Pre­si­den­te

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

o es ra­ro que un ac­tor apro­ve­che su po­pu­la­ri­dad pa­ra ha­cer ca­rre­ra po­lí­ti­ca con ella. Ahí es­tán Ro­nald Rea­gan o Toni Can­tó, por ejem­plo. Lo que es ex­tra­ño es que la ha­gan sin red, sin subirse a nin­gún apa­ra­to o tra­di­ción ideo­ló­gi­ca y con su so­lo nom­bre por ban­de­ra. Eso es lo que es­tá pa­san­do en Ucra­nia, don­de Vo­lodymyr Ze­lens­kiy ha si­do el más vo­ta­do en la pri­me­ra ron­da de las pre­si­den­cia­les. Ca­si es­tá to­can­do el po­der; le fal­ta el em­pu­jon­ci­to de la se­gun­da vuel­ta.

Di­cen que Ze­lens­kiy no tie­ne ni si­glas ni ex­pe­rien­cia po­lí­ti­ca, pe­ro no es cier­to: se­gún Imdb.com lle­va dos tem­po­ra­das pre­si­dien­do Ucra­nia en la ficción, co­mo pro­ta­go­nis­ta (y pro­duc­tor) de El ser­vi­dor del pue­blo. En es­ta se­rie, con la que arra­só los au­dí­me­tros an­tes de arra­sar en las ur­nas, in­ter­pre­ta a Va­si­liy Pe­tro­vich Go­lo­bo­rod­ko, un pa­cí­fi­co y ano­dino pro­fe de es­cue­la que de­vie­ne pre­si­den­te del país pa­ra aca­bar con la co­rrup­ción y los pri­vi­le­gios de la casta que vam­pi­ri­za el po­der.

¿A quién han vo­ta­do los ucra­nia­nos, a la per­so­na o al personaje? Tal vez, har­tos de reali­dad, se han en­co­men­da­do a un hé­roe de ficción. O tal vez sea el pro­pio Ze­lens­kiy quien, afec­ta­do del­mis­mo sín­dro­me que lle­vó a Bé­la Lu­go­si a creer­se Drá­cu­la, ha­ya de­ci­di­do que di­ri­gir un país no pue­de ser mu­cho más di­fí­cil que fin­gir que lo di­ri­ges. Am­bas hi­pó­te­sis in­quie­tan por igual y abo­can a una de­cep­ción ex­plo­si­va: ¿qué pa­sa­rá cuan­do los ucra­nia­nos des­cu­bran que su pre­si­den­te y el personaje de la te­le son co­sas di­fe­ren­tes? ¿Y có­mo ha­rá Ze­lens­kiy cuan­do no pue­da or­de­nar a sus guio­nis­tas que le re­es­cri­ban las tra­mas? El desen­la­ce, pró­xi­ma­men­te en sus pan­ta­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.