Trump exi­ge a Ru­sia que sal­ga de Ve­ne­zue­la

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Si­tua­ción es­tan­ca­da

Do­nald Trump re­ci­bió ayer en el Des­pa­cho Oval a Fa­bia­na Ro­sa­les, la es­po­sa de Juan Guai­dó, y sub­ra­yó su apo­yo ha­cia el lí­der de la Asam­blea Na­cio­nal, cum­pli­dos ya dos me­ses des­de que fue re­co­no­ci­do por Es­ta­dos Uni­dos y me­dio cen­te­nar de paí­ses más co­mo pre­si­den­te in­te­ri­no de Ve­ne­zue­la, con Ni­co­lás Ma­du­ro aún ins­ta­la­do en el po­der. El man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se subió el tono de sus ame­na­zas al ré­gi­men cha­vis­ta —“no se pue­de al­can­zar más pre­sión de la que ya tie­nen, fue­ra de lo mi­li­tar”, di­jo— y lan­zó un men­sa­je di­rec­to a Mos­cú, que ha en­via­do mi­li­ta­res al país sud­ame­ri­cano: “Ru­sia de­be sa­lir de Ve­ne­zue­la”.

Es­ta­ba pre­vis­to que el an­fi­trión de la vi­si­ta de Ro­sa­les a la Ca­sa Blan­ca fue­ra el vi­ce­pre­si­den­te, Mi­ke Pen­ce, pe­ro fi­nal­men­te Trump hi­zo los ho­no­res y re­ci­bió a la es­po­sa de Guai­dó, a quien se re­fi­rió co­mo pri­me­ra da­ma. “Hoy te­mo por la vi­da de mi ma­ri­do”, lle­gó a de­cir Ro­sa­les an­te la pren­sa, des­ta­can­do las acu­sa­cio­nes de “te­rro­ris­mo” con­tra el her­mano de Guai­dó, Gus­ta­vo, y el arres­to de Ro­ber­to Ma­rre­ro, su mano de­re­cha. “Es un golpe al círcu­lo más cer­cano del pre­si­den­te pre­ten­dien­do des­es­ta­bi­li­zar su lu­cha”, aña­dió. Con­for­me las se­ma­nas pa­san, las san­cio­nes de EEUUa Ve­ne­zue­la se mul­ti­pli­can —al pe­tró­leo, al oro—, la pre­sión di­plo­má­ti­ca au­men­ta y la cri­sis del país se agra­va, pe­ro el chavismo per­ma­ne­ce a los man­dos efec­ti­vos del Go­bierno, pro­te­gi­do por el Ejér­ci­to. Aho­ra, ade­más, cuen­ta con nue­vo apo­yo mi­li­tar ru­so. El Kremlin, gran alia­do de Ma­du­ro, re­co­no­ció el mar­tes que ha en­via­do “es­pe­cia­lis­tas” al país, que se su­man al des­plie­gue de ba­te­rías an­ti­aé­reas ru­sas S-300 en la pe­ri­fe­ria de Ca­ra­cas.

La pre­gun­ta de cuál se­rá el pun­to de rup­tu­ra que for­za­ría una in­ter­ven­ción mi­li­tar de EE UU no de­ja de re­pe­tir­se en Was­hing­ton en ca­da rue­da de pren­sa, en ca­da en­tre­vis­ta, a me­di­da que el tiem­po pa­sa y la si­tua­ción pa­re­ce es­tan­ca­da. El Go­bierno es­ta­dou­ni­den­se ase­gu­ra que to­da­vía le que­da mar­gen pa­ra pre­sio­nar con san­cio­nes, mu­chas de las cua­les aún no han en­tra­do en vi­gor, pe­ro ayer Trump so­nó más du­ro. “Aho­ra mis­mo tie­nen mu­cha pre­sión, no tie­nen di­ne­ro, no tie­nen pe­tró­leo, no tie­nen na­da. Así que, ya ve­re­mos”, afir­mó. “Fue­ra de lo mi­li­tar, no se pue­de al­can­zar más pre­sión de la que ya tie­nen”, di­jo Trump, pa­ra in­sis­tir en el le­ma ofi­cial de EE UU en es­ta cri­sis: “To­das las op­cio­nes es­tán so­bre la me­sa”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.