La iz­quier­da tra­ta de dar un gi­ro so­cial a la agen­da y evi­tar el asun­to ca­ta­lán

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

28-A —aun­que no lo pa­rez­ca, la ofi­cial em­pie­za de ver­dad la pró­xi­ma me­dia­no­che— ha trans­cu­rri­do has­ta aho­ra ba­jo el es­tré­pi­to de los gran­des con­cep­tos. Se agi­tan ban­de­ras, se ha­bla en nom­bre de la Na­ción, se in­vo­ca a los muer­tos, la Cons­ti­tu­ción es­tá en bo­ca de to­dos, res­ta­llan pa­la­bras co­mo co­mu­nis­mo, te­rro­ris­mo, fran­quis­mo... De las mi­nu­cias de la ges­tión pú­bli­ca, ape­nas se de­ba­te. Has­ta la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca su­fre pa­ra ha­cer­se no­tar en­tre la chá­cha­ra so­bre los to­ros y la ca­za.

La iz­quier­da in­ten­ta dar un gi­ro a la agen­da. La cues­tión ca­ta­la­na no es la me­jor ba­za elec­to­ral pa­ra PSOE y Po­de­mos, así que am­bos tra­tan de ju­gar en el te­rreno en que se sien­ten más fuer­tes, el so­cial. Eso no quie­re de­cir que ce­dan a sus con­tra­rios el mo­no­po­lio de las pa­la­bras so­lem­nes. En un au­la aba­rro­ta­da de la Uni­ver­si­dad de Má­la­ga, Pa­blo Igle­sias tam­bién in­vo­có ayer la pa­tria y la Cons­ti­tu­ción, cu­yos ar­tícu­los so­cia­les ha con­ver­ti­do aho­ra en guía de su pro­gra­ma. La pa­tria de Igle­sias no es la mis­ma que la de Abas­cal. La del lí­der de Uni­das Po­de­mos, se­gún ex­pli­có, es “la pa­tria de los hos­pi­ta­les, la de las es­cue­las, la de los ser­vi­cios pú­bli­cos...”. “La pa­tria de las co­sas de co­mer”, re­su­mió. Una pa­tria dis­tin­ta, aun­que tam­bién sus­cep­ti­ble de ser trai­cio­na­da. Pri­va­ti­zar una em­pre­sa pú­bli­ca pa­ra que aca­be en ma­nos de una “mul­ti­na­cio­nal ex­tran­je­ra”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.