Sán­chez evi­ta el de­ba­te con Ca­sa­do y du­da so­bre los de­más

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

No ha­brá un ca­ra a ca­ra en­tre Sán­chez y Ca­sa­do. Aún no es ofi­cial pe­ro los in­ter­lo­cu­to­res con­sul­ta­dos del equi­po de cam­pa­ña del PSOE lo dan por se­gu­ro. No es del to­do una sor­pre­sa ya que los si­len­cios con­ti­nua­dos du­ran­te los úl­ti­mos 15 días an­te la pre­gun­ta de ese ca­ra a ca­ra apun­ta­ban en esa di­rec­ción.

Los con­te­ni­dos ele­gi­dos por el can­di­da­to del PP pa­ra su pre­cam­pa­ña, que coin­ci­den con los que ha es­gri­mi­do en los diez me­ses de go­bierno del PSOE, des­acon­se­jan ese tú a tú. Ca­ta­lu­ña, la uni­dad de Es­pa­ña y la re­la­ción de Po­de­mos y los in­de­pen­den­tis­tas que Ca­sa­do atri­bu­ye a Sán­chez se sa­len del to­do de los pa­rá­me­tros que el lí­der so­cia­lis­ta quie­re con­fe­rir a su cam­pa­ña.

Las ex­pre­sio­nes de las úl­ti­mas ho­ras del can­di­da­to del PP reafirman a quie­nes en el co­mi­té de es­tra­te­gia del PSOE con­si­de­ran que no les con­vie­ne fa­ci­li­tar el desa­rro­llo de la es­tra­te­gia de los po­pu­la­res. Su preo­cu­pa­ción es no con­tri­buir a ali­men­tar un men­sa­je que re­sul­ta per­tur­ba­dor pa­ra cien­tos de mi­les de po­ten­cia­les vo­tan­tes so­cia­lis­tas: que Sán­chez se en­tre­ga­rá a los in­de­pen­den­tis­tas a cam­bio de que vo­ten su in­ves­ti­du­ra co­mo pre­si­den­te. Sán­chez pac­ta­rá con “co­mu­nis­tas, in­de­pen­den­tis­tas y he­re­de­ros de ETA”, re­pi­te Ca­sa­do en alu­sión, por ese or­den, a Uni­das Po­de­mos, los par­ti­dos ca­ta­la­nes y Bil­du. Ayer mis­mo re­creó un es­ce­na­rio se­gún el cual Sán­chez ha­rá mi­nis­tros de su Eje­cu­ti­vo a Pa­blo Igle­sias, Car­les Puig­de­mont y Ar­nal­do Ote­gi. “El úni­co no es no de Sán­chez es el no a de­ba­tir”, afir­mó en la pre­sen­ta­ción de su pro­gra­ma, in­for­ma Na­ta­lia Jun­que­ra.

La vo­ta­ción en la Dipu­tación Per­ma­nen­te del Con­gre­so la pa­sa­da se­ma­na de los seis de­cre­tos que el Go­bierno pre­sen­tó pa­ra su con­va­li­da­ción im­pul­sa es­ta lí­nea de cam­pa­ña del PP. La afir­ma­ción de que Sán­chez “pre­fie­re las manos man­cha­das de san­gre a manos pin­ta­das de blanco” con­mo­vió a la di­rec­ción so­cia­lis­ta. An­te ese “tre­men­dis­mo” de po­co val­dría en un de­ba­te, se­gún in­ter­lo­cu­to­res so­cia­lis­tas, ex­pli­car que esos vo­tos, in­clui­do el de Bil­du, pe­ro tam­bién los de Ciu­da­da­nos en tres de­cre­tos, fue­ron pa­ra aproA di­fe­ren­cia de las cam­pa­ñas de 2015 y 2016, en es­ta oca­sión Pe­dro Sán­chez no tie­ne pre­vis­tos mí­ti­nes con Fe­li­pe Gon­zá­lez y José Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro. “El co­mi­té elec­to­ral no ha plan­tea­do la par­ti­ci­pa­ción de los ex­pre­si­den­tes. No es­ta­mos en una apues­ta esen­cia­lis­ta, es­ta­mos en una apues­ta de fu­tu­ro”, jus­ti­fi­có José Luis Ába­los. El del PSOE ar­gu­men­tó que el PP, en cu­ya cam­pa­ña José Ma­ría Az­nar y Mariano Ra­joy ten­drán vi­si­bi­li­dad, ape­la a su “reserva es­pi­ri­tual” debido a su “si­tua­ción trau­má­ti­ca” por la frag­men­ta­ción del vo­to de de­re­chas. bar la am­plia­ción de los per­mi­sos de pa­ter­ni­dad, la pro­tec­ción de los es­pa­ño­les afec­ta­dos por un Bre­xit sin acuer­do, o el sub­si­dio pa­ra pa­ra­dos de más de 52 años.

La ne­ce­si­dad de ar­gu­men­tar con ca­rác­ter de­fen­si­vo es to­do lo con­tra­rio a lle­var la ini­cia­ti­va, se­ña­lan fuen­tes so­cia­lis­tas pa­ra ex­pli­car el nu­lo in­te­rés en ir a un ca­ra a ca­ra con Ca­sa­do. La de­ci­sión se to­ma­rá es­ta se­ma­na, afir­mó ayer el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción ymi­nis­tro de Fo­men­to, José Luis Ába­los, que re­me­mo­ró la par­ti­ci­pa­ción en de­ba­tes de an­te­rio­res lí­de­res del PP.

José Ma­ría Az­nar so­lo par­ti­ci­pó en dos de­ba­tes con­tra Fe­li­pe Gon­zá­lez en 1993, cuan­do era el as­pi­ran­te a la pre­si­den­cia del Go­bierno; en 1996, cuan­do to­dos los pro­nós­ti­cos apun­ta­ban a su vic­to­ria, Az­nar rehu­só de­ba­tir. En el 2000 Az­nar, ya pre­si­den­te, di­jo no a un de­ba­te con Joa­quín Al­mu­nia. En 2004 otro as­pi­ran­te del PP, Mariano Ra­joy, tam­po­co qui­so de­ba­tir, con el en­ton­ces can­di­da­to, José Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro. En 2015 sí se en­fren­tó con Pe­dro Sán­chez pe­ro se ne­gó en 2016. Pa­re­ce que los pre­si­den­tes en ejer­ci­cio pre­fie­ren co­rrer po­cos ries­gos. Tan es así, que el lí­der so­cia­lis­ta se li­mi­ta­rá, se­gún la pre­vi­sión ac­tual, a un so­lo de­ba­te con sus ad­ver­sa­rios. Aún no se ha com­pro­me­ti­do a nin­guno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.