Los so­cia­lis­tas de­fien­den el Es­ta­do de las au­to­no­mías fren­te a la re­cen­tra­li­za­ción del PP

El País (1ª Edición) - - PORTADA - Tono com­pla­cien­te

Pe­dro Sán­chez reivin­di­có ayer el Es­ta­do de las au­to­no­mías fren­te a la re­cen­tra­li­za­ción de com­pe­ten­cias que pro­po­ne el PP co­mo con­ten­ción a la fu­ga de sus vo­tan­tes a Vox, que de­fien­de su su­pre­sión y “un so­lo go­bierno y un so­lo Par­la­men­to pa­ra to­da Es­pa­ña”. El can­di­da­to del par­ti­do en el Go­bierno se com­pro­me­tió a re­sol­ver el pro­ble­ma de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­co que arras­tra la Co­mu­ni­dad va­len­cia­na, pe­na­li­za­da por el sis­te­ma vi­gen­te, ob­so­le­to des­de 2014.

“No veía la­tir el co­ra­zón de so­cia­lis­mo tan fuer­te co­mo en es­tas elec­cio­nes”, agi­tó Sán­chez a los 1.300 mi­li­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes en el Pa­lau de la Ces­ta de Cas­te­llón. Una vez más, co­mo ter­mi­nó sien­do ha­bi­tual en la pre­cam­pa­ña, un mi­llar de per­so­nas se que­da­ron fue­ra por la fal­ta de aforo y si­guie­ron el mi­tin en unas pan­ta­llas.

La Co­mu­ni­dad va­len­cia­na ha ad­qui­ri­do una con­si­de­ra­ción es­tra­té­gi­ca en la ho­ja de ru­ta del pre­si­den­te del Go­bierno. Pe­dro Sán­chez ha res­pon­di­do a la de­ci­sión de su ho­mó­lo­go au­to­nó­mi­co, Xi­mo Puig, de ha­cer coin­ci­dir sus elec­cio­nes con las ge­ne­ra­les, en una suer­te de su­per­do­min­go va­len­ciano, con una im­pli­ca­ción to­tal en la que pro­ta­go­ni­za­rá tres mí­ti­nes, re­par­ti­dos por ca­da una de las pro­vin­cias de una re­gión que re­par­te 32 es­ca­ños al Con­gre­so. Ayer se es­tre­nó en Cas­te­llón, la se­ma­na que vie­ne es­ta­rá en Ali­can­te y ce­rra­rá en Va­len­cia.

“La me­jor en­cues­ta es que la gen­te vo­te al PSOE”, afir­mó Su­sa­na Ros, ca­be­za de lis­ta al Con­gre­so. Co­mo en el arran­que en Dos Her­ma­nas, con­ven­cer a los in­de­ci­sos cen­tró to­dos los es­fuer­zos de Sán­chez, que pi­dió el res­pal­do a quie­nes “siem­pre” han vo­ta­do al PSOE a los que lo han he­cho “al­guLa eco­no­mía es­pa­ño­la ha em­pe­za­do 2019 con una di­ná­mi­ca po­si­ti­va, pe­ro la des­ace­le­ra­ción glo­bal em­pie­za a ha­cer me­lla: el Go­bierno es­ti­ma que el PIB cre­ce­rá el 2,1% es­te año, prác­ti­ca­men­te el do­ble que la zo­na eu­ro. “Las pers­pec­ti­vas pa­ra el pri­mer tri­mes­tre son de cier­ta des­ace­le­ra­ción (...) Se si­gue crean­do em­pleo y se si­gue re­du­cien­do la ta­sa de pa­ro”, apun­ta el do­cu­men­to en un tono com­pla­cien­te que ca­sa mal con la ra­len­ti­za­ción de la eco­no­mía eu­ro­pea.

Ese ex­ce­si­vo op­ti­mis­mo se ali­ña in­clu­so con al­gún da­to fal­so: el tex­to ase­gu­ra que “Es­pa­ña ha cum­pli­do el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit en 2018”. Y no: el dé­fi­cit ce­rró en el 2,6% del PIB, el más abul­ta­do de Eu­ro­pa y me­dio pun­to por en­ci­ma del ob­je­ti­vo pac­ta­do en su mo­men­to con Bru­se­las. La deu­da pú­bli­ca ro­za tam­bién el 100% del PIB y de­ja a Es­pa­ña co­mo cla­ro can­di­da­to al con­ta­gio si vuel­ven las cur­vas en el mer­ca­do de deu­da pú­bli­ca, con Fran­cia e Ita­lia ele­van­do los dé­fi­cit pre­vis­tos pa­ra 2020. na vez” en los 40 años trans­cu­rri­dos des­de el fi­nal de la dic­ta­du­ra. “La tri­ple de­re­cha es­pa­ño­la y to­das las eu­ro­peas quie­ren rom­per­lo to­do”, ad­vir­tió Frans Tim­mer­mans. “Nos en­con­tra­mos en una lu­cha por el al­ma de Eu­ro­pa”, sen­ten­ció el can­di­da­to so­cial­de­mó­cra­ta a la pre­si­den­cia de la Co­mi­sión Eu­ro­pea.

Puig des­ta­có al­gu­nas de las ini­cia­ti­vas más ce­le­bres de su Eje­cu­ti­vo, co­mo el fi­nal de los co­pa­gos. “Un mi­llón y me­dio de va­len­cia­nos no pa­gan las me­di­ci­nas”, afir­mó. Las com­pa­ra­cio­nes con los an­te­rio­res go­bier­nos del PP fue­ron cons­tan­tes. “Te­nía­mos una hi­po­te­ca repu­tacio­nal que nos ha­cía sen­tir ver­güen­za. Mien­tras es­ta­ban ro­ban­do re­cor­tan­do en de­re­chos. Ha­bía un cli­ma de co­rrup­ción sis­té­mi­ca”, zan­jó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.