Vox in­clu­ye al PSOE en­tre los “enemi­gos” de la pa­tria

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

An­tes de que em­pie­ce el mi­tin, se pro­yec­ta un ví­deo de Vox en la gran pan­ta­lla. Cuan­do apa­re­ce la ima­gen de Pe­dro Sán­chez, Pa­blo Igle­sias o Gabriel Ru­fián, el pú­bli­co bra­ma en­fu­re­ci­do. Así se cal­dea el am­bien­te has­ta que un to­que de cla­rín anun­cia la lle­ga­da de Santiago Abas­cal, que da la vuel­ta al rue­do de la pla­za de to­ros cu­bier­ta de Le­ga­nés (Ma­drid), acla­ma­do por las 8.500 per­so­nas que ca­si lle­nan los ten­di­dos. Unos po­cos ban­de­ri­nes ver­des de Vox se pier­den en un mar ro­ji­gual­da. La pa­tria por to­das par­tes: en el le­ma de cam­pa­ña (“Por Es­pa­ña”), en la can­ción de Ma­no­lo Es­co­bar, en la cas­ca­da de ser­pen­ti­na y con­fe­ti y en el himno na­cio­nal con que se cie­rra el ac­to.

De­sen­te­rran­do un len­gua­je ya ol­vi­da­do, Abas­cal dis­tin­gue en­tre los ad­ver­sa­rios po­lí­ti­cos, co­mo el PP y Ciu­da­da­nos (“ti­bios, blan­di­tos, co­bar­des”), y los “enemi­gos de Es­pa­ña”. En­tre es­tos úl­ti­mos, no so­lo los “gol­pis­tas se­pa­ra­tis­tas” y los “co­mu­nis­tas” de Po­de­mos, sino tam­bién el PSOE, “el ma­yor pro­ble­ma de Es­pa­ña”, por pac­tar con los an­te­rio­res. A los vo­tan­tes so­cia­lis­tas los in­vi­ta a su­mar­se a Vox, “un par­ti­do que de­fien­de a Es­pa­ña por en­ci­ma de iz­quier­das y de­re­chas”.

Con un men­sa­je sim­ple y emo­ti­vo (“nin­gu­na ra­zón es tan po­de­ro­sa co­mo la emo­ción”, afir­ma), el lí­der de Vox re­co­rre Es­pa­ña re­ven­tan­do afo­ros y arra­san­do en las re­des so­cia­les. No da rue­das de pren­sa, so­lo se de­ja en­tre­vis­tar por pe­rio­dis­tas ami­gos y eli­ge a qué de­ba­tes acu­dir, aun­que se que­ja cuan­do los can­di­da­tos de los gran­des par­ti­dos le nin­gu­nean re­cor­dán­do­le que es ex­tra­par­la­men­ta­rio. Su re­to es con­ver­tir el fe­nó­meno po­lí­ti­co de mo­da en pa­pe­le­tas en las ur­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.