Con­de­na­da la Xunta por la muer­te de un agen­te fo­res­tal en un in­cen­dio

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

La Con­se­lle­ría de Me­dio Ru­ral de la Xunta de Ga­li­cia fue res­pon­sa­ble de la muer­te por in­far­to de un agen­te fo­res­tal du­ran­te la ex­tin­ción de un in­cen­dio en 2015, se­gún una sen­ten­cia del juz­ga­do de lo So­cial nú­me­ro tres de Lu­go. El hom­bre pa­de­cía una car­dio­pa­tía y se le de­ne­gó el cam­bio de pues­to de tra­ba­jo que ha­bía so­li­ci­ta­do.

El fa­llo con­de­na a la Xunta a abo­nar una in­dem­ni­za­ción a la viu­da del agen­te fo­res­tal e in­ci­de en que el fa­lle­ci­do ha­bía su­fri­do un in­far­to agu­do de mio­car­dio en 1996. En 2005, Me­dio Ru­ral le de­ne­gó la so­li­ci­tud pa­ra pa­sar a la se­gun­da ocu­pa­ción con la in­ten­ción de ser ex­clui­do de las guar­dias ex­tra­or­di­na­rias y de las ta­reas de con­trol y ex­tin­ción de incendios.

El agen­te se ba­só en un in­for­me del Ser­gas en el que se su­gie­re que los agen­tes con car­dio­pa­tía is­qué­mi­ca no de­ben de aco­me­ter ta­reas que re­quie­ran “un es­trés fí­si­co o psí­qui­co”, se­gún re­co­ge la sen­ten­cia. Esa so­li­ci­tud fue en­via­da has­ta en tres oca­sio­nes más a lo lar­go de 2010, pe­ro Me­dio Ru­ral “no ac­ce­dió a lo so­li­ci­ta­do en nin­gún mo­men­to”. El agen­te pres­ta­ba ser­vi­cios co­mo tra­ba­ja­dor por cuen­ta aje­na pa­ra la Con­se­lle­ría y acu­dió so­lo al lu­gar del in­cen­dio tras re­ci­bir­se una lla­ma­da de aler­ta. Su fa­lle­ci­mien­to se pro­du­jo por una car­dio­pa­tía is­qué­mi­ca cró­ni­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.