Mue­re el ca­te­drá­ti­co Ál­va­rez Con­de, ce­re­bro del ‘ca­so más­ter’

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Impu­tado en dos cau­sas

El epi­cen­tro del ca­so más­ter te­nía nom­bre y ape­lli­dos: En­ri­que Ál­va­rez Con­de, que ha muer­to a los 67 años en Ma­drid, se­gún in­for­ma­ron ayer fuen­tes cer­ca­nas al fa­lle­ci­do. Es­te pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Rey Juan Car­los (URJC), pres­ti­gio­so ca­te­drá­ti­co de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal, pa­de­cía cán­cer y per­ma­ne­ció in­gre­sa­do du­ran­te sus úl­ti­mos días.

Ál­va­rez Con­de, se­ña­la­do por la juez co­mo el “ur­di­dor” de la trama, irrum­pió en pri­me­ra lí­nea de la es­ce­na pú­bli­ca el 21 de marzo de 2018, cuan­do es­ta­lló el es­cán­da­lo que tum­bó a Cris­ti­na Ci­fuen­tes, ex­pre­si­den­ta de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, y a Car­men Mon­tón, ex­mi­nis­tra de Sa­ni­dad; ade­más de cer­car du­ran­te me­ses al lí­der del PP, Pa­blo Ca­sa­do. El ca­te­drá­ti­co fue una de las tres per­so­nas que sa­lió a dar una rue­da de pren­sa pa­ra de­fen­der a Ci­fuen­tes, a la que ca­li­fi­có co­mo una “alum­na de re­fe­ren­cia”.

En­ton­ces, él no es­ta­ba ba­jo sos­pe­cha. Pe­ro la je­fa del Go­bierno re­gio­nal ha­bía ob­te­ni­do el tí­tu­lo en el Ins­ti­tu­to de De­re­cho Pú­bli­co (IDP), que él di­ri­gía. Así que el cer­co se es­tre­chó rá­pi­da­men­te. La­ma­gis­tra­da Car­men Ro­drí­guez-Me­del, que ins­tru­yó el ca­so, otor­gó a Ál­va­rez Con­de un pa­pel fun­da­men­tal en la red de in­tere­ses te­ji­da al­re­de­dor del IDP. Al ele­var la cau­sa al Tri­bu­nal Su­pre­mo pa­ra in­ves­ti­gar a Ca­sa­do, la juez con­si­de­ró “acre­di­ta­do” que el más­ter se ha­bía usa­do “co­mo re­ga­lo o pre­ben­da” a alum­nos “con una po­si­ción re­le­van­te en el ám­bi­to po­lí­ti­co, ins­ti­tu­cio­nal o que man­te­nían víncu­los es­tre­chos de amis­tad o de ca­rác­ter pro­fe­sio­nal” con el ca­te­drá­ti­co. Car­go de con­fian­za del PP en los años no­ven­ta, Ál­va­rez Con­de go­za­ba del res­pe­to in­te­lec­tual de la co­mu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria, con­ta­ba con seis se­xe­nios de an­ti­güe­dad en in­ves­ti­ga­ción (el má­xi­mo le­gal) y era el au­tor de un ma­nual de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal que han se­gui­do du­ran­te años mi­les de es­tu­dian­tes.

Su úl­ti­ma apa­ri­ción pú­bli­ca se pro­du­jo el 15 de fe­bre­ro en una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción de la Asamblea de Ma­drid, cuan­do rom­pió me­ses de si­len­cio. Reivin­di­có su inocen­cia y de­nun­ció que ha­bía su­fri­do “fuer­tes pre­sio­nes” de la Co­mu­ni­dad al es­ta­llar el es­cán­da­lo. La Fis­ca­lía pe­día pa­ra él una pe­na de tres años y nue­ve me­ses de cár­cel por par­ti­ci­par en la fal­si­fi­ca­ción del ac­ta del Tra­ba­jo Fin de Más­ter (TFM) de Ci­fuen­tes. Tam­bién es­ta­ba impu­tado por mal­ver­sar las cuen­tas del IDP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.