“Al vo­tan­te in­de­pen­den­tis­ta le mue­ve la xe­no­fo­bia”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Ca­ye­ta­na Ál­va­rez de To­le­do (Ma­drid, 1974), can­di­da­ta del PP por Bar­ce­lo­na el 28-A, ase­gu­ró ayer en un ac­to en Bar­ce­lo­na que los pre­sos del pro­cés de­ben pe­dir “per­dón por la des­truc­ción ci­vil de Ca­ta­lu­ña”. El pa­sa­do vier­nes, la pe­rio­dis­ta e his­to­ria­do­ra re­ci­bió a EL PAÍS y se re­afir­mó en sus crí­ti­cas al Go­bierno de Sán­chez.

Pre­gun­ta. Suá­rez Illa­na ha reavi­va­do el de­ba­te en con­tra del abor­to en el PP. Pe­se a que rec­ti­fi­có, ¿cuál es su pos­tu­ra?

Res­pues­ta. De­fien­do la li­ber­tad de vo­to en te­mas mo­ra­les.

P. ¿Apo­ya la ley ac­tual o la re­gre­si­va de Ruiz Ga­llar­dón?

R. No soy par­ti­da­ria de una vuel­ta atrás. La li­ber­tad de vo­to es lo más ra­zo­na­ble pa­ra un asun­to que afec­ta a las con­vic­cio­nes re­li­gio­sas, que no es mi ca­so.

P. ¿Pi­de li­ber­tad de vo­to pa­ra en­cu­brir que es­tá en con­tra del abor­to?

R. Po­dría­mos en­ta­blar una lar­ga dis­cu­sión, pe­ro no me pa­re­ce el asun­to­más ur­gen­te en Es­pa­ña.

P. ¿Es can­di­da­ta por Bar­ce­lo­na por­que re­cha­zó ir por Ma­drid?

R. No, se me pro­pu­so Bar­ce­lo­na y acep­té por la gra­ve­dad del mo­men­to, por los pla­nes de Sán­chez y por mi com­pro­mi­so con la de­fen­sa de las li­ber­ta­des.

P. Arran­có la cam­pa­ña lla­man­do xe­nó­fo­bos a vo­tan­tes in­de­pen­den­tis­tas ¿Eso no es un in­sul­to?

R. No, es una des­crip­ción. De­ben ha­cer una me­di­ta­ción de­mo­crá­ti­ca. Y pre­gun­tar­se por qué si­guen vo­tan­do se­pa­ra­tis­mo, por qué no quie­ren se­guir vi­vien­do con otros ca­ta­la­nes y otros es­pa­ño­les. Y yo pre­gun­to: ¿de ver­dad se sien­ten hu­mi­lla­dos? Lo que les mue­ve es la xe­no­fo­bia.

P. ¿No pue­de asus­tar a sus vo­tan­tes? El PP ca­ta­lán no ha­bía ido nun­ca tan le­jos...

R. De­fen­de­mos los de­re­chos de la ciu­da­da­nía. To­rra opi­na que quie­nes ha­blan cas­te­llano son bes­tias con una ta­ra en el ADN. To­do em­pe­zó con Pu­jol. De­cía que los an­da­lu­ces eran gen­te de se­gun­da. No­so­tros de­fen­de­mos la idea de Es­pa­ña co­mo una em­pe­ci­na­da vo­lun­tad de vi­vir jun­tos los dis­tin­tos.

P. Lo que pi­de el in­de­pen­den­tis­mo es un re­fe­rén­dum, pe­ro no re­cha­za con­vi­vir con los ca­ta­la­nes no in­de­pen­den­tis­tas.

R. ¿Có­mo que no? El se­pa­ra­tis­mo es se­gre­ga­ción. Y es des­mo­ra­li­za­dor que a los ca­ta­la­nes que pien­san de ma­ne­ra di­fe­ren­te se les si­len­cie. El gran pro­ble­ma de Es­pa­ña en los úl­ti­mos 40 años es el des­am­pa­ro del cons­ti­tu­cio­na­lis­ta ca­ta­lán, la mi­tad de Ca­ta­lu­ña.

P. ¿Su ri­val es Inés Arri­ma­das? Ella cri­ti­ca a los lí­de­res del pro­cés, pe­ro nun­ca ha lla­ma­do xe­nó­fo­bos a sus vo­tan­tes.

R. No es mi ri­val. Yo quie­ro en­san­char el cons­ti­tu­cio­na­lis­mo. Di­go dos co­sas: el na­cio­na­lis­mo co­mo ideo­lo­gía ha go­za­do de una enor­me pro­tec­ción so­cial y mo­ral. Ha si­do po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­to, lo cual es in­só­li­to. Y a los vo­tan­tes hay que tra­tar­los co­mo adul­tos. No son clien­tes que siem­pre tie­nen la ra­zón. Yo, co­mo ciu­da­da­na y vo­tan­te, no quie­ro elu­dir mi res­pon­sa­bi­li­dad ni tam­po­co que me­la nie­guen. Cuan­do una per­so­na in­sis­te en vo­tar una ideo­lo­gía reac­cio­na­ria, hay que de­cir­le que no tie­ne la ra­zón.

P. Al ar­gu­men­to se le pue­de dar la vuel­ta y de­cir que el vo­tan­te del PP se equi­vo­ca por ser un par­ti­do con­ser­va­dor.

R El con­ser­va­dor no bus­ca la ex­clu­sión y el na­cio­na­lis­ta sí.

P. Exis­te el na­cio­na­lis­mo es­pa­ñol tam­bién, ¿no?

R. El na­cio­na­lis­mo es­pa­ñol es Vox. P. ¿Y el PP no? R. No. No es na­cio­na­lis­ta, es un par­ti­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta que de­fien­de el pacto de 1978, que sig­ni­fi­có la paz ci­vil y que es la au­tén­ti­ca ter­ce­ra vía es­pa­ño­la. Los que más han agre­di­do la Cons­ti­tu­ción son los se­pa­ra­tis­tas. Fue ETA y ha si­do el pro­cés en Ca­ta­lu­ña.

P. Sor­pren­de que di­ga que el pro­cés es más gra­ve que el 23-F.

R. Ha si­do más gra­ve en tér­mi­nos po­lí­ti­cos y so­cia­les. El 23-F no tu­vo el apoyo de las ins­ti­tu­cio­nes, de la te­le­vi­sión pú­bli­ca; ni na­die del en­torno del Go­bierno pi­dió in­dul­tos pa­ra los gol­pis­tas. Eso ha pa­sa­do el 1-O.

P. ¿Y el desafío del pro­cés más gra­ve que el de ETA?

R. Son desafíos dis­tin­tos. ETA ma­sa­cró y el pro­cés dio un gol­pe de es­ta­do.

P. ¿Ra­joy se equi­vo­có en la ges­tión del pro­cés?

R. No me voy a fla­ge­lar con los erro­res del pa­sa­do.

P. ¿Por qué di­jo que el PP ca­ta­lán iba a des­apa­re­cer?

R. Su si­tua­ción es di­fí­cil pe­ro soy muy op­ti­mis­ta. Ca­ta­lu­ña no es­tá con­de­na­da a ser una tri­bu ama­ri­lla. Han cu­bier­to las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas de la­zos... P. Los ciu­da­da­nos los po­nen. R. Pue­den po­ner lo que quiees ran en ca­sa, pe­ro que se pon­gan en las ins­ti­tu­cio­nes pa­ga­das por to­dos es abra­ca­da­bran­te. P. ¿Iría a re­ti­rar­los? R. Sí. En­tien­do el im­pul­so de arran­car­los. Son una ofen­sa. Quien los qui­ta tie­ne una in­fi­ni­ta su­pe­rio­ri­dad mo­ral so­bre quien los po­ne por­que de­fien­de un es­pa­cio neu­tro don­de con­vi­vir. Al­go pa­re­ci­do ocu­rre en TV3: o es de to­dos o no es de na­die. No so­lo se mo­fan de Es­pa­ña, sino de los ca­ta­la­nes que pa­gan esa te­le­vi­sión.

P. ¿Ha vis­to tam­bién los in­for­ma­ti­vos de TV3?

R. Sí, cla­ro. Y mu­chos pro­gra­mas son ofen­si­vos.

P. En la ca­lle, ¿ve agre­si­vi­dad? ¿Le han di­cho al­go?

R. He re­ci­bi­do más alien­to y apoyo que in­sul­tos. Pe­ro es­tu­ve en Sant Ju­lià de Ra­mis co­mo pe­rio­dis­ta el 1-O y vi lo que pa­só.

P. ¿El pro­yec­to del PP es un 155 per­ma­nen­te?

R. Es con­ver­tir a Ca­ta­lu­ña en to­do lo con­tra­rio de lo que bus­ca el na­cio­na­lis­mo.

P. Si go­bier­na el PP, ¿ac­ti­va­rá el 155?

R. El ob­je­ti­vo es que se cum­pla la ley. Si el na­cio­na­lis­mo per­sis­te en la ex­clu­sión de la mi­tad de la po­bla­ción y en el uso los me­dios pú­bli­cos so­lo al ser­vi­cio de su pro­yec­to se apli­ca­rá el 155. P. ¿Qué le­yes in­frin­gen? R. Con los la­zos, he­mos vi­vi­do un es­pec­tácu­lo gro­tes­co y pue­ril de desafío per­ma­nen­te a la le­ga­li­dad. La Fis­ca­lía de­be ga­ran­ti­zar que se qui­ten pa­ra siem­pre.

P. ¿Aca­ba­ría con la in­mer­sión lin­güís­ti­ca?

R. No se pue­de per­ver­tir la len­gua pa­ra ge­ne­rar fron­te­ras.

P. La in­mer­sión ha si­do pa­ra mu­chos un ejem­plo de cohe­sión.

R. ¿Cuán­tas ho­ras de cas­te­llano se im­par­ten? ¿Los pa­dres tie­nen de­re­cho a edu­car a sus hi­jos en es­pa­ñol? P. Hay po­cas pe­ti­cio­nes. R. Te­ne­mos que ga­ran­ti­zar ese de­re­cho. El se­pa­ra­tis­mo con­vier­te el ca­ta­lán en un pro­ble­ma. En los co­le­gios se adoc­tri­na.

P. ¿Y có­mo ex­pli­ca que el 21-D ga­na­ra Ciu­da­da­nos?

R. El na­cio­na­lis­mo ha fra­ca­sa­do en su ob­je­ti­vo de crear un so­lo pue­blo. Con­tro­la los me­dios y las aulas y si­gue an­cla­do en el 50%

P. El le­ma de un so­lo pue­blo pro­ce­dió de la iz­quier­da. R. Ha­ble­mos de la iz­quier­da. P. Se ha mos­tra­do muy be­li­ge­ran­te con Mi­quel Ice­ta.

R. Pi­dió in­dul­tos y se em­pe­ña en dar oxí­geno al na­cio­na­lis­mo. Aho­ra di­ce que si al­can­zan el 65% de los vo­tos hay que de­jar ha­cer el re­fe­rén­dum. El PSC no tie­ne es­crú­pu­los, ni prin­ci­pios ni re­me­dio. P. ¿Y si lle­gan al 65%? R. No lle­ga­rán. Los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes han si­do de­rro­ta­dos y aho­ra fal­ta de­rro­tar a los in­de­pen­den­tis­tas es­pa­ño­les. Unos qui­sie­ron sal­tar­se la ley pa­ra lo­grar la se­ce­sión y otros cam­biar­la pa­ra lo mis­mo. Sán­chez ha si­do el va­ni­do­so útil del se­pa­ra­tis­mo. Se ha au­to­de­ter­mi­na­do. Su plan es re­to­mar el do­cu­men­to de Pe­dral­bes, que di­ce que en Ca­ta­lu­ña hay un con­flic­to po­lí­ti­co. Co­mo di­jo Fe­li­pe Gon­zá­lez, la cla­ve no es el re­la­tor sino la me­sa de par­ti­dos pa­ra dis­cu­tir la au­to­de­ter­mi­na­ción. Sán­chez e Ice­ta asu­men la men­ti­ra del na­cio­na­lis­mo: que los asun­tos ca­ta­la­nes de­ben re­sol­ver­se en­tre ca­ta­la­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.