Pa­pas y mo­jo pa­ra sa­car el es­ca­ño

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

A 1,6 ki­ló­me­tros del gua­chin­che Más que car­ne, un res­tau­ran­te po­pu­lar de Te­ne­ri­fe don­de Coa­li­ción Ca­na­ria (CC) ce­le­bró el fin de se­ma­na un ac­to con unos 200 mi­li­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes, es­tá la cár­cel de Te­ne­ri­fe II. Allí duer­me des­de ha­ce se­ma­nas Mi­guel Ze­ro­lo, exal­cal­de de San­ta Cruz y uno de los his­tó­ri­cos del par­ti­do, con­de­na­do a sie­te años de pri­sión por pre­va­ri­ca­ción y mal­ver­sa­ción. Pe­ro el áni­mo no es­ta­ba de­caí­do en­tre la gen­te, bu­lli­cio­sa, aun­que el CIS apun­ta a que CC po­dría per­der su úni­co es­ca­ño.

“Si no me creo ni mis pro­pias en­cues­tas, me­nos me voy a creer las ofi­cia­les”, res­pon­día a EL PAÍS Jo­sé Ma­nuel Ber­mú­dez, ac­tual al­cal­de de San­ta Cruz, mien­tras dis­fru­ta­ba en­tre ve­ci­nos del po­llo asa­do y el bis­tec con mo­jo y pa­pas fri­tas. Pe­ro lo cier­to es que, des­de las ge­ne­ra­les de 2000 has­ta aho­ra, con la es­ci­sión de Nue­va Ca­na­rias de por me­dio, CC ha per­di­do 170.000 vo­tos en las elec­cio­nes al Con­gre­so. CC. “Mi pa­dre, to­da la vi­da fue de Ani Ora­mas, y no­so­tros he­mos se­gui­do el ca­mino que él nos tra­zó. La ve­mos co­mo más hu­ma­na”, cuen­ta Ma­ri. “Más que na­cio­na­lis­tas, so­mos de Coa­li­ción Ca­na­ria”.

La ca­na­rie­dad de CC tie­ne al­go di­fu­so. Pa­ra el his­to­ria­dor Do­min­go Ga­rí, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de La La­gu­na, es una re­for­mu­la­ción del cos­tum­bris­mo ca­tó­li­co es­pa­ñol al que se le han aña­di­do ele­men­tos co­mo el car­na­val, el in­su­la­ris­mo o cier­to guan­chis­mo blan­quea­do “des­po­ja­do” de su di­men­sión afri­ca­na. “Al­gu­nos de los di­ri­gen­tes his­tó­ri­cos de CC te­nían la­zos con el fran­quis­mo”, afir­ma.

Eso con­tras­ta, se­gún Ga­rí, con el pri­mer na­cio­na­lis­mo ca­na­rio, que emer­gió al ca­lor de la in­de­pen­den­cia de las úl­ti­mas co­lo­nias es­pa­ño­las en Amé­ri­ca. “Ese mo­vi­mien­to era ur­bano, obre­ris­ta y con pul­sio­nes anar­quis­tas. En CC, lo ca­na­rio es la se­ño­ra llo­ran­do cuan­do lle­van la vir­gen de la Can­de­la­ria por la au­to­pis­ta, que pa­re­ce al­go ca­si de Bu­ñuel”. El so­ció­lo­go Al­ber­to Báez, pro­fe­sor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.