Le­vel sos­tie­ne los vue­los trans­o­ceá­ni­cos en Bar­ce­lo­na

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

El nú­me­ro de li­cen­cias de vehícu­los de trans­por­te con­cer­ta­do (VTC) ha des­cen­di­do en Bar­ce­lo­na en el úl­ti­mo mes, tras en­trar en vi­gor la nor­ma­ti­va que obli­ga a con­tra­tar es­tos co­ches con an­te­la­ción y, por con­tra, se ha dis­pa­ra­do en Ma­drid, co­mu­ni­dad que se ha ne­ga­do a apli­car Le­vel ga­na al­tu­ra. La mar­ca del grupo IAG pa­ra los vue­los de lar­go ra­dio low cost su­ma nue­vos des­ti­nos pa­ra no per­der pie en la dispu­ta por el mer­ca­do aé­reo trans­o­ceá­ni­co des­de Bar­ce­lo­na. La com­pa­ñía ha es­tre­na­do una co­ne­xión di­rec­ta en­tre la ca­pi­tal ca­ta­la­na y San­tia­go de Chi­le: dos fre­cuen­cias se­ma­na­les que se do­bla­rán a fi­na­les de ju­lio, coin­ci­dien­do con el lanzamiento de los via­jes en­tre Bar­ce­lo­na y el ae­ro­puer­to JFK de Nue­va York. El cre­ci­mien­to de Le­vel se sus­ten­ta en el apo­yo que re­ci­be de Ibe­ria, que le pres­ta los pi­lo­tos, la tri­pu­la­ción y los avio­nes pa­ra no per­der in­fluen­cia en el ae­ro­puer­to de Bar­ce­lo­na y evi­tar­se sus­tos con la com­pe­ten­cia.

Nor­we­gian anun­ció ha­ce unas se­ma­nas que co­nec­ta­rá Es­pa­ña con Pe­rú con sie­te fre­cuen­cias se­ma­na­les, una ofer­ta que aho­ra es­tá con­cen­tra­da úni­ca­men­te en Ma­drid, en ma­nos de re­gu­la­cio­nes res­tric­ti­vas co­mo la de Ca­ta­lu­ña.

A cie­rre del pa­sa­do mes de mar­zo, la ca­pi­tal con­ta­ba con 7.269 au­to­ri­za­cio­nes de VTC, 710 más que a cie­rre de 2018, se­gún la es­ta­dís­ti­ca ofi­cial del Mi­nis­te­rio de Fo­men­to. De es­ta for­ma, Ma­drid ya aca­pa­ra más de la mi­tad de las li­cen­cias que La­tam y de Ibe­ria y que ha tras­to­ca­do los pla­nes de su prin­ci­pal com­pe­ti­dor: Le­vel. Por­que en Pe­rú, quien gol­pea pri­me­ro, gol­pea dos ve­ces. La nor­ma­ti­va es­pa­ño­la li­mi­ta el nú­me­ro de li­cen­cias pa­ra unir am­bos paí­ses y, con los sie­te per­mi­sos ga­na­dos por Nor­we­gian en la úl­ti­ma pu­ja an­te Avia­ción Ci­vil, Le­vel se ha que­da­do sin op­cio­nes. Vin­cent Hod­der, con­se­je­ro de­le­ga­do de Le­vel, ad­mi­te que la an­ti­ci­pa­ción de los no­rue­gos des­pla­za a Li­ma de “la lis­ta de prio­ri­da­des”.

El grupo IAG, pa­ra­guas que en­glo­ba a Bri­tish Air­ways, Ibe­ria y Vue­ling, creó la mar­ca Le­vel en ve­rano de 2017 pa­ra no per­der he­ge­mo­nía en el ae­ro­puer­to de El Prat, sin la ne­ce­si­dad de te­ner que des­mi­ga­jar a Ibe­ria, apo­sen­ta­da en Ba­ra­jas. Tras al­gu­nos pro­yec­tos ti­tu­bean­tes que ter­mi­na­ron en re­ti­ra­da, ca­so del vue­lo a Pun­ta Ca­na y de la co­ne­xión con Los Án­ge­les, Le­vel ha afian­za­do sus ope­ra­cio­nes. Com­pi­te con se con­ta­bi­li­zan en to­do el país, y por sus ca­lles ya cir­cu­la un co­che de fir­mas co­mo Uber y Ca­bify por ca­da dos ta­xis, fren­te a la pro­por­ción de un VTC por ca­da 30 ta­xis que es­ta­ble­ce la Ley de Or­de­na­ción de los Trans­por­tes Te­rres­tres (LOTT).

En cuan­to a la ca­pi­tal ca­ta­la­na, a la con­clu­sión del pri­mer tri­mes­tre con­ta­ba con 2.025 li­cen­cias de VTC fren­te a las 2.283 que te­nía al cie­rre de 2018, an­tes por tan­to de que el Go­vern de la Ge­ne­ra­li­tat apro­ba­ra la nue­va nor­ma­ti­va. Ca­ta­lu­ña es una de las cin­co co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas que ya han apro­ba­do su re­gu­la­ción re­gio­nal pa­ra es­te ne­go­cio. El res­to son Va­len­cia, Ba­lea­res, País Vas­co y Ara­gón. To­das ellas in­tro­du­cen un pe­rio­do de an­te­la­ción pa­ra Nor­we­gian en San Fran­cis­co, bus­ca hue­co en el es­te nor­te­ame­ri­cano con un vue­lo di­rec­to a Bos­ton y su vue­lo sin es­ca­las des­de El Prat a Bue­nos Ai­res —una vez des­apa­re­ci­da la com­pe­ten­cia de Ae­ro­lí­neas Ar­gen­ti­nas— se ha convertido, por ocu­pa­ción y ren­ta­bi­li­dad, en su me­jor ne­go­cio.

La es­tra­te­gia es ex­pri­mir los des­ti­nos a Amé­ri­ca La­ti­na, pe­se a las reite­ra­das in­si­nua­cio­nes de un su­pues­to in­te­rés en vo­lar a To­kio, una op­ción inexis­ten­te en Bar­ce­lo­na y lar­ga­men­te an­sia­da. “Es­ta­mos in­tere­sa­dos en To­kio, co­mo lo es­ta­mos en otros des­ti­nos”, apun­ta Hod­der, que re­co­no­ce que la pre­fe­ren­cia es Su­ra­mé­ri­ca. La irrup­ción de los­mo­rros ro­jos de Nor­we­gian, que has­ta aho­ra so­lo vo­la­ba des­de Es­pa­ña ha­cia el nor­te de Amé­ri­ca, obli­ga a IAG a mo­ver fi­cha. La low cost quie­re al­can­zar los diez avio­nes ba­sa­dos en Bar­ce­lo­na an­tes de 2025. De mo­men­to, tie­ne tres. Se­rán cua­tro a par­tir del ve­rano. con­tra­tar un ser­vi­cio en co­che de VTC. En el ca­so de Bar­ce­lo­na, es­ta con­di­ción lle­vó a Uber y Ca­bify a de­jar de ope­rar en la ciu­dad, si bien es­ta úl­ti­ma pla­ta­for­ma vol­vió a dar ser­vi­cio.

El con­jun­to del sec­tor de los VTC lo­gró 964 nue­vas au­to­ri­za­cio­nes du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre del año, con lo que su­peró la cota de las 14.000, al su­mar 14.089 li­cen­cias al cie­rre de­mar­zo, se­gún la es­ta­dís­ti­ca de Fo­men­to. Só­lo en es­te ter­cer mes del año se con­ce­die­ron 533 li­cen­cias. No obs­tan­te, es­te au­men­to de li­cen­cias de VTC no res­pon­de a au­to­ri­za­cio­nes da­das por las ad­mi­nis­tra­cio­nes, sino a las re­so­lu­cio­nes ju­di­cia­les que se es­tán fa­llan­do fru­to del va­cío le­gal que el sec­tor re­gis­tró en­tre los años 2009 y 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.