“En ‘El in­ter­me­dio’ río y llo­ro”

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Ha­ce días, en la fies­ta del pro­gra­ma 2.000 de El in­ter­me­dio, San­dra Sa­ba­tés su­frió uno de los po­cos tro­pie­zos que se le re­cuer­dan en an­te­na. Su­bía al es­tra­do de la sa­la Flo­ri­da Park de Ma­drid, des­de don­de se emi­tía el es­pa­cio, cuan­do uno de sus ta­co­na­zos sa­lió vo­lan­do. “Sé que soy tu prín­ci­pe azul, pe­ro es­toy com­pro­me­ti­do”, le sol­tóW­yo­ming a su com­pa­ñe­ra del in­for­ma­ti­vo más co­rro­si­vo de la pa­rri­lla, mien­tras ella se reha­cía con una son­ri­sa y se­guía con el guion pre­vis­to. Así de­be de ser y así apa­re­ce. Tan im­pe­ca­ble en las for­mas co­mo im­pe­ne­tra­ble en el fon­do. Cor­dia­lí­si­ma y ca­ri­ño­sa, no suel­ta ni­me­dia pren­da más de las que quie­re. Es tí­mi­da, di­ce, y le cues­ta ha­blar de sí mis­ma.

¿Co­no­ce los guio­nes y los chis­tes an­tes de sa­lir a an­te­na?

Cla­ro. Ade­más, co­mo pe­rio­dis­ta, tra­tas de es­tar in­for­ma­da de la ac­tua­li­dad pa­ra te­ner­lo to­do con­tro­la­do. Aun así, los guio­nis­tas te sor­pren­den ca­da día.

Pe­se a ser la del es­pa­cio, ¿le cues­ta con­te­ner la ri­sa?

Mu­cho. A ve­ces, los guio­nis­tas tra­ba­jan con­tra re­loj, no po­de­mos en­sa­yar y te co­mes el chis­te de Wyo­ming en di­rec­to. Ade­más, él es muy da­do a pin­char­me. O sea, que las me­te do­bla­das. Si ve que se te es­tá es­ca­pan­do la ri­sa, ha­ce lo im­po­si­ble pa­ra sa­car­te la car­ca­ja­da. A ve­ces cues­ta man­te­ner la com­pos­tu­ra. Es un pro­gra­ma de mu­chas emo­cio­nes. Con­fie­se al­gún so­fo­co en vi­vo. Mu­chos, pe­ro qui­zá con As­cen­sión Men­die­ta, la an­cia­na que con­si­guió des­en­te­rrar a su pa­dre gra­cias al se­gui­mien­to de su ca­so que hi­zo Gon­zo cuan­do el PP se jac­ta­ba de no gas­tar ni un eu­ro a res­ca­tar muer­tos de las cu­ne­tas. Fue muy im­por­tan­te y emo­cio­nan­te. Con­ta­mos la ac­tua­li­dad, y no siem­pre es di­ver­ti­da. En El in­ter­me­dio, a ve­ces río y otras llo­ro. fue pro­fé­ti­co res­pec­to a las

¿Qué po­de­mos ha­cer pa­ra que vuel­va a ser gra­cio­so?

Es tra­ba­jo de los pe­rio­dis­tas vol­ver a ga­nar­nos la cre­di­bi­li­dad, ser crí­ti­cos, fis­ca­li­zar a los po­lí­ti­cos, des­en­mas­ca­rar los bu­los e in­for­mar, que es nues­tra la­bor. Es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad. ¿Hay no­ti­cias sin gra­cia? El hu­mor ayu­da a di­ge­rir­las, pe­ro el pro­cés me ge­ne­ra tris­te­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.