El ‘hat trick’ fis­cal de Ronaldo, se­gún Los Ver­des

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Po­lé­mi­ca du­ran­te la cri­sis

Cris­tiano Ronaldo lo­gró su par­ti­cu­lar hat trick fis­cal en ju­lio del año pa­sa­do, cuan­do anun­cia­ba su mar­cha del Real Ma­drid a la Ju­ven­tus de Tu­rín. Por ter­ce­ra vez, el as­tro del fút­bol por­tu­gués re­ca­la­ba en un país que le ofre­cía pa­gar me­nos im­pues­tos. El ju­ga­dor, hoy re­si­den­te en Ita­lia, pue­de be­ne­fi­ciar­se de una ley que li­mi­ta a 100.000 eu­ros el pa­go anual de im­pues­tos pro­ce­den­tes del ex­tran­je­ro, por ejem­plo, por de­re­chos de ima­gen. An­tes ya ha­bía apro­ve­cha­do los re­gí­me­nes fis­ca­les que el Reino Uni­do y Es­pa­ña da­ban a las ren­tas ele­va­das. Y aun así, no pu­do evi­tar en­ca­jar el ma­yor gol que le han mar­ca­do: una con­de­na en Es­pa­ña, pre­ci­sa­men­te, por de­frau­dar al fis­co.

El ejem­plo del ter­cer de­por­tis­ta me­jor pa­ga­do del mun­do ilus­tra, pa­ra el gru­po de Los Ver­des en el Par­la­men­to Eu­ro­peo, la com­pe­ten­cia fis­cal a la que se han lan­za­do los paí­ses de la UE pa­ra atraer a los con­tri­bu­yen­tes con los in­gre­sos más ele­va­dos. El in­for­me, que se pu­bli­ca­rá hoy y al que ha te­ni­do ac­ce­so EL PAÍS, se­ña­la que al­re­de­dor de 160.000 ciu­da­da­nos con ren­tas al­tas se be­ne­fi­cian de los re­gí­me­nes tri­bu­ta­rios que ofre­cen 15 paí­ses del Es­pa­cio Eco­nó­mi­co Eu­ro­peo pa­ra cap­tar a gran­des for­tu­nas. So­lo a los sis­te­mas de dos Es­ta­dos, el Reino Uni­do y los Paí­ses Ba­jos, ya se aco­gen unas 100.000 per­so­nas.

Esos dos paí­ses son pio­ne­ros en es­ta prác­ti­ca, que en las dé­ca­das de 1990 y 2000 se ex­ten­dió a Di­na­mar­ca, Ita­lia o Es­pa­ña con el ar­gu­men­to de la ne­ce­si­dad de atraer a pro­fe­sio­na­les muy cua­li­fi­ca­dos me­dian­te re­ba­jas fis­ca­les. En la prác­ti­ca, ex­pli­ca el in­for­me, se aco­gie­ron fut­bo­lis­tas, es­tre­llas del ci­ne o la mú­si­ca y he­re­de­ros de gran­des for­tu­nas. Fue el ca­so de Es­pa­ña, don­de la re­for­ma que in­tro­du­jo esas exen­cio­nes se co­no­ció co­mo ley Beck­ham por coin­ci­dir con el fi­cha­je de ese fut­bo­lis­ta por el Real Ma­drid. Esa nor­ma, vi­gen­te cuan­do Cris­tiano Ronaldo lle­gó a Es­pa­ña, fi­ja­ba un tra­mo úni­co del 24% del IRPF con in­de­pen­den­cia de los in­gre­sos y la exen­ción de de­cla­rar ren­tas pro­ce­den­tes de otros paí­ses. An­te la po­lé­mi­ca que sus­ci­tó en ple­na re­ce­sión, se mo­di­fi­có dos ve­ces y des­po­jó de esa ven­ta­ja a los ju­ga­do­res pro­fe­sio­na­les. Y Ronaldo fue con­de­na­do es­te año por ha­ber ocul­ta­do in­gre­sos a tra­vés de una so­cie­dad en las Is­las Vír­ge­nes Bri­tá­ni­cas.

Sin em­bar­go, Los Ver­des de­nun­cian que en otros paí­ses esas prác­ti­cas son aho­ra in­clu­so más agre­si­vas. En al­gu­nos ca­sos, pa­ra atraer a com­pa­ñías —y so­bre to­do em­pre­sa­rios— que de­jen el Reino Uni­do por el Bre­xit. “Co­pián­do­se y com­pi­tien­do en­tre ellos Mal­ta, Chi­pre e Ita­lia re­cien­te­men­te han in­tro­du­ci­do re­gí­me­nes o bien han am­plia­do los exis­ten­tes pa­ra ha­cer­los in­clu­so más da­ñi­nos”, de­nun­cia el par­ti­do. Y ello a pe­sar de sus cos­tes: se­gún da­tos ofi­cia­les re­co­gi­dos en el in­for­me, esos re­gí­me­nes su­po­nen 1.000 mi­llo­nes me­nos de re­cau­da­ción pa­ra Bél­gi­ca, 775 mi­llo­nes en los Paí­ses Ba­jos o 433 mi­llo­nes en Por­tu­gal.

La com­pe­ten­cia ha ido tan le­jos que in­clu­so Fin­lan­dia re­sol­vió, en una de­ci­sión sin pre­ce­den­tes den­tro de la UE, po­ner fin el pa­sa­do mes de enero al tra­ta­do que evi­ta­ba la do­ble im­po­si­ción con Por­tu­gal por las va­ca­cio­nes fis­ca­les que es­te país da a los ju­bi­la­dos ex­tran­je­ros.

Esas prác­ti­cas, aña­de el tex­to, han con­tri­bui­do a que los ti­pos me­dios que gra­van las ren­tas más al­tas ha­yan pa­sa­do del 57% en 1995 al 39% en 2018. El eu­ro­dipu­tado de Los Ver­des Er­nest Ur­ta­sun (Ca­ta­lun­ya en Co­mú) de­nun­cia que el in­for­me “de­mues­tra que hay una se­rie de pri­vi­le­gios fis­ca­les in­jus­ti­fi­ca­bles pa­ra di­rec­ti­vos de em­pre­sas, ban­que­ros y otros pro­fe­sio­na­les trans­fron­te­ri­zos con in­gre­sos muy ele­va­dos”.

Es­pa­ña de­ci­dió de­jar fi­nal­men­te a los ju­ga­do­res de fút­bol fue­ra de esas re­ba­jas. Pe­ro la ley Beck­ham tie­ne vi­da más allá de Beck­ham. Se­gún el tex­to, en 2017 ha­bía 6.577 per­so­nas con in­gre­sos de has­ta 600.000 eu­ros en ese ré­gi­men de im­pa­tria­dos.

Los Ver­des pe­di­rán a la Co­mi­sión Eu­ro­pea que pon­ga la lu­pa en los sis­te­mas tri­bu­ta­rios so­bre la ren­ta. En con­cre­to, se­gún Ur­ta­sun, re­cla­ma­rán trans­pa­ren­cia, un plan eu­ro­peo con­tra “la do­ble no-im­po­si­ción”, un mar­co de ins­pec­ción fis­cal com­par­ti­da pa­ra tra­ba­ja­do­res trans­fron­te­ri­zos y un pro­gra­ma con­tra el frau­de fis­cal y el blan­queo de ca­pi­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.