fa­vo­re­ce­do­ra de la so­cie­dad di­ver­sa”. El in­for­me no men­cio­na a Vox, el par­ti­do xe­nó­fo­bo sur­gi­do a la de­re­cha del PP, pe­ro men­cio­na, en­tre los ries­gos pa­ra la es­ta­bi­li­dad de la UE, la apa­ri­ción de “de­ter­mi­na­dos mo­vi­mien­tos po­pu­lis­tas en va­rios paí­ses eu­ro­peos”, que con­si­de­ra “ma­ni­fes­ta­cio­nes de des­con­ten­to so­cial que re­cla­man unas po­lí­ti­cas na­ti­vis­tas y re­cha­zan vi­sio­nes in­te­gra­do­ras”.

El do­cu­men­to des­cri­be un pa­no­ra­ma en el que la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca es com­pa­ti­ble con el man­te­ni­mien­to de ta­sas de des­em­pleo por en­ci­ma de las an­te­rio­res a la cri­sis y don­de la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca con­vi­ve con el en­san­cha­mien­to de la bre­cha de la de­sigual­dad lo que, uni­do a la cre­cien­te pro­li­fe­ra­ción de “ac­cio­nes ile­gí­ti­mas” de des­in­for­ma­ción a tra­vés de In­ter­net, sir­ve de cal­do de cul­ti­vo pa­ra la cri­sis de con­fian­za en las ins­ti­tu­cio­nes y la “pe­ne­tra­ción de po­lí­ti­cas iden­ti­dad”, en apa­ren­te re­fe­ren­cia al au­ge del na­cio­na­lis­mo.

La fór­mu­la pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad na­cio­nal pa­sa se­gún el in­for­me, por la “la pre­ven­ción la de­tec­ción y la re­si­len­cia” de la so­cie­dad an­te es­tas ame­na­zas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.