Es­pa­cio la­bo­ral en com­pa­ñía

El País (1ª Edición) - - PORTADA -

Si es­tá sen­ta­do an­te el or­de­na­dor de la ofi­ci­na le­yen­do es­te re­por­ta­je. Si tie­ne a su al­re­de­dor a los mis­mos com­pa­ñe­ros de siem­pre. Si le abu­rre su tra­ba­jo, se­pa que hay gen­te co­mo us­ted que un día se le­van­tó de una si­lla co­mo la su­ya y cam­bió de plan. Al­ber­to Be­lón, de 37 años, es uno de ellos. “De­ci­dí de­jar de en­tre­gar mi vi­da a las gran­des com­pa­ñías y me fui”.

Be­lón tie­ne aho­ra un pues­to de tra­ba­jo en un co­wor­king (es­pa­cio de tra­ba­jo com­par­ti­do). Ayer co­mió en ca­sa y lle­gó an­tes de que se duer­ma su hi­jo. Es due­ño de su ho­ra­rio. Ga­na más di­ne­ro y tra­ba­ja me­nos ho­ras. No tie­ne je­fes a la vis­ta. Tam­po­co tie­ne va­ca­cio­nes pa­ga­das ni ba­jas la­bo­ra­les. Es au­tó­no­mo y tra­ba­ja de in­for­má­ti­co. Es­tá con­ten­to con su de­ci­sión pe­ro hoy tie­ne 38,5 de fie­bre y no ha po­di­do que­dar­se en ca­sa. “Ten­go mu­chí­si­mo tra­ba­jo”, afir­ma. El 28 de abril irá a vo­tar, pe­ro de­sen­can­ta­do. “Es ab­sur­do con­fiar en lo que di­cen los po­lí­ti­cos”, sen­ten­cia.

Al la­do de Be­lón, em­pren­de­dor ti­po, es­tán Ál­va­ro Caba y Leo­nar­do An­te­lo, de 29 y 33 años, con­sul­to­res SAP de una em­pre­sa con se­de en Bar­ce­lo­na. Son la otra ca­ra de la mo­ne­da de es­tos es­pa­cios de tra­ba­jo com­par­ti­do, un mo­de­lo que no pa­ra de cre­cer en to­do el mun­do. Ma­drid y Bar­ce­lo­na su­ma­ban ca­si 56.000 me­tros cua­dra­dos de co­wor­king a fi­na­les de 2018, lo que su­pu­so un cre­ci­mien­to del 70% res­pec­to a 2017, se­gún la con­sul­to­ra in­mo­bi­lia­ria Cush­man & Wa­ke­field. Ca­da vez más em­pre­sas op­tan por al­qui­lar pues­tos pa­ra sus tra­ba­ja­do­res en es­tos lu­ga­res, en los que se reparten los gas­tos co­mu­nes y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.