“Si no se in­ter­vie­ne un ban­co en cri­sis lo pa­ga­rán los jó­ve­nes du­ran­te 20 años”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El­ke Kö­nig (Co­lo­nia, 65 años), ha si­do au­di­to­ra y aho­ra es la pre­si­den­ta­de laJun­taÚ­ni­ca­deRe­so­lu­ción (JUR), el or­ga­nis­mo eu­ro­peo que in­ter­vie­ne cuan­do los ban­cos es­tán a pun­to de que­brar pa­ra evi­tar que se con­vier­tan en un pe­so muer­to con gra­ví­si­mas con­se­cuen­cias. In­ter­vino el Po­pu­lar el 7 de ju­nio de 2017, que fue ven­di­do al Santander por un eu­ro. Des­de en­ton­ces, el ca­so se ha convertido en un avis­pe­ro de de­man­das de los ac­cio­nis­tas y bo­nis­tas, que per­die­ron 2.000 mi­llo­nes, pe­ro es­tá con­ven­ci­da de que la JUR no pa­ga­rá a los afec­ta­dos.

Pre­gun­ta. ¿Qué lec­cio­nes he­mos apren­di­do en la cri­sis?

Res­pues­ta. En ple­na cri­sis to­ma­mos mu­chas de­ci­sio­nes, no por­que pen­sá­se­mos que eran las me­jo­res, sino por­que no ha­bía otras al­ter­na­ti­vas. La na­cio­na­li­za­ción de un ban­co pri­va­do no es una de­ci­sión fá­cil por­que pue­de su­po­ner car­gas so­bre los con­tri­bu­yen­tes que ya han pa­ga­do al­gu­nas de sus quie­bras. El nue­vo­mar­co re­gu­la­to­rio nos ga­ran­ti­za que un ban­co pri­va­do se pue­da ges­tio­nar cuan­do quie­bra sin car­gar el cos­te a los con­tri­bu­yen­tes; lo pa­gan sus ac­cio­nis­tas y sus te­ne­do­res de bo­nos, pe­ro no la gente.

P. El Po­pu­lar fue el pri­mer ca­so en el que se apli­có esa nor­ma a ra­ja­ta­bla.

R. Es­pa­ña ha su­fri­do su cri­sis fi­nan­cie­ra y ha si­do el país en el que con el Po­pu­lar apli­ca­mos el nue­vo mar­co de re­so­lu­ción; creo sin­ce­ra­men­te que lo hi­ci­mos con éxi­to por­que los ciu­da­da­nos no lo pa­ga­ron. La al­ter­na­ti­va a una re­so­lu­ción es que los jó­ve­nes lo pa­guen du­ran­te los pró­xi­mos 20 años y es lo que no que­re­mos ha­cer, por­que las pér­di­das no des­apa­re­cen. La cues­tión so­lo es quién las so­por­ta. La gente de­be en­ten­der que si com­pras ac­cio­nes o bo­nos asu­mes el ries­go de per­der el di­ne­ro.

Jai­me Pon­ce, pre­si­den­te del FROB, el fon­do de res­ca­te es­pa­ñol que de­pen­de de la JUR, acom­pa­ña a Kö­nig en la en­tre­vis­ta, y aña­de: “Cuan­do un ban­co no es via­ble no hay so­lu­ción in­do­lo­ra, por­que la si­tua­ción es tan gra­ve, y tan di­fí­cil de ges­tio­nar, que te­ne­mos que de­ci­dir cuál es la me­jor so­lu­ción pa­ra pro­te­ger a los de­po­si­tan­tes, los con­tri­bu­yen­tes y la es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca-fi­nan­cie­ra, no a los ac­cio­nis­tas pri­va­dos”.

P. ¿Los ba­jos ti­pos de in­te­rés es­tán fo­men­tan­do las fu­sio­nes?

R. La con­so­li­da­ción que ha ha­bi­do en Eu­ro­pa no ha es­ta­do im­pul­sa­da por la re­gu­la­ción ni por los su­per­vi­so­res, ni por nues­tro mar­co del MREL [el col­chón an­ti­cri­sis que tie­nen que cons­ti­tuir los ban­cos], sino por la ne­ce­si­dad de au­men­tar la efi­cien­cia a tra­vés de la si­ner­gia en cos­tes.

P. Si lle­gan las fu­sio­nes trans­fron­te­ri­zas, ¿se crea­rán ban­cos de­ma­sia­do gran­des pa­ra caer?

R. Es un le­ma muy bo­ni­to, pe­ro ¿qué sig­ni­fi­ca real­men­te? ¿Es so­lo el ta­ma­ño lo im­por­tan­te? No, la cla­ve es la com­ple­ji­dad de la en­ti­dad, la co­ne­xión que tie­ne con otras. Leh­man Brot­hers era un ban­co de in­ver­sión muy­pe­que­ño pe­ro in­creí­ble­men­te co­nec­ta­do en to­do el sis­te­ma. Des­de un pun­to de vis­ta pu­ra­men­te de­mer­ca­do, si aca­bá­ra­mos con dos o tres ban­cos en el mer­ca­do, ten­dría­mos un pro­ble­ma di­fe­ren­te. Pe­ro en las fu­sio­nes, la cla­ve es el mo­de­lo de ne­go­cio del ban­co, más que su ta­ma­ño.

P. Es­tá a fa­vor de apli­car una mo­ra­to­ria de los de­pó­si­tos de un ban­co en quie­bra, que se pue­dan con­ge­lar pa­ra evi­tar la fu­ga ma­si­va de di­ne­ro. ¿Es apli­ca­ble?

R. Cuan­do pa­só lo del Po­pu­lar, Es­pa­ña no te­nía mo­ra­to­ria. Pa­ra cri­sis de ban­cos pe­que­ños y me­dia­nos, la mo­ra­to­ria da tiem­po a la au­to­ri­dad de re­so­lu­ción. El de­ba­te ha ter­mi­na­do por­que el le­gis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.